fbpx
3 de marzo 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

LaCabeza: un mapa de la cultura contemporánea iberoamericana

3 de marzo 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

portada

A veces, en la vida, surge la oportunidad de hacer lo que realmente te apetece, sin tener que responder a nada más que a tu pasión. Para Julie Turcas, una rotura de muñeca fue el detonante que la llevó a perseguir sus verdaderas inquietudes. Llevaba tiempo hablando de crear su propia revista, junto a Ernesto Ramírez, diseñador gráfico y creativo, pero no acababan de dar con la fórmula.

El formato de la programación de la filmoteca española les llamó la atención y lo tomaron como inspiración para crear el primer número de LaCabeza, una revista gratuita trimestral concebida como un medio de ‘divulgación e intercambio cultural de la lengua española’.

La temática es totalmente libre, aunque suele girar en torno a ensayos. En el número 3 de LaCabeza, por ejemplo, aparece un artículo que celebra el arte de escribir, un obituario, un repaso a la enloquecida y frenética vida del actor de culto alemán Klaus Kinski y un ensayo abstracto sobre la “indecibilidad”, una critica a la indecisión e indiferencia de nuestro sistema político. Todo está creado por colaboradores desinteresados que no piden nada más allá de que aparezca su firma. La portada de cada número es diseñada por un artista invitado.

2c

La conexión entre culturas se fomenta a través de colaboraciones entre escritores y ilustradores. «Se trata de experimentar con dos puntos de vista. Por ejemplo, si el autor de un texto es español, la ilustración que aparece junto a él es de un colombiano. Intentamos fomentar el intercambio cultural entre los países de Iberoamérica. El próximo paso que queremos dar es hacer un artículo a partir de una ilustración en vez de viceversa», sostiene Ramírez.

El formato es, quizá, una de las cosas que más ha llamado la atención de la revista. LaCabeza toma prestado el formato de un mapa de toda la vida. En el interior se encuentran los artículos, y en la parte exterior el autor invitado diseña un póster que cubre la página completa. Se abre, se dobla y cada rincón desvela una parte más del puzzle que conforma su contenido.

333

La distribución también ha tomado una forma poco convencional. Turcas y Ramírez siguen pateandose las calles de Madrid, dejando la revista en emplazamientos como el Museo Reina Sofía o tiendas rebuscadas, pero su expansión internacional se ha producido de una manera inesperada, según el diseñador gráfico.

«Varias veces nos han llamado personas de otros países a su paso por Madrid y nos piden ejemplares para llevarse a su tierra. El otro día contactó conmigo una persona para llevar unos ejemplares a Mallorca. Se lo han llevado hasta Perú o México. Nos encanta ver cómo la gente hace un hueco en su maleta para llevarse la revista por ahí. En el caso de Barcelona, aprovechamos cada salida de número como excusa para visitar amigos y llevar las revistas a sitios como el MACBA». Gracias a está forma de compartir la revista se puede conseguir en 9 paises.

El primer número fue autofinanciado con la ayuda de sus amigos. «Les contamos el proyecto y nos echaron una mano con el contenido y con dinero. Tres números después ya empezó a tomar vida propia. Ya acuden a nosotros colaboradores por su cuenta. Hay gente que nos ve en blogs y nos dice que quiere contribuir. Nos ha llamado una chica de Barcelona para editar la publicación gratis. Toda esta gente se ofrece de manera altruista. Es un proyecto que la gente lo siente como suyo».

444

Los autores de LaCabeza insisten en que han cumplido todos los plazos hasta el momento, pero al ser una revista que no tiene publicidad, los autores viven completamente al día. Turcas trabaja como editora gráfica en Progresa y Ramírez es diseñador y creativo freelance, dos labores que les permiten sostener el proyecto.   La tirada actual es de mil ejemplares y para mantenerlo han tenido que hacer malabares. Para el segundo y tercer número lograron un patrocinio muy discreto de la marca de bebidas Ricard.

Para el 4, el poder de la conectividad de Facebook ha sido su salvación. «No teníamos financiación para este número hasta que escribí una nota en Facebook pidiendo ayuda. Uno de nuestros seguidores tenía una imprenta y se ofreció a hacerlo gratis».

¿Pero qué es lo que persiguen Turcas y Ramírez con este proyecto?

«Esperamos crear una red posterior de creadores iberamericanos. La idea es crear un mapa en el que puedas visualizar dónde se encuentra cada persona que ha colaborado con LaCabeza. Es una manera de conectar y crear una red de talento iberoamericana».

¿Y por qué ese nombre?

«Es la calle donde vivimos. Es donde concebimos y creamos el proyecto», explica Ramírez.

6c

5c

7c

DSC03803

portada

A veces, en la vida, surge la oportunidad de hacer lo que realmente te apetece, sin tener que responder a nada más que a tu pasión. Para Julie Turcas, una rotura de muñeca fue el detonante que la llevó a perseguir sus verdaderas inquietudes. Llevaba tiempo hablando de crear su propia revista, junto a Ernesto Ramírez, diseñador gráfico y creativo, pero no acababan de dar con la fórmula.

El formato de la programación de la filmoteca española les llamó la atención y lo tomaron como inspiración para crear el primer número de LaCabeza, una revista gratuita trimestral concebida como un medio de ‘divulgación e intercambio cultural de la lengua española’.

La temática es totalmente libre, aunque suele girar en torno a ensayos. En el número 3 de LaCabeza, por ejemplo, aparece un artículo que celebra el arte de escribir, un obituario, un repaso a la enloquecida y frenética vida del actor de culto alemán Klaus Kinski y un ensayo abstracto sobre la “indecibilidad”, una critica a la indecisión e indiferencia de nuestro sistema político. Todo está creado por colaboradores desinteresados que no piden nada más allá de que aparezca su firma. La portada de cada número es diseñada por un artista invitado.

2c

La conexión entre culturas se fomenta a través de colaboraciones entre escritores y ilustradores. «Se trata de experimentar con dos puntos de vista. Por ejemplo, si el autor de un texto es español, la ilustración que aparece junto a él es de un colombiano. Intentamos fomentar el intercambio cultural entre los países de Iberoamérica. El próximo paso que queremos dar es hacer un artículo a partir de una ilustración en vez de viceversa», sostiene Ramírez.

El formato es, quizá, una de las cosas que más ha llamado la atención de la revista. LaCabeza toma prestado el formato de un mapa de toda la vida. En el interior se encuentran los artículos, y en la parte exterior el autor invitado diseña un póster que cubre la página completa. Se abre, se dobla y cada rincón desvela una parte más del puzzle que conforma su contenido.

333

La distribución también ha tomado una forma poco convencional. Turcas y Ramírez siguen pateandose las calles de Madrid, dejando la revista en emplazamientos como el Museo Reina Sofía o tiendas rebuscadas, pero su expansión internacional se ha producido de una manera inesperada, según el diseñador gráfico.

«Varias veces nos han llamado personas de otros países a su paso por Madrid y nos piden ejemplares para llevarse a su tierra. El otro día contactó conmigo una persona para llevar unos ejemplares a Mallorca. Se lo han llevado hasta Perú o México. Nos encanta ver cómo la gente hace un hueco en su maleta para llevarse la revista por ahí. En el caso de Barcelona, aprovechamos cada salida de número como excusa para visitar amigos y llevar las revistas a sitios como el MACBA». Gracias a está forma de compartir la revista se puede conseguir en 9 paises.

El primer número fue autofinanciado con la ayuda de sus amigos. «Les contamos el proyecto y nos echaron una mano con el contenido y con dinero. Tres números después ya empezó a tomar vida propia. Ya acuden a nosotros colaboradores por su cuenta. Hay gente que nos ve en blogs y nos dice que quiere contribuir. Nos ha llamado una chica de Barcelona para editar la publicación gratis. Toda esta gente se ofrece de manera altruista. Es un proyecto que la gente lo siente como suyo».

444

Los autores de LaCabeza insisten en que han cumplido todos los plazos hasta el momento, pero al ser una revista que no tiene publicidad, los autores viven completamente al día. Turcas trabaja como editora gráfica en Progresa y Ramírez es diseñador y creativo freelance, dos labores que les permiten sostener el proyecto.   La tirada actual es de mil ejemplares y para mantenerlo han tenido que hacer malabares. Para el segundo y tercer número lograron un patrocinio muy discreto de la marca de bebidas Ricard.

Para el 4, el poder de la conectividad de Facebook ha sido su salvación. «No teníamos financiación para este número hasta que escribí una nota en Facebook pidiendo ayuda. Uno de nuestros seguidores tenía una imprenta y se ofreció a hacerlo gratis».

¿Pero qué es lo que persiguen Turcas y Ramírez con este proyecto?

«Esperamos crear una red posterior de creadores iberamericanos. La idea es crear un mapa en el que puedas visualizar dónde se encuentra cada persona que ha colaborado con LaCabeza. Es una manera de conectar y crear una red de talento iberoamericana».

¿Y por qué ese nombre?

«Es la calle donde vivimos. Es donde concebimos y creamos el proyecto», explica Ramírez.

6c

5c

7c

DSC03803

Compártelo twitter facebook whatsapp
Frases para inspirar los lunes
La revista infantil que resiste las bombas en Siria
El alfabeto nacido de una portada de Yorokobu
The Art of Ping Pong o cómo crear algo de la nada
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *