25 de septiembre 2019    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El circo (para adultos) ha llegado a la ciudad

25 de septiembre 2019    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El dicho reza que pan y circo es lo que necesita el pueblo, pero la cervecería californiana Lagunitas ha decidido darle una merecida vuelta de tuerca al concepto y ofrece ahora cerveza y circo, que es una combinación mucho más estimulante.

La legendaria cerveza artesanal californiana lleva unos meses introduciéndose en el mercado español, y para celebrarlo se les ha ocurrido traer a Madrid su fiesta insigne: el Lagunitas Beer Circus, que se celebrará este sábado 28 en el Autocine Madrid Race.

En el pasado el circo visibilizó a los frikis e inadaptados de la sociedad, puso el foco en realidades que normalmente se escondían. Hoy los frikis hemos ganado la batalla y no necesitamos estar encima de un escenario para reivindicar nuestra existencia. Por ello, Lagunitas llama a todo el mundo a celebrar aquello que le hace especial, a disfrazarse, a pintarse y a exagerar su auténtico yo.

En ediciones anteriores de este festival, como la que se celebró el pasado verano en Londres, lo más interesante fue ver cómo el espectáculo de tres pistas se fundía con el que se daba entre el público, cómo el show se diluía entre la gente. Los disfraces eran tan auténticos y el ambiente tan festivo que costaba diferenciar entre circo y realidad.

A este espectáculo democrático y transversal se unen otros reclamos destacables: un nuevo recinto al abierto para aprovechar las últimos días de buen tiempo, food trucks, conciertos, y una cuidada selección de cervezas son algunos de ellos. El circo se convierte así en un espectáculo para mayores, y el cambio le sienta espectacularmente bien.

Hay otras modificaciones interesantes. Aquí el único animal que vas a ver es la ilustración del perrete que hace las veces de logo de Lagunitas, porque un circo con animales es tan anacrónico como uno con gladiadores. De hecho, parte del dinero de tu entrada irá destinado a la protectora de animales Salvando Peludos.

Su estética bebe de la tradición de los freak shows de principios del siglo XX, esa atmósfera que tan bien supo retratar Tim Burton en Big Fish o Ryan Murphy en la cuarta entrega de American Horror Story.

Pero Lagunitas Beer Circus trasciende la estética y es mucho más que un lugar instagrameable. La sinergia entre escenario y público es total y el ambiente que se crea no se puede retratar en ninguna foto. Además, el hecho de que se prescinda de las gradas y se limiten los espacios para sentarse proporciona cierto dinamismo y agilidad.

El circo es fiel reflejo de la sociedad a la que quiere entretener. Por eso, en su edición española, Lagunitas Beer Circus entronca con los espectáculos cabareteros del Berlín de entreguerras, con la actitud desenfadada del burlesque y la revista e incluso con el lenguaje del folclore español.

Los encargados de organizar este festival son los productores de los espectáculos de The Hole, lo que asegura altas dosis de fiesta y gamberrismo. Así que ponte tus mejores galas y prepárate para el espectáculo. El circo ha llegado a la ciudad.

El dicho reza que pan y circo es lo que necesita el pueblo, pero la cervecería californiana Lagunitas ha decidido darle una merecida vuelta de tuerca al concepto y ofrece ahora cerveza y circo, que es una combinación mucho más estimulante.

La legendaria cerveza artesanal californiana lleva unos meses introduciéndose en el mercado español, y para celebrarlo se les ha ocurrido traer a Madrid su fiesta insigne: el Lagunitas Beer Circus, que se celebrará este sábado 28 en el Autocine Madrid Race.

En el pasado el circo visibilizó a los frikis e inadaptados de la sociedad, puso el foco en realidades que normalmente se escondían. Hoy los frikis hemos ganado la batalla y no necesitamos estar encima de un escenario para reivindicar nuestra existencia. Por ello, Lagunitas llama a todo el mundo a celebrar aquello que le hace especial, a disfrazarse, a pintarse y a exagerar su auténtico yo.

En ediciones anteriores de este festival, como la que se celebró el pasado verano en Londres, lo más interesante fue ver cómo el espectáculo de tres pistas se fundía con el que se daba entre el público, cómo el show se diluía entre la gente. Los disfraces eran tan auténticos y el ambiente tan festivo que costaba diferenciar entre circo y realidad.

A este espectáculo democrático y transversal se unen otros reclamos destacables: un nuevo recinto al abierto para aprovechar las últimos días de buen tiempo, food trucks, conciertos, y una cuidada selección de cervezas son algunos de ellos. El circo se convierte así en un espectáculo para mayores, y el cambio le sienta espectacularmente bien.

Hay otras modificaciones interesantes. Aquí el único animal que vas a ver es la ilustración del perrete que hace las veces de logo de Lagunitas, porque un circo con animales es tan anacrónico como uno con gladiadores. De hecho, parte del dinero de tu entrada irá destinado a la protectora de animales Salvando Peludos.

Su estética bebe de la tradición de los freak shows de principios del siglo XX, esa atmósfera que tan bien supo retratar Tim Burton en Big Fish o Ryan Murphy en la cuarta entrega de American Horror Story.

Pero Lagunitas Beer Circus trasciende la estética y es mucho más que un lugar instagrameable. La sinergia entre escenario y público es total y el ambiente que se crea no se puede retratar en ninguna foto. Además, el hecho de que se prescinda de las gradas y se limiten los espacios para sentarse proporciona cierto dinamismo y agilidad.

El circo es fiel reflejo de la sociedad a la que quiere entretener. Por eso, en su edición española, Lagunitas Beer Circus entronca con los espectáculos cabareteros del Berlín de entreguerras, con la actitud desenfadada del burlesque y la revista e incluso con el lenguaje del folclore español.

Los encargados de organizar este festival son los productores de los espectáculos de The Hole, lo que asegura altas dosis de fiesta y gamberrismo. Así que ponte tus mejores galas y prepárate para el espectáculo. El circo ha llegado a la ciudad.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los cielos azules de Anton Kusters que evocan el Holocausto
«Pretendemos devolver a su sitio al periodismo de siempre»
El salón de la fama
Y tú más: ¡Bollera!
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies