fbpx
29 de julio 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Arte islámico para acercar a las personas

29 de julio 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Lo que siente Nuria García Masip no es muy diferente a lo del resto de la gente. Los textos emocionantes, las palabras bellas, le hacen reaccionar. A partir de ellas, del burbujeo que provocan en su mente, su creatividad se dispara. Es entonces cuando esas palabras cobran vida a través de sus manos y es así como diseña caligrafías árabes sugerentes y equilibradas.
Nuria García, que forma parte del numeroso cartel del Brief Festival que abrió inscripciones hace pocos días, explica que su atracción por el arte oriental tradicional viene de lejos. «Mi formación en literatura en los EEUU facilitó que conociera a mi primer maestro americano, Mohamad Zakariya. Él me inicio en este arte», explica.
Albirra
La calígrafa dice que el peculiar proceso de aprendizaje de este arte se asemeja al de, por ejemplo, las artes marciales orientales. «Se basa en una relación maestro-discípulo que implica mucha disciplina, práctica y dedicación».
Como su camino mira a la larga tradición de la escuela turco-otomana, parecía inevitable que no tardase en ir precisamente allí a seguir aprendiendo. «Después de mi primer maestro, en Estambul pude aprender con los grandes maestros calígrafos Hasan Çelebi y Davut Bektas».
Por aquella época, sus conocimientos de árabe eran básicos. Sin embargo, asegura que la prioridad era la de aprender turco para poder comunicarse con sus mentores. Abierta la vía, solo quedaba seguir mejorando.
Allah_g
García asegura que «una caligrafía sobresaliente se construye cuando hay un equilibro absoluto entre el respeto a las reglas y los principios clásicos, la interpretación personal y la maestría técnica del calígrafo». Por eso, ella se empeñaba en dominar las reglas sagradas de esta caligrafía y, a partir de ahí, introduce su propio criterio «en las estructuras, las formas de las letras y las palabras».
La calígrafa es además una convencida del poder del arte como motor de entendimiento. «Es importante poder presentarlo de una manera cualitativa para poder tender puentes y mejorar la comprensión entre nuestras culturas. Es una buena apertura».

Nuria García Masip estará junto a Bahman Panahi en el Brief Festival, del que Yorokobu es medio colaborador. Lo inaugurarán con una performance de caligrafía y música e impartirán un taller de caligrafía árabe y persa en la Casa Árabe. Puedes inscribirte gratis aquí.
prueba03_g
Nunwalqalam_g
nur
Alfathbig

Lo que siente Nuria García Masip no es muy diferente a lo del resto de la gente. Los textos emocionantes, las palabras bellas, le hacen reaccionar. A partir de ellas, del burbujeo que provocan en su mente, su creatividad se dispara. Es entonces cuando esas palabras cobran vida a través de sus manos y es así como diseña caligrafías árabes sugerentes y equilibradas.
Nuria García, que forma parte del numeroso cartel del Brief Festival que abrió inscripciones hace pocos días, explica que su atracción por el arte oriental tradicional viene de lejos. «Mi formación en literatura en los EEUU facilitó que conociera a mi primer maestro americano, Mohamad Zakariya. Él me inicio en este arte», explica.
Albirra
La calígrafa dice que el peculiar proceso de aprendizaje de este arte se asemeja al de, por ejemplo, las artes marciales orientales. «Se basa en una relación maestro-discípulo que implica mucha disciplina, práctica y dedicación».
Como su camino mira a la larga tradición de la escuela turco-otomana, parecía inevitable que no tardase en ir precisamente allí a seguir aprendiendo. «Después de mi primer maestro, en Estambul pude aprender con los grandes maestros calígrafos Hasan Çelebi y Davut Bektas».
Por aquella época, sus conocimientos de árabe eran básicos. Sin embargo, asegura que la prioridad era la de aprender turco para poder comunicarse con sus mentores. Abierta la vía, solo quedaba seguir mejorando.
Allah_g
García asegura que «una caligrafía sobresaliente se construye cuando hay un equilibro absoluto entre el respeto a las reglas y los principios clásicos, la interpretación personal y la maestría técnica del calígrafo». Por eso, ella se empeñaba en dominar las reglas sagradas de esta caligrafía y, a partir de ahí, introduce su propio criterio «en las estructuras, las formas de las letras y las palabras».
La calígrafa es además una convencida del poder del arte como motor de entendimiento. «Es importante poder presentarlo de una manera cualitativa para poder tender puentes y mejorar la comprensión entre nuestras culturas. Es una buena apertura».

Nuria García Masip estará junto a Bahman Panahi en el Brief Festival, del que Yorokobu es medio colaborador. Lo inaugurarán con una performance de caligrafía y música e impartirán un taller de caligrafía árabe y persa en la Casa Árabe. Puedes inscribirte gratis aquí.
prueba03_g
Nunwalqalam_g
nur
Alfathbig

Compártelo twitter facebook whatsapp
De la cola del INEM a Nueva York
Los protagonistas de las noticias en acuarelas
Las fiestas 4D de Ralph Lauren
Las 3 grandes referencias del diseño web
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *