27 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Las calles decoradas con un té calentito

27 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Con este frío un té calentito es una de las cosas que mejor entra. A mi personalmente me hace recordar lugares especiales, sitios a los que me gustaría teletransportarme al momento con una taza humeante en la mano y buena compañía. A Eric Rieger, el té caliente también le trae memorias de su familia, pero además es como hace llamar a su proyecto cuando realiza sus intervenciones artísticas.

HOT+TEA son trabajadas instalaciones con hilos de colores y tipografías con curiosas perspectivas. “Hago arte urbano no destructivo, una combinación de todo lo que me interesa, instalaciones, stencil y grafiti”, explica el artista de Mineápolis.

Antes de trabajar con hilos Eric escribía grafiti por las ciudades a las que iba, pero aquello le causó algún contratiempo. Para no generar problemas a su familia, tras graduarse en la universidad y sentir el vacío que le había dejado salir a la calle a pintar, tuvo la idea de crearse un alter ego y realizar su obra con otro material.

doublevision

“Me inspiran las posibilidades que ofrecen los lugares abandonados y trabajar con el entorno. Me gusta mucho solucionar problemas y romperme el coco para ver cómo puedo instalar algo que acompañe al lugar sin destruirlo. Siempre me ha gustado el grafiti tradicional y escritores como SLEJ o CRISPO. Pero ahora me fijo más en artistas que utilizan tecnología en sus obras, un buen ejemplo es Kit Webster y su trabajo experiencial”, comenta.

A Eric Rieger, le encanta viajar y la posibilidad de conocer nuevos lugares y gente. “Suelo viajar antes de llegar a los sitios a través de Google, desde allí investigo lugares en los que podría hacer algo, luego busco los materiales que necesito y me pongo manos a la obra, a veces me ayuda otra gente en algunas de las instalaciones”, añade el artista.

Hace poco cubrió parte del puente de Williamsburg en Nueva York con un arco iris de hilo para deleite de los peatones, y más recientemente ha viajado a San Francisco y Oakland para montar otras exposiones efímeras y seguir decorando las calles con sus hilos de colores.

HOLLYWOOD

LAartsdistrict

optimist1

Rituals12

8065748954_b75db0c605_c

6125606153_fcc8c39353_o

8503616903_8a8525db0c_c

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Con este frío un té calentito es una de las cosas que mejor entra. A mi personalmente me hace recordar lugares especiales, sitios a los que me gustaría teletransportarme al momento con una taza humeante en la mano y buena compañía. A Eric Rieger, el té caliente también le trae memorias de su familia, pero además es como hace llamar a su proyecto cuando realiza sus intervenciones artísticas.

HOT+TEA son trabajadas instalaciones con hilos de colores y tipografías con curiosas perspectivas. “Hago arte urbano no destructivo, una combinación de todo lo que me interesa, instalaciones, stencil y grafiti”, explica el artista de Mineápolis.

Antes de trabajar con hilos Eric escribía grafiti por las ciudades a las que iba, pero aquello le causó algún contratiempo. Para no generar problemas a su familia, tras graduarse en la universidad y sentir el vacío que le había dejado salir a la calle a pintar, tuvo la idea de crearse un alter ego y realizar su obra con otro material.

doublevision

“Me inspiran las posibilidades que ofrecen los lugares abandonados y trabajar con el entorno. Me gusta mucho solucionar problemas y romperme el coco para ver cómo puedo instalar algo que acompañe al lugar sin destruirlo. Siempre me ha gustado el grafiti tradicional y escritores como SLEJ o CRISPO. Pero ahora me fijo más en artistas que utilizan tecnología en sus obras, un buen ejemplo es Kit Webster y su trabajo experiencial”, comenta.

A Eric Rieger, le encanta viajar y la posibilidad de conocer nuevos lugares y gente. “Suelo viajar antes de llegar a los sitios a través de Google, desde allí investigo lugares en los que podría hacer algo, luego busco los materiales que necesito y me pongo manos a la obra, a veces me ayuda otra gente en algunas de las instalaciones”, añade el artista.

Hace poco cubrió parte del puente de Williamsburg en Nueva York con un arco iris de hilo para deleite de los peatones, y más recientemente ha viajado a San Francisco y Oakland para montar otras exposiones efímeras y seguir decorando las calles con sus hilos de colores.

HOLLYWOOD

LAartsdistrict

optimist1

Rituals12

8065748954_b75db0c605_c

6125606153_fcc8c39353_o

8503616903_8a8525db0c_c

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La cirugía estética no es un juego… y mucho menos de niños
¿Quieres componer como Dylan? Sigue sus consejos creativos
¿Vender marcas con publicidad? No, mejor con arte
La infografía que te cuenta los wearables que ya puedes usar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp