27 de diciembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Las casas sostenibles para gatos

27 de diciembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El cambio que busca un mundo más sostenible maneja parámetros diversos, que van desde la reutilización y reciclaje de materiales, que alargan la vida de los mismos y reducen la producción de residuos, a la elevación de la making culture (hazlo tú mismo) a la altura de dogma de vida. Como el cambio empieza en el jardín de casa, una buena manera de pegar el bandazo y declararse a favor de la nueva fe es haciendo la ecocasagatuna. ¿Cómo? Con imaginación y lo que sobre por ahí.

Desconozco si escribir un texto con gatos es deontológicamente reprobable. Los gatos y los bebés cuentan con -1 punto por sensiblería en el código de todo periodista que se precie. Por suerte, yo no me ‘precio’ y, si toca, toca.

La excusa era Giving Shelter, el acto benéfico anual que organiza Architects for Animals en Nueva York. La ONG, que se encarga de dar cobijo a gatos callejeros, convoca cada navidad a los estudios de arquitectura para que presenten diseños sostenibles para alojar a los mamíferos.

Algunos de los participantes fueron RMJM, FXFowle, Gage Clemenceau o H3, pero -atención a como vienen hilado el tema- el gato al agua (¡!) se lo llevó el proyecto conjunto de Kathryn Walton, creadora de The American Street Cat, y el estudio Co Adaptive Architecture, que convirtieron un cubo con asas en un magnífico y confortable apartamento monoplaza para felinos de mediano tamaño.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El cambio que busca un mundo más sostenible maneja parámetros diversos, que van desde la reutilización y reciclaje de materiales, que alargan la vida de los mismos y reducen la producción de residuos, a la elevación de la making culture (hazlo tú mismo) a la altura de dogma de vida. Como el cambio empieza en el jardín de casa, una buena manera de pegar el bandazo y declararse a favor de la nueva fe es haciendo la ecocasagatuna. ¿Cómo? Con imaginación y lo que sobre por ahí.

Desconozco si escribir un texto con gatos es deontológicamente reprobable. Los gatos y los bebés cuentan con -1 punto por sensiblería en el código de todo periodista que se precie. Por suerte, yo no me ‘precio’ y, si toca, toca.

La excusa era Giving Shelter, el acto benéfico anual que organiza Architects for Animals en Nueva York. La ONG, que se encarga de dar cobijo a gatos callejeros, convoca cada navidad a los estudios de arquitectura para que presenten diseños sostenibles para alojar a los mamíferos.

Algunos de los participantes fueron RMJM, FXFowle, Gage Clemenceau o H3, pero -atención a como vienen hilado el tema- el gato al agua (¡!) se lo llevó el proyecto conjunto de Kathryn Walton, creadora de The American Street Cat, y el estudio Co Adaptive Architecture, que convirtieron un cubo con asas en un magnífico y confortable apartamento monoplaza para felinos de mediano tamaño.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las nubes de interior de Berndnaut Smilde
Portadas de discos y revistas para pegar el cambiazo en un museo
Cómo convertirse en coleccionista de arte (aunque no seas rico)
La portada de Yorokobu de corte y confección
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad