19 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Un museo de ideas en Barcelona

19 de octubre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

“Una idea guardada en un cajón es una espina clavada en el corazón”. Pep Torres, inventor y autor de esta frase, se sacará pronto esa espina. Su gran idea, crear un espacio público dedicado a la creatividad y los inventos, está a punto de hacerse realidad en forma de museo. Se llamará miBa, ocupará los 600 metros cuadrados de un céntrico edificio de Barcelona y podrá visitarse a partir de enero de 2011.

miBa significa museo de ideas e inventos de Barcelona. Pero no es un museo convencional. Su principal diferencia respecto al resto de museos es que su público es… todo el mundo. “La temática de algunos, como el Museo Erótico, sesgan de forma drástica a determinado público, y la especialización de otros, como el Museo del Calzado, no interesan a todo el mundo. Sin embargo, los inventos gustan a todos”, considera Pep Torres.

Otra de las grandes diferencias es que miBa busca ofrecer algo más que un museo convencional. En realidad es un espacio que quiere vertebrar y vehicular la creatividad y la invención a través de la inspiración, la formación y la comunicación. Por eso, según Torres, en este museo no sólo se mira. “miBa es, ante todo, un proyecto ‘hands on work’ cuya meta es despertar la creatividad latente y provocar la acción del visitante”, dice Torres, “el objetivo es que todos los que entren en miBa salgan con la necesidad de poner en marcha sus ideas de una vez”.

La inspiración se busca en la colección permanente del museo. Un recorrido imaginario por los objetos cotidianos que usaremos en el año 2300 (Futour), los inventos inútiles y absurdos más hilarantes (Funventions) o una máquina de causa-efecto que el público podrá accionar, son parte de esta colección permanente, junto a una selección de ideas e inventos que están configurando nuestro futuro.

Las exposiciones de miBa también buscan la reflexión del espectador. “Vamos a remover conciencias y provocar en el espectador una actitud activa frente al tema mostrado. Queremos invitarle a que participe creativamente en la resolución de las cuestiones planteadas, que ponga su granito de arena para, entre todos, construir un mundo mejor”.

Formación

miBa se convertirá también en un centro de formación. Sus ‘Labs’ servirán para aplicar los conocimientos creativos y la inspiración del museo. “Vamos a desarrollar un ciclo de conferencias basado en el espíritu de los TED Talks, que proporcione un escenario para innovadores, tanto si son consagrados como si no”, dice Torres, que también impartirá conferencias sobre creatividad e innovación, algo que lleva años haciendo.

En realidad, este museo es una apertura al gran público de la actividad que hasta ahora ha desarrollado Torres y su agencia creativa, Stereonoise. Por eso los workshops serán frecuentes en este museo. “Con los workshops creativos queremos que los participantes salgan de la sesión con ideas prácticas para llevar a cabo inmediatamente en sus proyectos, tanto personales como profesionales”. Y por eso también, como si de una cocina acristalada de un restaurante se tratara, los visitantes podrán ver al equipo creativo ʻcocinandoʼ las ideas de su día a día, “y hasta charlar con nosotros o tomar un café”, añade Pep Torres.

Y mientras los adultos mueven sus neuronas para ayudar a crear un mundo mejor, también habrá un espacio para los niños. “Twentyone Lab es la adaptación de un formato desarrollado por el inventor británico Bill Currie que consiste en un grupo de 21 niños que, durante 21 semanas, desarrollan varios inventos siguiendo una metodología creativa que potencia tanto su talento individual como el trabajo en equipo, y Hola, Soy Inventor es una presentación para niños del mundo de la invención a través de una breve charla y una divertida dinámica en la que se prueban y debaten diversos inventos de mi colección particular”, explica Torres.

“Al final, este proyecto personal busca proporcionar a la ciudad un espacio donde los ciudadanos encuentren un lugar que les dé el empujón necesario para llevar a cabo con eficacia las ideas que les bullen en sus cabezas”, concluye Pep Torres.

Diseño del espacio: Juanola & DeMiguel Arquitectes

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

“Una idea guardada en un cajón es una espina clavada en el corazón”. Pep Torres, inventor y autor de esta frase, se sacará pronto esa espina. Su gran idea, crear un espacio público dedicado a la creatividad y los inventos, está a punto de hacerse realidad en forma de museo. Se llamará miBa, ocupará los 600 metros cuadrados de un céntrico edificio de Barcelona y podrá visitarse a partir de enero de 2011.

miBa significa museo de ideas e inventos de Barcelona. Pero no es un museo convencional. Su principal diferencia respecto al resto de museos es que su público es… todo el mundo. “La temática de algunos, como el Museo Erótico, sesgan de forma drástica a determinado público, y la especialización de otros, como el Museo del Calzado, no interesan a todo el mundo. Sin embargo, los inventos gustan a todos”, considera Pep Torres.

Otra de las grandes diferencias es que miBa busca ofrecer algo más que un museo convencional. En realidad es un espacio que quiere vertebrar y vehicular la creatividad y la invención a través de la inspiración, la formación y la comunicación. Por eso, según Torres, en este museo no sólo se mira. “miBa es, ante todo, un proyecto ‘hands on work’ cuya meta es despertar la creatividad latente y provocar la acción del visitante”, dice Torres, “el objetivo es que todos los que entren en miBa salgan con la necesidad de poner en marcha sus ideas de una vez”.

La inspiración se busca en la colección permanente del museo. Un recorrido imaginario por los objetos cotidianos que usaremos en el año 2300 (Futour), los inventos inútiles y absurdos más hilarantes (Funventions) o una máquina de causa-efecto que el público podrá accionar, son parte de esta colección permanente, junto a una selección de ideas e inventos que están configurando nuestro futuro.

Las exposiciones de miBa también buscan la reflexión del espectador. “Vamos a remover conciencias y provocar en el espectador una actitud activa frente al tema mostrado. Queremos invitarle a que participe creativamente en la resolución de las cuestiones planteadas, que ponga su granito de arena para, entre todos, construir un mundo mejor”.

Formación

miBa se convertirá también en un centro de formación. Sus ‘Labs’ servirán para aplicar los conocimientos creativos y la inspiración del museo. “Vamos a desarrollar un ciclo de conferencias basado en el espíritu de los TED Talks, que proporcione un escenario para innovadores, tanto si son consagrados como si no”, dice Torres, que también impartirá conferencias sobre creatividad e innovación, algo que lleva años haciendo.

En realidad, este museo es una apertura al gran público de la actividad que hasta ahora ha desarrollado Torres y su agencia creativa, Stereonoise. Por eso los workshops serán frecuentes en este museo. “Con los workshops creativos queremos que los participantes salgan de la sesión con ideas prácticas para llevar a cabo inmediatamente en sus proyectos, tanto personales como profesionales”. Y por eso también, como si de una cocina acristalada de un restaurante se tratara, los visitantes podrán ver al equipo creativo ʻcocinandoʼ las ideas de su día a día, “y hasta charlar con nosotros o tomar un café”, añade Pep Torres.

Y mientras los adultos mueven sus neuronas para ayudar a crear un mundo mejor, también habrá un espacio para los niños. “Twentyone Lab es la adaptación de un formato desarrollado por el inventor británico Bill Currie que consiste en un grupo de 21 niños que, durante 21 semanas, desarrollan varios inventos siguiendo una metodología creativa que potencia tanto su talento individual como el trabajo en equipo, y Hola, Soy Inventor es una presentación para niños del mundo de la invención a través de una breve charla y una divertida dinámica en la que se prueban y debaten diversos inventos de mi colección particular”, explica Torres.

“Al final, este proyecto personal busca proporcionar a la ciudad un espacio donde los ciudadanos encuentren un lugar que les dé el empujón necesario para llevar a cabo con eficacia las ideas que les bullen en sus cabezas”, concluye Pep Torres.

Diseño del espacio: Juanola & DeMiguel Arquitectes

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Abuelo: la edición limitada por sus 104 años
Nivea estrena espacio pop up y verbo por su centenario
Tirar la basura no es tan deleznable: aumenta la creatividad
Te odio por cinco libras
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Serentipitismo:consiste en descubrir cosas maravillosas sin proponérselo
    MI INTENCION ES TRANSMITIR ALEGRIA CON EL ARTE, VOSOTROS VAIS A REIR Y YO ME LLEVO MI PARTE
    http://www.studiojjcuper.es
    MY INTENTION WITH SOME GUILE IS THAT MY ART WILL GIVE YOU HAPPINESSYOU’RE BOUND AT LEAST TO SMILEAND I’LL PARTICIPATE IN YOUR MERRINESS

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad