fbpx
9 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Las Islas Vírgenes sin el filtro artificial de las oficinas de turismo

9 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Siempre nos fascina observar cómo las personas, cuando tienen libertad, son capaces de hacer retratos visuales tan inspiradores y humanos sobre los lugares que visitan.

A riesgo de repetirnos, nos llama la atención la frescura que aportan estas piezas, que se suelen difundir por Vimeo, frente a los eslóganes vacíos de las campañas de publicidad turísticas acartonadas y poco realistas que aparecen en los medios.

Diego Contreras, un director de arte que reside en Nueva York, visitó recientemente las Islas Vírgenes, en el Caribe, para celebrar su luna de miel y este fue el recuerdo que le dejó la experiencia.

El vídeo transmite que, efectivamente, es un lugar idílico pero sin llegar a ser perfecto, como la vida misma. Aquí también llueve, hay grietas en la carretera y menos artificios en contraste con el spot oficial de las islas:

Por supuesto que no estamos hablando de personas que lo hacen por casualidad. Suelen ser profesionales que trabajan en el ámbito audiovisual pero ese espíritu que logran transmitir rara vez tiene reflejo en la comunicación institucional.

Una visión que Lukas Backland transmitió con belleza en su pieza realizada tras visitar Tokio:

Y que el realizador Javier Devitt bordó cuando decidió resumir su viaje a Rio de Janeiro en este corto:

Representan una realidad, no toda la realidad, pero una más cercana al común de los mortales.

Visto en: Vimeo Staff Picks

Siempre nos fascina observar cómo las personas, cuando tienen libertad, son capaces de hacer retratos visuales tan inspiradores y humanos sobre los lugares que visitan.

A riesgo de repetirnos, nos llama la atención la frescura que aportan estas piezas, que se suelen difundir por Vimeo, frente a los eslóganes vacíos de las campañas de publicidad turísticas acartonadas y poco realistas que aparecen en los medios.

Diego Contreras, un director de arte que reside en Nueva York, visitó recientemente las Islas Vírgenes, en el Caribe, para celebrar su luna de miel y este fue el recuerdo que le dejó la experiencia.

El vídeo transmite que, efectivamente, es un lugar idílico pero sin llegar a ser perfecto, como la vida misma. Aquí también llueve, hay grietas en la carretera y menos artificios en contraste con el spot oficial de las islas:

Por supuesto que no estamos hablando de personas que lo hacen por casualidad. Suelen ser profesionales que trabajan en el ámbito audiovisual pero ese espíritu que logran transmitir rara vez tiene reflejo en la comunicación institucional.

Una visión que Lukas Backland transmitió con belleza en su pieza realizada tras visitar Tokio:

Y que el realizador Javier Devitt bordó cuando decidió resumir su viaje a Rio de Janeiro en este corto:

Representan una realidad, no toda la realidad, pero una más cercana al común de los mortales.

Visto en: Vimeo Staff Picks

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 6 posts más vistos de la semana
El poder creativo de los caprichosos
El universo de juguetes mexicanos
Rótulos comerciales al dente
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Me gustaron mucho los vídeos! Creo que las oficinas de turismo intentan direccionar cada vez más su comunicación a las emociones/sensaciones del público que simplemente enseñar fotos paradisíacas que todos saben que están cargadas de «photoshop magic». Quizás por esa misma razón la gente dejó de leer las comunicaciones institucionales de organizaciones de turismo o bien revistas del sector que publican lo que estas organizaciones digan y empezaron a usar las redes sociales como fuente más que fidedigna de información sobre destinos e opiniones de gente que de verdad ha estado en el local. Estos vídeos está claro que son de gente del sector audiovisual pero quién más para captar tan bien y en tan pocos minutos la esencia de algo. Están chulísimos! 😉

  • Los pequeños detalles cuentan, y además, cuentan una historia, o varias. Los catálogos exhiben siempre las mismas sonrisas congeladas, la pareja o familia idílica de impostada sonrisa e irreal perfección – los viajeros solitarios no existen -, con una climatología siempre benigna – no llueve nunca en los trópicos -.
    Cuando el visitante deja de ser turista para fundirse con el entorno, solo entonces empieza a construir su vivencia.
    Eso es lo que le falta a los catálogos. Eso es lo que nos muestran estos vídeos: cómo respiran los sentidos.
    Cuando visito una ciudad busco un café, ocupo una mesa y observo. Es entonces cuando empieza mi viaje en realidad.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *