14 de octubre 2010    /   DIGITAL
por
 

Las líneas en blanco y negro de Nagashima

14 de octubre 2010    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

¿Qué pasa después de esto?

Esto.

¿Y después de esto?

Esto.

¿Y después? (aparte de dejarte medio ciego).

Tendrás que seguir tú si quieres saberlo. Todo lo que hay a continuación está en la web False.jp. Ahí dentro se halla el resultado de una idea que se le pasó un día por la cabeza a Toshiyuki Nagashima, director general de la compañía de diseño Metaphor. El japonés cuenta que quería “hacer sentir a los usuarios las amplias posibilidades de expresión que permite Internet”.

Este proyecto personal que apareció en la Red el 18 de septiembre pasado ha despertado la atención de muchos. Nagashima dice que “muchas personas se han interesado por el site. Les parece bonito y me cuentan que se divierten con él”.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

¿Qué pasa después de esto?

Esto.

¿Y después de esto?

Esto.

¿Y después? (aparte de dejarte medio ciego).

Tendrás que seguir tú si quieres saberlo. Todo lo que hay a continuación está en la web False.jp. Ahí dentro se halla el resultado de una idea que se le pasó un día por la cabeza a Toshiyuki Nagashima, director general de la compañía de diseño Metaphor. El japonés cuenta que quería “hacer sentir a los usuarios las amplias posibilidades de expresión que permite Internet”.

Este proyecto personal que apareció en la Red el 18 de septiembre pasado ha despertado la atención de muchos. Nagashima dice que “muchas personas se han interesado por el site. Les parece bonito y me cuentan que se divierten con él”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ni una lágrima por las estrellas del porno
Filosofía de calle en torno a un plato de S.O.P.A.
Los fotopoemas de Jota Benedí
Vacaciones al azar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad