21 de febrero 2013    /   CIENCIA
por
 

Las olimpiadas de la memoria (Fotokobu)

21 de febrero 2013    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

david-vintiner_mg_3598
“1, 7, 6, 2, 9, 3“, y así sucesivamente hasta llegar a 400 números. Una voz grave lee estos dígitos en orden aleatorio mientras los participantes en la sala escuchan concentrados. Una vez terminado el tiempo, tienen 20 minutos para escribirlos en un papel en el orden exacto que ha sido dictado, sin ningún tipo de ayuda externa. Los concursantes recurren a distintos procedimientos para aumentar su concentración. Algunos usan gafas oscuras que reducen a la mínima expresión cualquier tipo distracción en su horizonte visual. Los protectores de oídos también proliferan en la sala para bloquear el sonido ambiental. Son herramientas utilizadas para facilitar el reto mental titánico que supone almacenar  semejante cantidad de información en sus cabezas. Puedes ver el resto trabajo de David Vintiner en Fotokobu.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

david-vintiner_mg_3598
“1, 7, 6, 2, 9, 3“, y así sucesivamente hasta llegar a 400 números. Una voz grave lee estos dígitos en orden aleatorio mientras los participantes en la sala escuchan concentrados. Una vez terminado el tiempo, tienen 20 minutos para escribirlos en un papel en el orden exacto que ha sido dictado, sin ningún tipo de ayuda externa. Los concursantes recurren a distintos procedimientos para aumentar su concentración. Algunos usan gafas oscuras que reducen a la mínima expresión cualquier tipo distracción en su horizonte visual. Los protectores de oídos también proliferan en la sala para bloquear el sonido ambiental. Son herramientas utilizadas para facilitar el reto mental titánico que supone almacenar  semejante cantidad de información en sus cabezas. Puedes ver el resto trabajo de David Vintiner en Fotokobu.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El menaje divulgativo de Cognitive Surplus
La Mona Lisa está «inequívocamente feliz»
Una desconocida científica china, tan genial como Da Vinci
Este software juzga a las personas según sus rasgos faciales
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad