buscar
3 de diciembre 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Laser Cat: el gato al que se venera con arte

3 de diciembre 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Cada uno cree en lo que quiere. Algunos lo hacen en el barbudo de Nazareth, otros sabemos que el único ser supremo es Neil Young y hay quienes piensan que han de adorar a un gato que lanza rayos láser a través de sus ojos. Sea cual sea el caso, lo cierto es que toda deidad merece ser honrada y ADC y Hungry Castle (que son los que creen en el gato en cuestión) decidieron que el minino se alimentaría, espiritualmente hablando, de arte.

Hungry Castle tenía ganas de montar una exposición. “Una de las mayores de la historia”. Vamos, lo normal. Como lo suyo es, además de hacer cosas muy molonas como camisetas, crear instalaciones creativas de tamaño anormalmente tocho, tiraron del felino de internet como reclamo. “Después de ver un montón de memes divertidos de Laser Cat, nos dimos cuenta de que hay 3 cosas en la vida que todo el mundo ama: los láseres, los gatos y el arte y la artesanía. Los hemos combinado a todos para crear este proyecto”, explica Killian Cooper, uno de los fundadores de Hungry Castle.

Así, Laser Cat será una realidad en forma de escultura que se presentará en los Festival de ADC de Arte + Artesanía en Publicidad y Diseño, en Miami, del 7 al 9 de abril. “Es un gato gigante que usa proyectores de alta potencia para disparar con sus ojos las obras de arte de la gente sobre las paredes, los edificios y tal vez incluso hasta en la luna”, dice Cooper. “Vamos a trabajar con el artista y diseñador de 3D Kevin O’Callaghan para construir físicamente a Laser Cat en el inicio de 2014”.

Porque he ahí el quid de la cuestión. Lo que hará el Laser Cat es proyectar a través de sus ojos las más de 9000 obras que la organización de todo este tinglado ha recibido hasta el pasado 30 de noviembre. Como explica el integrante de Hungry Castle, el adorable gatito se alimenta de todo tipo de arte, “siempre que sea personal y no comercial. ¡Las obras comerciales le provocan pedos!“. Eso incluye ilustración, escultura, pintura, “fotografía o fotografías de gatos” o películas. “Laser Cat trata de reavivar la pasión de la gente por el arte, la artesanía y el proceso creativo”.

Las mentes pensadoras tras Laser Cat se pusieron un objetivo un tanto utópico. Alcanzar el millón obras de arte recibidas. En ese caso, dicen que se las apañarían para que el gato proyectase imágenes hacia la luna. ¿Cómo? “Por suerte para nosotros y para Laser Cat, ADC conoce un montón de gente de altos niveles. No os puedo decir mucho en este momento, no obstante puedo revelaros una palabra de cuatro letras: NASA”, señala misteriosamente Cooper. Sin embargo, han quedado muy lejos de ese objetivo. Eso sí, el plazo de recepción de obras volverá a abrirse en marzo del próximo año.

Mientras siguen soñando con retos imposibles, el objetivo de Hungry Castle sigue intacto. “Durante la última década, los profesionales del diseño y la publicidad han olvidado sus raíces y han preferido hacer uso de la tecnología mientras que el arte y la artesanía se han relegado a un segundo plano. Laser Cat tiene hambre de cambiar eso”.

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Cada uno cree en lo que quiere. Algunos lo hacen en el barbudo de Nazareth, otros sabemos que el único ser supremo es Neil Young y hay quienes piensan que han de adorar a un gato que lanza rayos láser a través de sus ojos. Sea cual sea el caso, lo cierto es que toda deidad merece ser honrada y ADC y Hungry Castle (que son los que creen en el gato en cuestión) decidieron que el minino se alimentaría, espiritualmente hablando, de arte.

Hungry Castle tenía ganas de montar una exposición. “Una de las mayores de la historia”. Vamos, lo normal. Como lo suyo es, además de hacer cosas muy molonas como camisetas, crear instalaciones creativas de tamaño anormalmente tocho, tiraron del felino de internet como reclamo. “Después de ver un montón de memes divertidos de Laser Cat, nos dimos cuenta de que hay 3 cosas en la vida que todo el mundo ama: los láseres, los gatos y el arte y la artesanía. Los hemos combinado a todos para crear este proyecto”, explica Killian Cooper, uno de los fundadores de Hungry Castle.

Así, Laser Cat será una realidad en forma de escultura que se presentará en los Festival de ADC de Arte + Artesanía en Publicidad y Diseño, en Miami, del 7 al 9 de abril. “Es un gato gigante que usa proyectores de alta potencia para disparar con sus ojos las obras de arte de la gente sobre las paredes, los edificios y tal vez incluso hasta en la luna”, dice Cooper. “Vamos a trabajar con el artista y diseñador de 3D Kevin O’Callaghan para construir físicamente a Laser Cat en el inicio de 2014”.

Porque he ahí el quid de la cuestión. Lo que hará el Laser Cat es proyectar a través de sus ojos las más de 9000 obras que la organización de todo este tinglado ha recibido hasta el pasado 30 de noviembre. Como explica el integrante de Hungry Castle, el adorable gatito se alimenta de todo tipo de arte, “siempre que sea personal y no comercial. ¡Las obras comerciales le provocan pedos!“. Eso incluye ilustración, escultura, pintura, “fotografía o fotografías de gatos” o películas. “Laser Cat trata de reavivar la pasión de la gente por el arte, la artesanía y el proceso creativo”.

Las mentes pensadoras tras Laser Cat se pusieron un objetivo un tanto utópico. Alcanzar el millón obras de arte recibidas. En ese caso, dicen que se las apañarían para que el gato proyectase imágenes hacia la luna. ¿Cómo? “Por suerte para nosotros y para Laser Cat, ADC conoce un montón de gente de altos niveles. No os puedo decir mucho en este momento, no obstante puedo revelaros una palabra de cuatro letras: NASA”, señala misteriosamente Cooper. Sin embargo, han quedado muy lejos de ese objetivo. Eso sí, el plazo de recepción de obras volverá a abrirse en marzo del próximo año.

Mientras siguen soñando con retos imposibles, el objetivo de Hungry Castle sigue intacto. “Durante la última década, los profesionales del diseño y la publicidad han olvidado sus raíces y han preferido hacer uso de la tecnología mientras que el arte y la artesanía se han relegado a un segundo plano. Laser Cat tiene hambre de cambiar eso”.

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Especialidad, superviviente de apocalipsis
El arte camuflado de Laurent La Gamba
Un pueblo gallego celebra 'La Fiesta del clítoris', según el traductor de Google
El origen de los dichos: Irse por los cerros de Úbeda
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

f