fbpx
1 de diciembre 2017    /   IDEAS
por
 

Mujeres que se enamoran por primera vez de otra mujer a los 40 o 50 años

1 de diciembre 2017    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Tras leer Come, reza, ama o, al menos, tras ver la película, casi todo el mundo se congratulaba al saber que se trataba de una historia real y que, de hecho, la protagonista de la historia, la periodista Elizabeth Gilbert, que no Julia Roberts, acababa realmente encontrando al amor de su vida, que era un señor brasileño algo más mayor que Javier Bardem.

Sin embargo, quien haya seguido la historia de cerca sabrá que ese no era realmente el final feliz. Porque el amor de la vida de Elizabeth Gilbert finalmente resultaba ser su mejor amiga.

«Es mi mejor amiga, sí, pero siempre ha sido más grande que eso. Es mi modelo, mi compañera de viajes, mi fuente de luz más confiable, mi fortaleza, mi confidente. Resumiendo, ella es mi persona», compartía la escritora y periodista en sus redes sociales.

No es un caso aislado ni mucho menos raro. No se trata solo de salir del armario después de los 50 años, sino de entender que la orientación sexual puede incluso evolucionar y cambiar igual que lo hacen las personas.

La orientación sexual evoluciona

Una persona puede cambiar de partido político, de pareja e incluso, los más radicales, hasta de equipo de fútbol; y sin embargo sigue chocando que también cambie la forma en que desea o ama a otras personas. «Cuando hablamos de orientación sexual, hablamos de orientación del deseo, de nuestros deseos, gustos, anhelos, etc., y eso  no tiene por qué ser algo estable a lo largo de toda nuestra vida», indica la sexóloga Ana Pastor Barrón, del centro Mapa Psicólogos.

La experta aclara que la orientación sexual «no se trata de una clasificación binaria y opuesta, sino que los sexos están en relación y siempre uno se refiere y se explica en referencia al otro». Así, nadie es cien por cien una cosa, o exactamente 50% otra, sino que la atracción por el otro se clasifica en lo que se conoce como el continuo de los sexos. Algo así como cuánto te sientes atraído por el otro, del 1 al 10.

De esta forma, la sexóloga aporta que «el intento por definirnos exclusivamente dentro de uno u otro de estos dos matices es lo que nos lleva a la confusión, a la vivencia de ciertas situaciones como problemáticas o fuera de la supuesta normalidad, cuando es todo lo contrario. El deseo no es algo estático, sino que es algo vivo, que puede ir cambiando y ser variado».

lesbianas-maduras2

Iniciar una relación homosexual en la madurez

El caso de Elizabeth Gilbert es más común de lo que parece en las consultas de sexología. Así, Lara Castro-Grañén, psicóloga y sexóloga en Placer ConSentido, expresa que «el motivo de consulta en estos casos suele ser acompañamiento en la toma de la propia decisión, reajustar esta decisión en su vida, gestionar las emociones derivadas de la decisión, trabajar posibles bloqueos que se estén dando, el cómo comunicarlo o incluso iniciar un proceso de crecimiento con la nueva pareja o de reestructuración familiar».

En ocasiones se trata de nuevos sentimientos que no habían aparecido hasta entonces o que de hecho se dirigen solo a una persona concreta, pero en otros casos se trata de una aceptación que llega de forma tardía.

A este respecto, la experta reflexiona que «en numerosas ocasiones la madurez trae consigo una mayor libertad sexual. Haber dejado atrás ciertas creencias heredadas, haber gestionado las emociones despertadas en distintas experiencias vividas, tener un mayor autoconocimiento personal y sexual, disponer de una mayor capacidad para expresarse y hacer uso de la asertividad, lo que favorece el estar viviendo la sexualidad que queremos vivir».

Mayor comprensión de mujer a mujer

La sexualidad y las relaciones se viven de manera diferente en la madurez, y al cambiar las expectativas y necesidades, también puede cambiar el objeto de deseo. Es algo que, de hecho, también ocurre en la adolescencia, cuando se dan más relaciones entre chicas, que posteriormente se acaban definiendo como heterosexuales.

A este respecto, Ana Pastor opina que «puede tener que ver la finalidad o motivaciones con la que establecen uno y otro tipo de relaciones, y esas primeras relaciones románticas con otras chicas les proporcionen unos afectos que no encuentran en una relación con un chico. Esto también estaría relacionado con el sentirse más coherentes a la hora de expresar su sexualidad, sin tener que sucumbir a lo que se supone que deben hacer, a las pautas o cánones marcados por la sociedad, los roles de género…».

En el caso de la madurez, según Lara Castro, lo que se busca es «una relación equilibrada, de adulto a adulto. Con una buena gestión emocional, una comunicación eficiente y unos valores compartidos. Que las relaciones sexuales sean equitativas en cuanto al dar y al recibir». Y hay mujeres que encuentran eso con mayor facilidad en la relación con otra mujer que con un hombre, sobre todo en determinadas generaciones.

Así, reflexiona que encontrar una nueva forma de amar en la madurez no es tan extraño, puesto que «la madurez es un momento en el que se suele producir una liberación en distintos aspectos y los prejuicios son uno de ellos. Se tiende a relativizar más y a valorarse más de forma interna, no basándose en la opinión de los demás».

Tras leer Come, reza, ama o, al menos, tras ver la película, casi todo el mundo se congratulaba al saber que se trataba de una historia real y que, de hecho, la protagonista de la historia, la periodista Elizabeth Gilbert, que no Julia Roberts, acababa realmente encontrando al amor de su vida, que era un señor brasileño algo más mayor que Javier Bardem.

Sin embargo, quien haya seguido la historia de cerca sabrá que ese no era realmente el final feliz. Porque el amor de la vida de Elizabeth Gilbert finalmente resultaba ser su mejor amiga.

«Es mi mejor amiga, sí, pero siempre ha sido más grande que eso. Es mi modelo, mi compañera de viajes, mi fuente de luz más confiable, mi fortaleza, mi confidente. Resumiendo, ella es mi persona», compartía la escritora y periodista en sus redes sociales.

No es un caso aislado ni mucho menos raro. No se trata solo de salir del armario después de los 50 años, sino de entender que la orientación sexual puede incluso evolucionar y cambiar igual que lo hacen las personas.

La orientación sexual evoluciona

Una persona puede cambiar de partido político, de pareja e incluso, los más radicales, hasta de equipo de fútbol; y sin embargo sigue chocando que también cambie la forma en que desea o ama a otras personas. «Cuando hablamos de orientación sexual, hablamos de orientación del deseo, de nuestros deseos, gustos, anhelos, etc., y eso  no tiene por qué ser algo estable a lo largo de toda nuestra vida», indica la sexóloga Ana Pastor Barrón, del centro Mapa Psicólogos.

La experta aclara que la orientación sexual «no se trata de una clasificación binaria y opuesta, sino que los sexos están en relación y siempre uno se refiere y se explica en referencia al otro». Así, nadie es cien por cien una cosa, o exactamente 50% otra, sino que la atracción por el otro se clasifica en lo que se conoce como el continuo de los sexos. Algo así como cuánto te sientes atraído por el otro, del 1 al 10.

De esta forma, la sexóloga aporta que «el intento por definirnos exclusivamente dentro de uno u otro de estos dos matices es lo que nos lleva a la confusión, a la vivencia de ciertas situaciones como problemáticas o fuera de la supuesta normalidad, cuando es todo lo contrario. El deseo no es algo estático, sino que es algo vivo, que puede ir cambiando y ser variado».

lesbianas-maduras2

Iniciar una relación homosexual en la madurez

El caso de Elizabeth Gilbert es más común de lo que parece en las consultas de sexología. Así, Lara Castro-Grañén, psicóloga y sexóloga en Placer ConSentido, expresa que «el motivo de consulta en estos casos suele ser acompañamiento en la toma de la propia decisión, reajustar esta decisión en su vida, gestionar las emociones derivadas de la decisión, trabajar posibles bloqueos que se estén dando, el cómo comunicarlo o incluso iniciar un proceso de crecimiento con la nueva pareja o de reestructuración familiar».

En ocasiones se trata de nuevos sentimientos que no habían aparecido hasta entonces o que de hecho se dirigen solo a una persona concreta, pero en otros casos se trata de una aceptación que llega de forma tardía.

A este respecto, la experta reflexiona que «en numerosas ocasiones la madurez trae consigo una mayor libertad sexual. Haber dejado atrás ciertas creencias heredadas, haber gestionado las emociones despertadas en distintas experiencias vividas, tener un mayor autoconocimiento personal y sexual, disponer de una mayor capacidad para expresarse y hacer uso de la asertividad, lo que favorece el estar viviendo la sexualidad que queremos vivir».

Mayor comprensión de mujer a mujer

La sexualidad y las relaciones se viven de manera diferente en la madurez, y al cambiar las expectativas y necesidades, también puede cambiar el objeto de deseo. Es algo que, de hecho, también ocurre en la adolescencia, cuando se dan más relaciones entre chicas, que posteriormente se acaban definiendo como heterosexuales.

A este respecto, Ana Pastor opina que «puede tener que ver la finalidad o motivaciones con la que establecen uno y otro tipo de relaciones, y esas primeras relaciones románticas con otras chicas les proporcionen unos afectos que no encuentran en una relación con un chico. Esto también estaría relacionado con el sentirse más coherentes a la hora de expresar su sexualidad, sin tener que sucumbir a lo que se supone que deben hacer, a las pautas o cánones marcados por la sociedad, los roles de género…».

En el caso de la madurez, según Lara Castro, lo que se busca es «una relación equilibrada, de adulto a adulto. Con una buena gestión emocional, una comunicación eficiente y unos valores compartidos. Que las relaciones sexuales sean equitativas en cuanto al dar y al recibir». Y hay mujeres que encuentran eso con mayor facilidad en la relación con otra mujer que con un hombre, sobre todo en determinadas generaciones.

Así, reflexiona que encontrar una nueva forma de amar en la madurez no es tan extraño, puesto que «la madurez es un momento en el que se suele producir una liberación en distintos aspectos y los prejuicios son uno de ellos. Se tiende a relativizar más y a valorarse más de forma interna, no basándose en la opinión de los demás».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Donde hay pelo hay alegría
La pequeña semilla que cambió el mundo
El futuro es de los pequeños que hacen las cosas con pasión
La testosterona ‘productora de reyes’ y otros cuentos sobre sexo, ciencia y sociedad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 35
  • Interesante artículo. Considero que el amor no tiene edad, de hecho creo que es mucho más sincero a medida que eres más madura. Estoy en una situación similar a la de la historia relatada, soy una mujer madura de 45 años y me enamoré hace dos años, conocí a la persona de mi vida por webcam y de momento nos va todo muy bien, esperemos que la madurez nos haga seguir así jejeje

  • Al igual que Montse, pienso que el amor no tiene edad, y, aunque tengo la misma que ella, como tantas otras mujeres, me siento muy acomplejada (aunque tal vez es obsesión), solo de pensar que alguien pueda enamorarse de mí, sobre todo alguien del mismo sexo.

  • No cabe duda de que el artículo es interesante. Es obvio igualmente que el amor no tiene edad, pero somos muchas las que llegamos a la edad madura y nos sentimos acomplejadas al pensar que una persona del mismo sexo pueda enamorarse de nosotras. No conocía esta página y me ha encantado encontrarla.

  • El artículo es interesante, no cabe duda. La edad para el amor tampoco importa, lo tenemos claro también. Pero es cierto no obstante, que somos muchas las mujeres que nos sentimos acomplejadas con la edad, al pensar que ninguna se enamorará de nosotras. No conocía esta página y me ha encantado conocerla.

  • Mi experiencia. Tengo 60 años. De los 15 a los 40 una relacion con un hombre. Me case con él con 25 años y a los 30 tuve a mi hijo. Con 42 años me enamoré de una mujer de la que sigo enamorada. Nos casamos hace 10 años y espero compartir con ella el resto de mi vida. Al “AMOR” no se le debe poner trabas, cuando es correspondido hay que seguir al corazón y cuando se acaba hay que hacer caso a la razón.

  • Hola querida y querido lector. En relación con el artículo puedo compartir con vosotras desde aquí, parte de la historia que me está tocando vivir actualmente.
    Estoy casada tengo tres hijos y desde hace unos años siento que estoy enamorada de una compañera de trabajo. Ella siempre ha tenido claro su orientación sus gustos sus deseos y siempre hemos sabido de su relación con chicas. Pero….ahora? Yo que hago con mi vida? Vivo en una nube positiva sintiendo lo que siento hacia ella. En mi silencio en mi soledad, me costó trabajo asimilar que me había enamorado de esa persona. Y sin lugar a dudas me ha hecho y me está haciendo plantearme un millón de cosas que jamás hubiese pensado que existían.
    Hasta tal punto que he llegado a creer que daría lo que fuese por emprender un nuevo camino junto a ella,que nos acompañarnos en nuestro viaje por y para la vida. Sin lugar a dudas la he llegado a desear y cuantas veces he pensado Ojalá me desee ella a mi también. Que me mire que me coja de la mano y que me diga: no tengas miedos estoy aquí y juntas podremos con todo.
    Pues ese es el matiz más oscuro podremos con todo. No dejo de pensar en mis hijos. Tengo la necesidad de hablarlo en casa. A ellos a mi marido a mi familia a los amigos. Pero no me atrevo y creo que jamás podré hacerlo. No puedo evitar morirme de terror si mis hijos rehuyen de mí. Sí se avergüenzan si les pasa algo por tener que acertar esta información tan mía, tan pura…jamás lo entenderían y yo jamás podría ser feliz si ellos renuncian de mi por esto. Ahí sigo querida lectora y lector. Viviendo el día a día y no dejando de poner constantemente en una balanza lo que tengo lo que no. Lo que debo lo que no y si, lo reconozco soy feliz por haber encontrado el amor verdadero pero no deja de ser un sueño una utopia y a la vez una pequeña tortura porque yo jamás podré dar ese paso. Por lo tanto todo aquel y aquella que lo pueda hacer que no Lo dude. Que lo viva pues en mi pensamiento más profundo defiendo que claro que merece la pena….que lo sientan y Ojalá a mi la vida me diese esa fuerza. Valentía para poder hacerlo…pero no me quito a mis hijos de la cabeza y….asi seguiré durante un tiempo imagino o toda la vida. Esperando a que crezcan estudien encuentren el amor de su vida sus trabajos y que nos hagan abuelitos el día de mañana….nosotros estaremos a sus lados para todo lo que necesiten…confío que todo esto que envuelve a la familia a mi familia me haga ver poquito a poco que el amor es importante pero no lo más importante. Confío espero y deseo….un abrazo.

  • Hola tengo 40 años he sido heterosexual toda mi vida pero conocí a una mujer que aunque apenas ayer me bese por primera vez con ella y aún no he tenido relaciones sexuales con ella siento que me está gustando mucho

  • Para mí el amor no tiene edad siempre y cuando sea un amor sincero
    Yo deseo conocer personas de mi edad por qué lo que quiero es una vida de tranquilidad y estable alguien que quiera compartir su vida conmigo tengo 49 años y vivo en mexico

  • Soy una mujer joven de 31 años hace dos años conocí a una compañera de apostolado comunitario que es 17 años mayor que yo, ya nos habíamos visto en otras ocasiones y me gustaba estar cerca de ella. Después de 3 años vuelvo aencontrarla y nació una hermosa amistad,. Ella y yo somos una misma, compartimos muchas cosas en común. Hace un año en ntras vacaciones nos encontramos y viajamos juntas, en ese viaje paso algo más, algo hermoso que jamás pensé que viviría y menos al lado de ella, después de esa experiencia me di cuenta que mi vida no sería lo mismo sin ella y acepté que me había enamorado de ella, ella expresaba lo mismo, pero después me dice que es hermoso estar conmigo y en mis brazos pero lo nuestro no puede ser. Ahora me ha pedido que volvamos a ser solo amigas, ya que no acepta lo que siente.

    Hay momentos en que me dice que me ama y soñamos una vida juntas pero cuando su consciencia despierta todo se acaba y me rechaza. Yo no quiero perderla y quiero que siempre este a mi lado, aunque eso implique renunciar a ella como mujer. Pero no sé cómo poder verla ya solo como mi amiga, la amo y deseo que ella se de cuenta y acepté lo que siente.

  • Hola hace mucho tiempo que no tengo relaciones con hombres me resultan previsibles buscan satisfacer su propio deseo, nos piden ser provocados, que nuestro cuerpo sea perfecto, que no le pongamos barrera a su disfrute. Me canso, me guarde. Necesito ser mimada, deseo mimar deseo producir placer en una mujer divertida gozosa maternal provocativa hambrienta de cuerpo alma temerosa valiente con prejuicios sin barreras. Necesito que me enseñen y aprender una forma de relación de entrega y placer Busco amor

    • Hola Susana! Cómo estás?

      Me llamó Celia resido en Canadá, Montreal acabo de leer tu comentario, solo deseo decirte que es normal que te sientas así sobre todo si es la primera vez, yo tuve una relación de 15 años con una mujer y fue una de las mas inolvidables experiencias que he tenido en mi vida con una mujer. Por razones ajenas tuvimos que separarnos, ella reside en los Estados Unidos. Yo por mi parte estoy hace tiempo sola.
      Lo que deseo decirte es en la vida hay ser como los patos “lanzarse al agua” arriesgarse si tal persona está para ti, tú lo sabrás de inmediato no titubear.

      Bueno esperando que encuentres tu “ame sœur » y seas una mujer muy Feliz

      Celia

  • Me llamo Silvia, tengo 55 años y ando en búsqueda de una compañera.Esta última etapa de mi vida la quiero vivir intensamente y acercarme lo más que se pueda a la felicidad.Soy de Chiapas México.
    Te espero mujer linda!! Escribeme.

  • Me llamo Silvia, tengo 55 años y ando en búsqueda de una compañera.Esta última etapa de mi vida la quiero vivir intensamente y acercarme lo más que se pueda a la felicidad.Soy de Chiapas México.
    Te espero mujer linda!! Escribeme.

  • Qué buen artículo, estoy sumamente confundida, a mis 42 años por primera vez deseo estar con una mujer, me fascina la idea, ayer bese a una por primera vez y fue una sensación incomparable, lo mejor que he sentido en toda mi vida, de un momento a otro dejaron de interesarme los hombres y mirar a mujeres, las encuentro hermosas.

  • Soy una mujer de 33 años amis 20 años descubrí q me gustaban las mujeres y hasta la fecha de hoy nunca m he atrevido hablar con mis padres ni con nadie .Nunca estado con una mujer mucho menos con un hombre , megustaria encontrar una mujer
    amorosa ,fiel etc.

  • Buenos días!!
    Yo soy Silvia, soy Lesbiana desde joven.
    Ahora en mi madurez busco a una mujer para luchar la vida juntas y disfrutarla momento a momento.
    Tengo 53 años y lo re resta de la vida debe ser para ser felices.

  • Les cuento ke hice una tontería me gusta una chica de una tienda pero aproposito me bese con una amigo en la tienda y ella nos kedo viendo.y no no sabía ke le gustaba ahora me mira con odio

  • estuve casada por 32 años con un hombre y nunca fui feliz y es muy interesante, yo a mis 50 me enamoré de una mujer hermosa por dentro y por fuera y por primera Vez siento que estoy verdaderamente feliz.

  • Hace un momento vi la película: Carol, una historia hermosa……. Me hizo meditar mi vida pues resulta que estoy enamorada profundamente de una mujer madura la cual me dobla casi mi edad, siendo que también, soy mujer de 27 años, es algo hermoso lo que estoy viviendo aunque reconozco que muchas veces la misma sociedad nos ha lastimado que hemos estado a punto de dejarlo todo pero la amo profundamente desde hace 9 años, aunque no estamos viviendo juntas, daría mi vida por ella

  • A los 6 años me besó una niña y me gustó a los 25 me casé y a los 35 viví una relación con una mujer fue mi descubrimiento sexual x mis hijos me separé hoy a los 60 quiero volverme a enamorar de una mujer

  • Tube una relacion de 3 años y medio fue comp todos momentos Buenos y malos, le agradezco haber estado en mi enfermedad. Hoy see terminado esta historia. No se si vuelva a estar con alguien mas el tiempo lo ira.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *