28 de junio 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Qué hace ese disco girando en la cabeza de Lionel Richie?

28 de junio 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Fue en los años 80. En aquella clase hablaban de música. Y, en éstas, el profesor se enamoró. Ella era una alumna que, además, bailaba y hacía esculturas. Un día el docente entró en el aula donde ella trabajaba. Estaba modelando un busto. Era el del profesor. Ella tocó su rostro. Era con sus manos como lo veía. Era ciega.

La historia, contada así, son cuatro líneas pero en el vídeo de la canción Hello, de Lionel Richie, dura cinco minutos. En la memoria de sus fans es aún más extensa. El vídeo sigue sumando visitas 28 años después de su estreno.

Esa historia de amor, esa cabeza y esa canción merecen “un gran gesto”. El músico lleva 30 años cantando y el estudio Hungry Castle ha decidido hacerle un homenaje reproduciendo la escultura con una versión formada por láminas de madera y un vinilo original del solista.

El estudio está recopilando cientos de discos de Lionel Richie en eBay y otras webs para hacer estas piezas pero eso es solo la versión reducida. Los autores del proyecto, el australiano Dave Glass y el irlandés Killian Cooper, consideran que “la vida es demasiado corta para pensar en pequeño. Hay que hacer todo grande”. Incluso la cabeza de Lionel Richie.

Ese es su objetivo. La pieza ya está diseñada en su versión de 21 centímetros. El siguiente paso es darle dimensiones de monumento y llevar el Big Lionel Vinyl Head al lugar donde nació el músico, Tuskegee, Alabama (EEUU).

La fabricación cuesta 15.000 dólares y la instalación y el transporte, otros 15.000. El homenaje supone, en total, una inversión de 30.000 dólares que el estudio pretende recaudar en KickStarter.

“Nos encanta el vídeo. Pretendemos hacerle un reconocimiento con una nueva interpretación de la cabeza y llevarla hasta el lugar de nacimiento de Lionel Richie. Queremos hacer una instalación pública”, indica Glass.

El monumento medirá más de tres metros. La figura de la cabeza será de madera y en su interior se colocarán un disco gigante y un teléfono. El disco girará y, mientras, los visitantes podrán descolgar el teléfono. Entonces empezará a sonar la canción Hello.

“Es un proyecto un poco loco, un poco raro. Pero somos fans del vídeo de Hello, dirigido por Bob Giraldi, y queremos compartirlo con el mundo”, indica el fundador de Hungry Castle. “Vamos a contactar con Lionel Richie. Queremos su apoyo. Si él está de acuerdo, podíamos hacer un concierto para inaugurar la escultura. Tendría que cantar Hello, por supuesto”.

Las aportaciones de un dólar en KickStarter se compensarán con un tuit. Las de 10 dólares, con “una postal personalizada con forma de vinilo”, explica el australiano. “Los que abonen 100 dólares tendrán la versión pequeña de la cabeza hecha con láminas de madera, cortada con láser, y un vinilo real de Lionel Richie. Hemos propuesto también una opción solo para cinco personas. Si donan 1.000 dólares, escribiremos su nombre en la escultura final y recibirán una versión pequeña con un disco de oro”.

Quedan 30 días para reunir los 30.000 dólares. Si lo consiguen, Lionel Richie tendrá su merecido. Si no, los donantes recibirán su dinero de vuelta y Hungry Castle seguirá siendo uno de los miles de fans de Hello que todavía quedan en todo el mundo.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Fue en los años 80. En aquella clase hablaban de música. Y, en éstas, el profesor se enamoró. Ella era una alumna que, además, bailaba y hacía esculturas. Un día el docente entró en el aula donde ella trabajaba. Estaba modelando un busto. Era el del profesor. Ella tocó su rostro. Era con sus manos como lo veía. Era ciega.

La historia, contada así, son cuatro líneas pero en el vídeo de la canción Hello, de Lionel Richie, dura cinco minutos. En la memoria de sus fans es aún más extensa. El vídeo sigue sumando visitas 28 años después de su estreno.

Esa historia de amor, esa cabeza y esa canción merecen “un gran gesto”. El músico lleva 30 años cantando y el estudio Hungry Castle ha decidido hacerle un homenaje reproduciendo la escultura con una versión formada por láminas de madera y un vinilo original del solista.

El estudio está recopilando cientos de discos de Lionel Richie en eBay y otras webs para hacer estas piezas pero eso es solo la versión reducida. Los autores del proyecto, el australiano Dave Glass y el irlandés Killian Cooper, consideran que “la vida es demasiado corta para pensar en pequeño. Hay que hacer todo grande”. Incluso la cabeza de Lionel Richie.

Ese es su objetivo. La pieza ya está diseñada en su versión de 21 centímetros. El siguiente paso es darle dimensiones de monumento y llevar el Big Lionel Vinyl Head al lugar donde nació el músico, Tuskegee, Alabama (EEUU).

La fabricación cuesta 15.000 dólares y la instalación y el transporte, otros 15.000. El homenaje supone, en total, una inversión de 30.000 dólares que el estudio pretende recaudar en KickStarter.

“Nos encanta el vídeo. Pretendemos hacerle un reconocimiento con una nueva interpretación de la cabeza y llevarla hasta el lugar de nacimiento de Lionel Richie. Queremos hacer una instalación pública”, indica Glass.

El monumento medirá más de tres metros. La figura de la cabeza será de madera y en su interior se colocarán un disco gigante y un teléfono. El disco girará y, mientras, los visitantes podrán descolgar el teléfono. Entonces empezará a sonar la canción Hello.

“Es un proyecto un poco loco, un poco raro. Pero somos fans del vídeo de Hello, dirigido por Bob Giraldi, y queremos compartirlo con el mundo”, indica el fundador de Hungry Castle. “Vamos a contactar con Lionel Richie. Queremos su apoyo. Si él está de acuerdo, podíamos hacer un concierto para inaugurar la escultura. Tendría que cantar Hello, por supuesto”.

Las aportaciones de un dólar en KickStarter se compensarán con un tuit. Las de 10 dólares, con “una postal personalizada con forma de vinilo”, explica el australiano. “Los que abonen 100 dólares tendrán la versión pequeña de la cabeza hecha con láminas de madera, cortada con láser, y un vinilo real de Lionel Richie. Hemos propuesto también una opción solo para cinco personas. Si donan 1.000 dólares, escribiremos su nombre en la escultura final y recibirán una versión pequeña con un disco de oro”.

Quedan 30 días para reunir los 30.000 dólares. Si lo consiguen, Lionel Richie tendrá su merecido. Si no, los donantes recibirán su dinero de vuelta y Hungry Castle seguirá siendo uno de los miles de fans de Hello que todavía quedan en todo el mundo.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ideas de limón
Valle Inclán también fue copy publicitario
Inventos sin los que no podría vivir… o sí
Los 6 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies