fbpx
2 de septiembre 2010    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Lo que la fotografía infrarroja ve en una guerra

2 de septiembre 2010    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Red

Entre los saqueos, el miedo y el horror, hay escenas pintadas de rosa que no se ven mirando por un objetivo. Richard Mosse fue al Congo buscando la belleza tras el desastre y volvió con esta serie, La Vie En Rose. ¿Cómo ocurrió todo? El lo cuenta así.

1

“Infra es una incursión fotográfica que aborda el conflicto del este del Congo utilizando una película infrarroja en color (una tecnología desarrollada, en sus orígenes, para las actividades de reconocimiento militar).

Cuando estaba en el Congo, a principios de 2010, Kodak anunció que dejaría de fabricar este tipo de película infrarroja. Yo estaba tratando con un medio abandonado que quería usar de forma reflexiva. Pretendía emplear esta tecnología militar contra ella misma con la esperanza de revelar algo sobre cómo la fotografía representa un lugar como el Congo, un sitio tan profundamente enterrado bajo sus representaciones.

Yo estaba especialmente interesado en saber cómo Aerochrome percibe y revela un espectro invisible de luz. En casi todo mi trabajo me enfrento al reto de la representación abstracta o fenómenos que son prácticamente imposibles de ver, o, al menos, muy difíciles de poner ante la lente de una cámara. Este es básicamente el caso del Congo, donde mi propósito estaba ocultado de forma inherente».

3

«Los guerrilleros rebeldes que yo quería fotografiar son perseguidos por el ejército congoleño, por otros grupos rebeldes y por los locales Mai Mai. Ellos emergen de la jungla para saquear y matar (así es como sobreviven) y después desaparecen entre el follaje tan rápido como pueden. Porque pueden agotar a las poblaciones civiles que ellos explotan, estos grupos circulan de forma nómada por la región. Viven en bivouac, moviéndose constantemente.

Muchos de esos grupos se han integrado recientemente en el ejército congoleño (eso los ha legitimizado y uniformado). Estos asesinos, simplemente, se han convertido en algo inmanente y consolidado.

Allá donde los combates han ocurrido es difícil percibir su huella. En vez de bricks and mortar, la zona oriental del Congo tiene chabolas provisionales y una vegetación rapaz que se traga la historia. En lugar de misiles demoníacos y cuarteles militares, hay armas blancas (machetes que matan en silencio), y las milicias rebeldes se ocultan, no entre hormigón ni utilizando el camuflaje, sino en la misma selva».

4

«La decisión de usar una película de infrarrojos en color supone un diálogo con todas estas cosas. La asociación poética que crea la paleta rosa y roja son un bi-producto de este marco conceptual y, además, es muy fértil. Es un paisaje alegórico -La Vie En Rose- remojado en una especie de realismo mágico.

Mientras hacía el trabajo, era muy consciente del hecho de que la luz infrarroja es invisible. Eso hacía que estuviese literalmente fotografiando a ciegas. Todo el proceso parecía absurdo. Me sentía como el protagonista de Dead Souls, de Gogol, cuantificando una ausencia mediante un método científico meticuloso en medio de un trayecto picaresco a través de una tierra imposible”.

5

6

7

8

9

10

11

Red

Entre los saqueos, el miedo y el horror, hay escenas pintadas de rosa que no se ven mirando por un objetivo. Richard Mosse fue al Congo buscando la belleza tras el desastre y volvió con esta serie, La Vie En Rose. ¿Cómo ocurrió todo? El lo cuenta así.

1

“Infra es una incursión fotográfica que aborda el conflicto del este del Congo utilizando una película infrarroja en color (una tecnología desarrollada, en sus orígenes, para las actividades de reconocimiento militar).

Cuando estaba en el Congo, a principios de 2010, Kodak anunció que dejaría de fabricar este tipo de película infrarroja. Yo estaba tratando con un medio abandonado que quería usar de forma reflexiva. Pretendía emplear esta tecnología militar contra ella misma con la esperanza de revelar algo sobre cómo la fotografía representa un lugar como el Congo, un sitio tan profundamente enterrado bajo sus representaciones.

Yo estaba especialmente interesado en saber cómo Aerochrome percibe y revela un espectro invisible de luz. En casi todo mi trabajo me enfrento al reto de la representación abstracta o fenómenos que son prácticamente imposibles de ver, o, al menos, muy difíciles de poner ante la lente de una cámara. Este es básicamente el caso del Congo, donde mi propósito estaba ocultado de forma inherente».

3

«Los guerrilleros rebeldes que yo quería fotografiar son perseguidos por el ejército congoleño, por otros grupos rebeldes y por los locales Mai Mai. Ellos emergen de la jungla para saquear y matar (así es como sobreviven) y después desaparecen entre el follaje tan rápido como pueden. Porque pueden agotar a las poblaciones civiles que ellos explotan, estos grupos circulan de forma nómada por la región. Viven en bivouac, moviéndose constantemente.

Muchos de esos grupos se han integrado recientemente en el ejército congoleño (eso los ha legitimizado y uniformado). Estos asesinos, simplemente, se han convertido en algo inmanente y consolidado.

Allá donde los combates han ocurrido es difícil percibir su huella. En vez de bricks and mortar, la zona oriental del Congo tiene chabolas provisionales y una vegetación rapaz que se traga la historia. En lugar de misiles demoníacos y cuarteles militares, hay armas blancas (machetes que matan en silencio), y las milicias rebeldes se ocultan, no entre hormigón ni utilizando el camuflaje, sino en la misma selva».

4

«La decisión de usar una película de infrarrojos en color supone un diálogo con todas estas cosas. La asociación poética que crea la paleta rosa y roja son un bi-producto de este marco conceptual y, además, es muy fértil. Es un paisaje alegórico -La Vie En Rose- remojado en una especie de realismo mágico.

Mientras hacía el trabajo, era muy consciente del hecho de que la luz infrarroja es invisible. Eso hacía que estuviese literalmente fotografiando a ciegas. Todo el proceso parecía absurdo. Me sentía como el protagonista de Dead Souls, de Gogol, cuantificando una ausencia mediante un método científico meticuloso en medio de un trayecto picaresco a través de una tierra imposible”.

5

6

7

8

9

10

11

Compártelo twitter facebook whatsapp
Mariah Carey lanza un disco patrocinado por marcas
La actualidad como Dios manda… ¡en GIFs!
Las mujeres de la Biblia no eran ni tan santas ni tan vírgenes, según Chester Brown
«Pretendemos devolver a su sitio al periodismo de siempre»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *