28 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Lo último en Japón: Someterse a un tratamiento para tener los dientes torcidos

28 de octubre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay quien se somete a operaciones estéticas para mejorar alguna zona de su cuerpo. En Japón una moda reciente está llevando a algunas mujeres a hacer lo contrario en busca de la imperfección. El fenomeno se llama Yaeba, una palabra que, según la bloguera de moda Michelle Phan, significa doble diente, en referencia al efecto estético que produce tener los colmillos ligeramente salidos de la dentadura.

La clínica de estética dental Salon Plaisir, en el distrito de Ginza (Tokio), ha sido la primera en ofrecer este tratamiento que consiste en aplicar prótesis sobre la dentadura existente para producir el efecto de tener los dientes torcidos y los colmillos ligeramente salidos.

Según Phan, tener los dientes desordenados es algo que gusta bastante a algunos hombres japoneses. «Se dice que hace que sean más cercanas, la imperfección es algo que se considera atractivo», explica.

Pero no a todos les convence esta moda. Según un artículo de CNN GO, un dentista consultado sobre el proceso recomienda no someterse al tratamiento. «Es una locura. Los dientes tienen agujeros para que entre el oxigeno. Si los cubres, perjudicas la salud del diente». Además, lo tacha de moda pasajera, «desaparecerá en seis meses».

Para la Dr. Zaslow, en declaraciones a NY Times, que también ha recogido la noticia, representa un ejemplo más de las presiones a las que son sometidas las mujeres. «No tiene nada que ver con aceptarse a sí mismo. Es un ejemplo más de las mujeres que cambian sus apariencia para satisfacer a los hombres».

Y tú, ¿te apuntarías a la moda?


Hay quien se somete a operaciones estéticas para mejorar alguna zona de su cuerpo. En Japón una moda reciente está llevando a algunas mujeres a hacer lo contrario en busca de la imperfección. El fenomeno se llama Yaeba, una palabra que, según la bloguera de moda Michelle Phan, significa doble diente, en referencia al efecto estético que produce tener los colmillos ligeramente salidos de la dentadura.

La clínica de estética dental Salon Plaisir, en el distrito de Ginza (Tokio), ha sido la primera en ofrecer este tratamiento que consiste en aplicar prótesis sobre la dentadura existente para producir el efecto de tener los dientes torcidos y los colmillos ligeramente salidos.

Según Phan, tener los dientes desordenados es algo que gusta bastante a algunos hombres japoneses. «Se dice que hace que sean más cercanas, la imperfección es algo que se considera atractivo», explica.

Pero no a todos les convence esta moda. Según un artículo de CNN GO, un dentista consultado sobre el proceso recomienda no someterse al tratamiento. «Es una locura. Los dientes tienen agujeros para que entre el oxigeno. Si los cubres, perjudicas la salud del diente». Además, lo tacha de moda pasajera, «desaparecerá en seis meses».

Para la Dr. Zaslow, en declaraciones a NY Times, que también ha recogido la noticia, representa un ejemplo más de las presiones a las que son sometidas las mujeres. «No tiene nada que ver con aceptarse a sí mismo. Es un ejemplo más de las mujeres que cambian sus apariencia para satisfacer a los hombres».

Y tú, ¿te apuntarías a la moda?


Compártelo twitter facebook whatsapp
La dictadura de lo políticamente correcto se ceba con el arte
Mucho Macho: una colección de personajes «medio enojados»
Un dibujo colaborativo en red
Tacones de aguja, ciencia caliente
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Pues a mí me parece fantástico evitar ser exactamente igual que todas las pedorras y pedorros con dientes blanqueados, arreglos en pómulos, nariz, labios de salchicha y tetas de plástico (él y ella). Auqnue el concepto sea repulsivo, (estropear algo) es sustancialmente positivo por la carga de rebeldía.
    Confirmo que los japos están un poco locos.

  • Si se creía que era una moda pasajera no fue el caso.. Hoy en día existen tratamientos de estética dental que no requieren desgastar los dientes, como el uso de carillas de composite.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad