9 de febrero 2010    /   CINE/TV
por
 

Logorama: La carta de Hervé de Crécy para reivindicar que fue 1 de los 3 autores

9 de febrero 2010    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

pringles

Todas las historias tienen siempre otras historias detrás que muy pocos conocen. Logorama, recientemente nominada en los Oscars, no sólo encierra múltiples relatos de logos dentro del corto. Fuera de la película ha surgido una historía que nos llegó en un mail hace unas semanas.

¿Quién es el autor del corto? Yorokobu publicó una entrevista el pasado octubre con quien decía ser el autor de la pieza, Ludovic Houplain. Y así es. El fundador del estudio H5 es uno de los responsables del corto, pero, en una de esas historias que se repiten millones de veces en el mundo empresarial, un día Hervé de Crécy escribió a Yorokobu para reclamar su papel en la realización del film. Dice que Houplain lo sacó de los créditos después de que abandonara el estudio francés.

Este es un resumen de la carta que nos escribió:

“H5 empezó a rodar películas, y especialmente videoclips en 1999. A partir del año siguiente el equipo directivo estaba formado por Ludovic Houplain y yo. Entre 2002 y 2003 se unió François Alaux. Firmábamos todos nuestros trabajos con el nombre de H5, a pesar de que Ludovic era el único propietario de la marca H5 (él creó la compañía junto a Antoine Bardou-Jacquet un par de años antes de que yo llegara).

No recibíamos ningún salario de H5. Pensábamos que estábamos construyendo una identidad común pero nos dimos cuenta de que era completamente falso. Estábamos creando la compañía de Ludovic sin un sueldo a cambio y sin ningún porcentaje.

Después de 10 años de duro trabajo, haciendo películas que daban cierta fama a la compañía sin recibir nada a cambio, François y yo decidimos dejar H5 y trabajar por nuestra cuenta. Especialmente, porque dedicamos mucho tiempo y mucha energía a hacer que Logorama fuese posible.

Nosotros fuimos parte del proyecto desde el principio. Viajamos a Los Angeles para grabar las voces (¡Conseguimos que David Fincher hiciera el Pringle original!) y escribimos el diálogo con un escritor americano (Gregory Pruss). Trabajamos mucho con la compañía de Ridley Scott en EEUU gracias a nuestro productor Rhea Scott. Dedicamos mucho tiempo a la animación de la imagen de Mikros…

Durante todo ese tiempo Ludovic destinó la mayor parte de su tiempo a los trabajos más lucrativos de H5, y sólo cuando le apetecía, prestaba atención a Logorama.

Ahora que hemos decidido ir por otro camino, Ludovic no quiere aceptar que todo lo que hicimos juntos durante todos estos años no es de su propiedad.

Me horroriza cuando Ludovic dice que H5 financió la película porque fue financiada principalmente por:

fondos públicos, como el Centro Nacional de Cinematografía y otras colaboraciones que trajo Nicolas Schmerkin, el único productor
Addict, la compañía de producción francesa que representa a H5 en publicidad
Mikros Image, la compañía de postproducción, que invirtió una gran cantidad de tiempo, maquinaria y personal en la película
RSA, que hizo la producción del sonido y grabó las voces
– Los tres autores del film, que financiaron principalmente la participación de H5
Canal+

Lodovic y su hombre de ventas, Nicolas Rozier, están intentando borrar todas las huellas de nuestra existencia. En la Wikipedia primero y en el website dedicado a Logorama después”.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

pringles

Todas las historias tienen siempre otras historias detrás que muy pocos conocen. Logorama, recientemente nominada en los Oscars, no sólo encierra múltiples relatos de logos dentro del corto. Fuera de la película ha surgido una historía que nos llegó en un mail hace unas semanas.

¿Quién es el autor del corto? Yorokobu publicó una entrevista el pasado octubre con quien decía ser el autor de la pieza, Ludovic Houplain. Y así es. El fundador del estudio H5 es uno de los responsables del corto, pero, en una de esas historias que se repiten millones de veces en el mundo empresarial, un día Hervé de Crécy escribió a Yorokobu para reclamar su papel en la realización del film. Dice que Houplain lo sacó de los créditos después de que abandonara el estudio francés.

Este es un resumen de la carta que nos escribió:

“H5 empezó a rodar películas, y especialmente videoclips en 1999. A partir del año siguiente el equipo directivo estaba formado por Ludovic Houplain y yo. Entre 2002 y 2003 se unió François Alaux. Firmábamos todos nuestros trabajos con el nombre de H5, a pesar de que Ludovic era el único propietario de la marca H5 (él creó la compañía junto a Antoine Bardou-Jacquet un par de años antes de que yo llegara).

No recibíamos ningún salario de H5. Pensábamos que estábamos construyendo una identidad común pero nos dimos cuenta de que era completamente falso. Estábamos creando la compañía de Ludovic sin un sueldo a cambio y sin ningún porcentaje.

Después de 10 años de duro trabajo, haciendo películas que daban cierta fama a la compañía sin recibir nada a cambio, François y yo decidimos dejar H5 y trabajar por nuestra cuenta. Especialmente, porque dedicamos mucho tiempo y mucha energía a hacer que Logorama fuese posible.

Nosotros fuimos parte del proyecto desde el principio. Viajamos a Los Angeles para grabar las voces (¡Conseguimos que David Fincher hiciera el Pringle original!) y escribimos el diálogo con un escritor americano (Gregory Pruss). Trabajamos mucho con la compañía de Ridley Scott en EEUU gracias a nuestro productor Rhea Scott. Dedicamos mucho tiempo a la animación de la imagen de Mikros…

Durante todo ese tiempo Ludovic destinó la mayor parte de su tiempo a los trabajos más lucrativos de H5, y sólo cuando le apetecía, prestaba atención a Logorama.

Ahora que hemos decidido ir por otro camino, Ludovic no quiere aceptar que todo lo que hicimos juntos durante todos estos años no es de su propiedad.

Me horroriza cuando Ludovic dice que H5 financió la película porque fue financiada principalmente por:

fondos públicos, como el Centro Nacional de Cinematografía y otras colaboraciones que trajo Nicolas Schmerkin, el único productor
Addict, la compañía de producción francesa que representa a H5 en publicidad
Mikros Image, la compañía de postproducción, que invirtió una gran cantidad de tiempo, maquinaria y personal en la película
RSA, que hizo la producción del sonido y grabó las voces
– Los tres autores del film, que financiaron principalmente la participación de H5
Canal+

Lodovic y su hombre de ventas, Nicolas Rozier, están intentando borrar todas las huellas de nuestra existencia. En la Wikipedia primero y en el website dedicado a Logorama después”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
“El manga busca primero la pasión, los beneficios vienen luego”
True Detective o desafía al público y triunfarás
Winston Hacking hace vídeos con recortes de papel y desechos audiovisuales
¿Miedo o aventura? Atrévete a plasmar tu visión del éxodo laboral en quince minutos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad