19 de febrero 2018    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Los ‘beef’ nacieron antes que el rap y el trap

19 de febrero 2018    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Un beef, según la definición de Wikipedia, es «una pelea física o controversia entre dos raperos creando una rivalidad en la que cada uno difama y se enfrenta al otro de cualquier forma».

Algo así fue lo que ocurrió cuando C. Tangana quemó kilómetros de Madrid a Vigo para arrearle un sopapo a Nega, MC de Los Chikos del Maíz. Antes, se había producido un intercambio de canciones que desembocó en la agria polémica.

Sin necesidad de remontarse a Góngora y Quevedo, lo cierto es que los enfrentamientos de versos en los escenarios llevaban décadas produciéndose. Lynyrd Skynyrd y Neil Young ya tuvieron sarao en los años 70 a raíz de Alabama y todo lo sureño.

Young publicó Southern Man en 1970. En la letras de la canción, el canadiense escribió estos versos:

Hombre sureño, no pierdas la cabeza,
no olvides lo que dice tu buen libro.
Un cambio sureño vendrá finalemente.
Ahora tus cruces arden rápido, hombre sureño.

No contento con el viaje que metió al sur de EEUU, Neil Young publicó Alabama dos años después:

Soy de una tierra nueva, vengo a ti y veo toda esta ruina.
¿Qué estás haciendo Alabama?
Tienes al resto de la unión para ayudarte
¿Que está yendo mal?

Esa canción provocó la reacción de Ronnie Van Zant, líder de Lynyrd Skynyrd y devoto de la cultura sureña norteamericana. Ahí comenzó el beef. Van Zant cambió unos versos de una canción que publicaría en 1974 y que se llamaba Sweet Home Alabama.

Bien, oí al señor Young cantando sobre ella.
Bien, oí al viejo Neil menospreciándola.
Bien, espero que Neil Young recuerde
que un sureño no lo necesita por aquí de ninguna manera.

El giro de guion llega por la admiración que ambos músicos se profesaban. Young afirmó que estaba orgulloso de que su nombre apareciese en una canción de la banda. Por su parte, Ronnie Van Zant usaba para sus concierto de manera relativamente habitual una camiseta con la portada del disco Tonight’s the night, de Neil Young.

El 20 de octubre de 1977, el avión que llevaba a Lynyrd Skynyrd desde Greenville hasta Baton Rouge se quedó sin combustible. Ronnie Van Zant era una de las víctimas mortales. Tres semanas después, Neil Young insertó algunos versos de Sweet Home Alabama en su propia Alabama. No volvería a tocar la canción hasta el año 2006.

Niños, la lección de todo esto es que podéis discutir con vuestro amigos haciendo canciones alucinantes, pero nunca hagáis 500 km para dar una tollina.

captura-de-pantalla-2018-02-19-a-las-9-11-22

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Un beef, según la definición de Wikipedia, es «una pelea física o controversia entre dos raperos creando una rivalidad en la que cada uno difama y se enfrenta al otro de cualquier forma».

Algo así fue lo que ocurrió cuando C. Tangana quemó kilómetros de Madrid a Vigo para arrearle un sopapo a Nega, MC de Los Chikos del Maíz. Antes, se había producido un intercambio de canciones que desembocó en la agria polémica.

Sin necesidad de remontarse a Góngora y Quevedo, lo cierto es que los enfrentamientos de versos en los escenarios llevaban décadas produciéndose. Lynyrd Skynyrd y Neil Young ya tuvieron sarao en los años 70 a raíz de Alabama y todo lo sureño.

Young publicó Southern Man en 1970. En la letras de la canción, el canadiense escribió estos versos:

Hombre sureño, no pierdas la cabeza,
no olvides lo que dice tu buen libro.
Un cambio sureño vendrá finalemente.
Ahora tus cruces arden rápido, hombre sureño.

No contento con el viaje que metió al sur de EEUU, Neil Young publicó Alabama dos años después:

Soy de una tierra nueva, vengo a ti y veo toda esta ruina.
¿Qué estás haciendo Alabama?
Tienes al resto de la unión para ayudarte
¿Que está yendo mal?

Esa canción provocó la reacción de Ronnie Van Zant, líder de Lynyrd Skynyrd y devoto de la cultura sureña norteamericana. Ahí comenzó el beef. Van Zant cambió unos versos de una canción que publicaría en 1974 y que se llamaba Sweet Home Alabama.

Bien, oí al señor Young cantando sobre ella.
Bien, oí al viejo Neil menospreciándola.
Bien, espero que Neil Young recuerde
que un sureño no lo necesita por aquí de ninguna manera.

El giro de guion llega por la admiración que ambos músicos se profesaban. Young afirmó que estaba orgulloso de que su nombre apareciese en una canción de la banda. Por su parte, Ronnie Van Zant usaba para sus concierto de manera relativamente habitual una camiseta con la portada del disco Tonight’s the night, de Neil Young.

El 20 de octubre de 1977, el avión que llevaba a Lynyrd Skynyrd desde Greenville hasta Baton Rouge se quedó sin combustible. Ronnie Van Zant era una de las víctimas mortales. Tres semanas después, Neil Young insertó algunos versos de Sweet Home Alabama en su propia Alabama. No volvería a tocar la canción hasta el año 2006.

Niños, la lección de todo esto es que podéis discutir con vuestro amigos haciendo canciones alucinantes, pero nunca hagáis 500 km para dar una tollina.

captura-de-pantalla-2018-02-19-a-las-9-11-22

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Quieres una entrada para Sónar 2012?
«Hago diseño porque lo considero la parte más funcional del arte»
Cuando la mirada del lector termina el cómic
Para los medios solo existe Madrid
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies