27 de abril 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Los calzoncillos de la Cuarta Enmienda

27 de abril 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Ya saben como funciona el mundo desde septiembre de 2001. Vivimos en un peligroso nido de terroristas en el que cualquier medida, por absurda e inútil que sea, es justificable en nombre del sacrosanto concepto de «La Seguridad», así, con mayúsculas. Si, ejerciendo su libre derecho como ciudadano, quiere usted alzar su voz en forma de protesta, sepa que ha salido la línea de ropa interior definitiva. Se trata de 4th Amendment Wear, una serie de lencería para ellas, ellos y los más pequeños con los más encantadores pasajes de la Cuarta Enmienda impresos en ella y listos para ser leídos con los escáneres de seguridad.
Estarán más que acostumbrados, claro.  El terrorismo internacional, los malos para entendernos, acechan en cualquier esquina. Para evitar que actúen es importante que no atraviesen la zona de seguridad aeroportuaria líquidos en cantidades mayores a 100 ml. a pesar de que tras esos arcos magnéticos puede usted hacerse con los mismos líquidos en la cantidad que desee. Es de suponer que la capacidad destructiva de dichos fluidos ha sido previamente neutralizada. Por supuesto. Como la tecnología avanza que es una barbaridad, las nuevas herramientas permiten escrutar al ser humano debajo incluso de la dermis, que nunca se sabe en qué orificio puede un terrorista meter un arma de destrucción masiva.

En cualquier caso, querido ciudadano, y a pesar de los denostados esfuerzos que hacen las autoridades por mantenerle sano y salvo, pude que sea usted un quejicoso personaje con filias terroristas, un molesto ser que odia ser vigilado para su propia seguridad o, lo que es peor aún, un desagradecido jipi de mierda. En tal caso, sepa que existe la ropa interior que usted demandaba desde hace tiempo.
Los creativos estadounidenses Matthew Ryan y Tim Geoghean han creado una línea de underwear en la que figuran algunas frases incluídas en la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, esa que viene a decir que «el derecho de los habitantes de que sus personas, domicilios, papeles y efectos se hallen a salvo de pesquisas y aprehensiones arbitrarias, será inviolable». La particularidad que presenta 4th Amendment Wear es que el texto se ha imprimido en el tejido mediante una tinta metálica que puede ser leída en las pantallas de esos radares de rayos X. Es cierto que con ello, los nobles funcionarios de seguridad sabrán que es usted un peligroso contestatario pero, a veces, uno hace lo que tiene que hacer.
Visto en The Inspiration Room.


¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Ya saben como funciona el mundo desde septiembre de 2001. Vivimos en un peligroso nido de terroristas en el que cualquier medida, por absurda e inútil que sea, es justificable en nombre del sacrosanto concepto de «La Seguridad», así, con mayúsculas. Si, ejerciendo su libre derecho como ciudadano, quiere usted alzar su voz en forma de protesta, sepa que ha salido la línea de ropa interior definitiva. Se trata de 4th Amendment Wear, una serie de lencería para ellas, ellos y los más pequeños con los más encantadores pasajes de la Cuarta Enmienda impresos en ella y listos para ser leídos con los escáneres de seguridad.
Estarán más que acostumbrados, claro.  El terrorismo internacional, los malos para entendernos, acechan en cualquier esquina. Para evitar que actúen es importante que no atraviesen la zona de seguridad aeroportuaria líquidos en cantidades mayores a 100 ml. a pesar de que tras esos arcos magnéticos puede usted hacerse con los mismos líquidos en la cantidad que desee. Es de suponer que la capacidad destructiva de dichos fluidos ha sido previamente neutralizada. Por supuesto. Como la tecnología avanza que es una barbaridad, las nuevas herramientas permiten escrutar al ser humano debajo incluso de la dermis, que nunca se sabe en qué orificio puede un terrorista meter un arma de destrucción masiva.

En cualquier caso, querido ciudadano, y a pesar de los denostados esfuerzos que hacen las autoridades por mantenerle sano y salvo, pude que sea usted un quejicoso personaje con filias terroristas, un molesto ser que odia ser vigilado para su propia seguridad o, lo que es peor aún, un desagradecido jipi de mierda. En tal caso, sepa que existe la ropa interior que usted demandaba desde hace tiempo.
Los creativos estadounidenses Matthew Ryan y Tim Geoghean han creado una línea de underwear en la que figuran algunas frases incluídas en la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, esa que viene a decir que «el derecho de los habitantes de que sus personas, domicilios, papeles y efectos se hallen a salvo de pesquisas y aprehensiones arbitrarias, será inviolable». La particularidad que presenta 4th Amendment Wear es que el texto se ha imprimido en el tejido mediante una tinta metálica que puede ser leída en las pantallas de esos radares de rayos X. Es cierto que con ello, los nobles funcionarios de seguridad sabrán que es usted un peligroso contestatario pero, a veces, uno hace lo que tiene que hacer.
Visto en The Inspiration Room.


¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Por qué existen las ciudades?
Las cinco mil versiones cutres de Star Wars
Los píxeles en punto de cruz de Paulova
Llevamos siete años dejando en blanco la portada de febrero
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • También hay mucho de ridiculez en la terquedad de «protegerse», porque no sé qué diferencias o morbosidades puedan encontrar en la silueta rayos X de alguien, que no la hayan visto ya en miles de personas previas.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies