18 de noviembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Los cazatesoros de papel y plástico

18 de noviembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Al norte de Londres hay una calle que parece igual a todas las demás. Arlington Way tiene casas de ladrillos pardos y tiendas con fachadas en colores pastel, tiene un pub con moqueta verde y cervezas doradas. Y tiene una papelería regentada por una pareja que parece igual a todas las demás. Lo que pocos saben es que Neal Whittington y Mark Smith no solo llevan una papelería. Son también cazadores de tesoros. No buscan en antiguas ruinas ni se apropian de monedas aztecas. Tampoco trafican ni promueven el expolio. Estos dos treintañeros están recorriendo el mundo buscando joyas menos brillantes: joyas de papel y plástico, tesoros de papelería.

En estos momentos Mark y Neal están preparando un viaje a Japón en pos de objetos de coleccionista. Están localizando mercadillos y tiendas de segunda mano en Internet, haciendo una maleta que ha sido maltratada en aeropuertos belgas, españoles, rumanos, franceses, alemanes y húngaros… “Algunos de estos viajes son también vacaciones”, reconoce Neal, “pero siempre estamos buscando material; no importa donde vayamos”.

Su museo particular tiene forma de papelería y se llama Present & Correct. Lápices de los años cincuenta, una colección de sellos alemanes con formas geométricas o una máquina de escribir con las teclas de colores. En esta pequeña tienda de Arlington Way es posible encontrar material de oficinas pretéritas, aquellas en las que el humo de tabaco se fundía en el aire con el repiqueteo constante de las Olivetti. Trabajos analógicos, cuyos vestigios todavía se pueden encontrar buceando entre las reliquias huérfanas de los mercados de pulgas. Y que pueden tener un nuevo uso. “Hay algo especial en rescatar viejos papeles y tarjetas y asegurarse de que encuentren una nueva casa: la gente aprecia estas cosas”, reflexionan estos jóvenes sobre su negocio.

P1070860

Neal Whittington empezó a coleccionar materiales de papelería antes de tener un propósito, antes de que Present & Correct fuese siquiera el embrión de una idea. “Cuando era niño”, reconoce, “me gastaba las vueltas de la compra en esto”. A los quince años empezó a trabajar en una papelería y entonces supo que iba a acabar regentando una. Sin embargo, el destino a veces es caprichoso y la línea recta es el camino más corto, pero no siempre el correcto. Neal estudió diseño gráfico, se desvió de su meta, pero finalmente llegó y hoy se muestra pletórico. “No tengo muchos vicios, pero la papelería es uno de ellos. Me recuerda mi niñez y me hace feliz. Y eso es importante”, sentencia. Sus estudios de diseño gráfico (que comparte con su pareja y socio Mark) no habrían servido de mucho en una papelería ordinaria. Pero ya hemos dicho que esta papelería no es igual que las demás.

P1080713

P1080719

Present & Correct no es un simple geriátrico de materiales de oficina, también es un paritorio. Mark y Neal crean unos cinco objetos al año, “y todos se agotan”, puntualizan orgullosos. Tienen una lista (garabateada a mano, ellos “nunca” utilizarían un iPad para esas cosas) en la que han apuntado unos 30 diseños que próximamente ocuparán un estante en su papelería. Les gusta la estética antigua y eso se nota en sus productos, de líneas simples y elegantes. También venden material de otros diseñadores modernos; aquí hay espacio para todo y para todos. Además de estudiantes y oficinistas, su negocio es frecuentado por diseñadores y artistas. Y con la tienda online recién abierta el espectro de clientes se amplía por momentos. Así podrán seguir vendiendo mientras crean, mientras viajan y ejercen de cazatesoros de papel. Próximo destino: Japón.

P1070070

P1070864

P1070906

P1070959

P1080054

P1080228

P1080240

P1080414

P1080474

P1080629

P1080745

P1080758

P1080764

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Al norte de Londres hay una calle que parece igual a todas las demás. Arlington Way tiene casas de ladrillos pardos y tiendas con fachadas en colores pastel, tiene un pub con moqueta verde y cervezas doradas. Y tiene una papelería regentada por una pareja que parece igual a todas las demás. Lo que pocos saben es que Neal Whittington y Mark Smith no solo llevan una papelería. Son también cazadores de tesoros. No buscan en antiguas ruinas ni se apropian de monedas aztecas. Tampoco trafican ni promueven el expolio. Estos dos treintañeros están recorriendo el mundo buscando joyas menos brillantes: joyas de papel y plástico, tesoros de papelería.

En estos momentos Mark y Neal están preparando un viaje a Japón en pos de objetos de coleccionista. Están localizando mercadillos y tiendas de segunda mano en Internet, haciendo una maleta que ha sido maltratada en aeropuertos belgas, españoles, rumanos, franceses, alemanes y húngaros… “Algunos de estos viajes son también vacaciones”, reconoce Neal, “pero siempre estamos buscando material; no importa donde vayamos”.

Su museo particular tiene forma de papelería y se llama Present & Correct. Lápices de los años cincuenta, una colección de sellos alemanes con formas geométricas o una máquina de escribir con las teclas de colores. En esta pequeña tienda de Arlington Way es posible encontrar material de oficinas pretéritas, aquellas en las que el humo de tabaco se fundía en el aire con el repiqueteo constante de las Olivetti. Trabajos analógicos, cuyos vestigios todavía se pueden encontrar buceando entre las reliquias huérfanas de los mercados de pulgas. Y que pueden tener un nuevo uso. “Hay algo especial en rescatar viejos papeles y tarjetas y asegurarse de que encuentren una nueva casa: la gente aprecia estas cosas”, reflexionan estos jóvenes sobre su negocio.

P1070860

Neal Whittington empezó a coleccionar materiales de papelería antes de tener un propósito, antes de que Present & Correct fuese siquiera el embrión de una idea. “Cuando era niño”, reconoce, “me gastaba las vueltas de la compra en esto”. A los quince años empezó a trabajar en una papelería y entonces supo que iba a acabar regentando una. Sin embargo, el destino a veces es caprichoso y la línea recta es el camino más corto, pero no siempre el correcto. Neal estudió diseño gráfico, se desvió de su meta, pero finalmente llegó y hoy se muestra pletórico. “No tengo muchos vicios, pero la papelería es uno de ellos. Me recuerda mi niñez y me hace feliz. Y eso es importante”, sentencia. Sus estudios de diseño gráfico (que comparte con su pareja y socio Mark) no habrían servido de mucho en una papelería ordinaria. Pero ya hemos dicho que esta papelería no es igual que las demás.

P1080713

P1080719

Present & Correct no es un simple geriátrico de materiales de oficina, también es un paritorio. Mark y Neal crean unos cinco objetos al año, “y todos se agotan”, puntualizan orgullosos. Tienen una lista (garabateada a mano, ellos “nunca” utilizarían un iPad para esas cosas) en la que han apuntado unos 30 diseños que próximamente ocuparán un estante en su papelería. Les gusta la estética antigua y eso se nota en sus productos, de líneas simples y elegantes. También venden material de otros diseñadores modernos; aquí hay espacio para todo y para todos. Además de estudiantes y oficinistas, su negocio es frecuentado por diseñadores y artistas. Y con la tienda online recién abierta el espectro de clientes se amplía por momentos. Así podrán seguir vendiendo mientras crean, mientras viajan y ejercen de cazatesoros de papel. Próximo destino: Japón.

P1070070

P1070864

P1070906

P1070959

P1080054

P1080228

P1080240

P1080414

P1080474

P1080629

P1080745

P1080758

P1080764

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
«Guía Trotamundos» para invadir Alemania
Vintage Ad Browser: Un buscador de publicidad vintage
Café y bicis para currar fuera de casa
Los números constructivistas de Jorge Gallardo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.