fbpx
4 de febrero 2010    /   DIGITAL
por
 

Los consumidores dan su dinero, los fans su corazón

4 de febrero 2010    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

1

Esto no es un post más sobre el iPad, esto es un post sobre los verdaderos protagonistas,  al margen del punto de vista «técnico» o «tecnológico» de la cosa, me parece que es un lanzamiento brutal que sirve de termómetro para medir la temperatura de los verdaderos protagonistas, los fans de la marca. Apple conoce a la gente, Apple sabe la regla de oro que TODO departamento de marketing, agencia de publicidad, estudio de diseño, I+D, churrería, kiosko de la esquina, estanco o bar de tapas deberíamos tener más clara que el agua de Mayo:

Los consumidores dan su dinero a las marcas, los fans además les dan su corazón. Los consumidores se quejan, los fans perdonan. Los consumidores son críticos, los fans son embajadores.  Los consumidores cambian, los fans se quedan. Los fans son la panacea, el santo grial para una marca, alguien que siempre te defenderá, y no sólo será fiel sino que también convertirán a todo el que tengan a su alrededor e un brandcreyente como ellos.

2

¿Hasta aquí todo bien no?, ahora la letra pequeña. Ni Apple escapa a la única regla, norma, señal o como quieras llamarlo:

Nunca le rompas el corazón a un fan.

Lo genial, brutal e imprevisible que se vuelve la tecnología mezclada con la gente nunca deja de sorprenderme, es tan peligrosa que las supuestas «orquestadas campañas» de rumorología por parte de la manzanita se le pueden  volver en contra porque…

Nunca le rompas el corazón a un fan.

En efecto, desde un punto de vista de «branding» es absurdo a estas alturas pensar en el iPad como un activo positivo para la marca madre, Apple. Pero puede que haya sembrado una duda razonable en la mente de la gente de Cupertino por el revuelo que el trasto está causando, y en los corazones de todas aquellas personas que esperaban ver aquello que el «Papa» de la tecnología, Mr Jobs, describía como «lo más importante que he hecho nunca».

3Cuidado con los overpromises, que los carga el diablo… La reacción no se ha hecho esperar. Desde todas partes de la red le llueven hostias a una de las pocas marcas que hacen que la gente duerma en la calle por estar el 1º en la cola.

Wired: «Es un Iphone gigante que no sirve para llamar por teléfono»

4

Puede que iPad venda, puede que Apple salve los muebles y los objetivos de marketing, puede que al final Steve Jobs  consiga perfilar un poco su frase en la mente de los fans, pero la sensación de «coitus interruptus» de millones de fans de todo el mundo no se la quita nadie y esto señores, es malo para el negocio.

5

Es posible que pienses: «El problema es que la gente no ha entendido a Apple». Si es así  enhorabuena porque eres un gran fan, pero realmente el problema es de la marca por no haber sabido gestionar las emociones de la gente.

Nunca le rompas el corazón a un fan.

1

Esto no es un post más sobre el iPad, esto es un post sobre los verdaderos protagonistas,  al margen del punto de vista «técnico» o «tecnológico» de la cosa, me parece que es un lanzamiento brutal que sirve de termómetro para medir la temperatura de los verdaderos protagonistas, los fans de la marca. Apple conoce a la gente, Apple sabe la regla de oro que TODO departamento de marketing, agencia de publicidad, estudio de diseño, I+D, churrería, kiosko de la esquina, estanco o bar de tapas deberíamos tener más clara que el agua de Mayo:

Los consumidores dan su dinero a las marcas, los fans además les dan su corazón. Los consumidores se quejan, los fans perdonan. Los consumidores son críticos, los fans son embajadores.  Los consumidores cambian, los fans se quedan. Los fans son la panacea, el santo grial para una marca, alguien que siempre te defenderá, y no sólo será fiel sino que también convertirán a todo el que tengan a su alrededor e un brandcreyente como ellos.

2

¿Hasta aquí todo bien no?, ahora la letra pequeña. Ni Apple escapa a la única regla, norma, señal o como quieras llamarlo:

Nunca le rompas el corazón a un fan.

Lo genial, brutal e imprevisible que se vuelve la tecnología mezclada con la gente nunca deja de sorprenderme, es tan peligrosa que las supuestas «orquestadas campañas» de rumorología por parte de la manzanita se le pueden  volver en contra porque…

Nunca le rompas el corazón a un fan.

En efecto, desde un punto de vista de «branding» es absurdo a estas alturas pensar en el iPad como un activo positivo para la marca madre, Apple. Pero puede que haya sembrado una duda razonable en la mente de la gente de Cupertino por el revuelo que el trasto está causando, y en los corazones de todas aquellas personas que esperaban ver aquello que el «Papa» de la tecnología, Mr Jobs, describía como «lo más importante que he hecho nunca».

3Cuidado con los overpromises, que los carga el diablo… La reacción no se ha hecho esperar. Desde todas partes de la red le llueven hostias a una de las pocas marcas que hacen que la gente duerma en la calle por estar el 1º en la cola.

Wired: «Es un Iphone gigante que no sirve para llamar por teléfono»

4

Puede que iPad venda, puede que Apple salve los muebles y los objetivos de marketing, puede que al final Steve Jobs  consiga perfilar un poco su frase en la mente de los fans, pero la sensación de «coitus interruptus» de millones de fans de todo el mundo no se la quita nadie y esto señores, es malo para el negocio.

5

Es posible que pienses: «El problema es que la gente no ha entendido a Apple». Si es así  enhorabuena porque eres un gran fan, pero realmente el problema es de la marca por no haber sabido gestionar las emociones de la gente.

Nunca le rompas el corazón a un fan.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Storytel: un Netflix para leer con los oídos
Economía de la vanidad: cuando exhibirte se convierte en un negocio
Campus Party Valencia | Campushéroes al poder
¿Qué pasó en eG8 Forum de París?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 14
  • Dado que hay pocas marcas capaces de generar el efecto apple, se sabe poco del efecto del que hablas….

    La marea sube y sube, pero siempre acaba bajando y eso se gestiona poco. De hecho Apple es genial subiendo, pero se queda ahí y la bajada siempre parece el inicio del fracaso, cuando es una estadio natural e incluso conveniente.

    Creo que un buen ejemplo de gestión de la bajada de marea ha sido Vueling. Tras el implusazo inicial ha conseguido consolidarse como negocio, y como marca, una vez se acaba la espuma. Ahora es mas solvente que fresca y seguramente la comunicación corporativa haya tenido mucho que ver.

    Muy buena reflexión, gracias.

  • Tienes razón Mii!, Pero Galileo sacó su teoría de golpe, no por fascículos, o un trozo y luego el resto…no buscó provocar la locura del mundo tecnológico aprovechando su credibilidad como científico ni tampoco jugó con las expectativas de nadie…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *