fbpx
17 de mayo 2012    /   DIGITAL
por
 

Los desafíos del pentágono a los límites de internet

17 de mayo 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Muchos avances tecnológicos parten de esfuerzos militares. Sin ir más lejos, los esfuerzos de DARPA, la agencia de inteligencia militar de USA, también conocida como ‘El Pentágono’ por crear un sistema de comunicación descentralizado, redundante y fiable, capaz de mantenerse en el caso de un holocausto nuclear, dieron como resultado la creación de ARPANET en 1969, que es el origen del actual internet.

Con motivo del 40 aniversario de esta efeméride, el Pentágono inició en 2009 una serie de retos dirigidos a la comunidad científica americana para testar los límites de internet y, en concreto, de las redes sociales.  Se trata de los DARPA Challenges.  A nadie se le escapa que detrás de un planteamiento aparentemente académico se esconden unos fines  puramente militares de espionaje, vigilancia, control y desencriptación.

DARPA Network Challenge.  Fue el primero de los retos, conmemorando el 40 aniversario de la creación de internet. El Pentágono lanzó 10 globos atmosféricos dispersos por diferentes sitios de USA y desafió a la comunidad científica a que los encontrara en menos de 9 horas, con el estímulo de una recompensa de 40.000$. Parecía imposible que nadie consiguiera el objetivo, ya que no eran visibles a través de satélite. Sin embargo, el equipo del Media Lab de MIT consiguió localizarlos en menos de 8 horas gracias a la creación de una red social estimulada por un modelo de crowdsourcing y gamification que repartía la recompensa entre los internautas. Este desafío ha pasado a la historia como el primer esfuerzo científico de movilización urgente social con fines científicos.

DARPA Shredder Challenge.  El Pentágono planteó la resolución de 5 puzzles compuestos de documentos pasados por una trituradora profesional.  Los trocitos de documento tenían bordes irregulares y eran de tamaño menor que una letra. Cada uno de los puzzles  incluía una clave para desentrañar el siguiente, que a su vez era mucho más complejo que el anterior (el último tenía 6.068 piezas).  La recompensa esta vez era de 50.000 dólares y el plazo de tiempo, de un mes.

De nuevo, el enigma se logró resolver en el plazo establecido gracias a la movilización social.

2012: Department of State Tag Challenge.  Esta vez el Pentágono se quitó la careta y organizó una auténtica cacería humana.  Suministró a la comunidad científica 5 fotos de 5 presuntos ladrones de joyas  que se escondían en el centro de 5 ciudades distintas.  Además, los ladrones (eran actores contratados) se movían intentando salir de la ciudad para simular fielmente las condiciones de una fuga.

Había que localizarlos y fotografiarlos en menos de 12 horas, con una recompensa de solo 5.000 dólares (bastante escasa en comparación con los 300.000 millones de dólares que se emplearon en la localización de Bin Laden). De nuevo, el equipo del MIT utilizó su modelo de movilización ciudadana, esta vez con foco en Twitter, y los encontró en Bratislava, New York y Washington D.C., ganando otra vez la competición.

Manuel Cebrián, español investigador del Media Lab del MIT, es el ganador de estos Challenges.  Manuel es miembro del Scientific Advisory Board del  ISDI y se encuentra estos días en España con motivo del Día de Internet impartiendo un taller sobre Crowdsourcing y Gamification, basado en su experiencia sobre los límites empíricos de la movilización social.

La experimentación científica demuestra que los límites de internet son dificilmente abarcables. La pregunta es si quien los franquea lo hace con fines positivos para la sociedad o solo para reforzar el control de sus ciudadanos.

Nacho de Pinedo, CEO del ISDI.

Muchos avances tecnológicos parten de esfuerzos militares. Sin ir más lejos, los esfuerzos de DARPA, la agencia de inteligencia militar de USA, también conocida como ‘El Pentágono’ por crear un sistema de comunicación descentralizado, redundante y fiable, capaz de mantenerse en el caso de un holocausto nuclear, dieron como resultado la creación de ARPANET en 1969, que es el origen del actual internet.

Con motivo del 40 aniversario de esta efeméride, el Pentágono inició en 2009 una serie de retos dirigidos a la comunidad científica americana para testar los límites de internet y, en concreto, de las redes sociales.  Se trata de los DARPA Challenges.  A nadie se le escapa que detrás de un planteamiento aparentemente académico se esconden unos fines  puramente militares de espionaje, vigilancia, control y desencriptación.

DARPA Network Challenge.  Fue el primero de los retos, conmemorando el 40 aniversario de la creación de internet. El Pentágono lanzó 10 globos atmosféricos dispersos por diferentes sitios de USA y desafió a la comunidad científica a que los encontrara en menos de 9 horas, con el estímulo de una recompensa de 40.000$. Parecía imposible que nadie consiguiera el objetivo, ya que no eran visibles a través de satélite. Sin embargo, el equipo del Media Lab de MIT consiguió localizarlos en menos de 8 horas gracias a la creación de una red social estimulada por un modelo de crowdsourcing y gamification que repartía la recompensa entre los internautas. Este desafío ha pasado a la historia como el primer esfuerzo científico de movilización urgente social con fines científicos.

DARPA Shredder Challenge.  El Pentágono planteó la resolución de 5 puzzles compuestos de documentos pasados por una trituradora profesional.  Los trocitos de documento tenían bordes irregulares y eran de tamaño menor que una letra. Cada uno de los puzzles  incluía una clave para desentrañar el siguiente, que a su vez era mucho más complejo que el anterior (el último tenía 6.068 piezas).  La recompensa esta vez era de 50.000 dólares y el plazo de tiempo, de un mes.

De nuevo, el enigma se logró resolver en el plazo establecido gracias a la movilización social.

2012: Department of State Tag Challenge.  Esta vez el Pentágono se quitó la careta y organizó una auténtica cacería humana.  Suministró a la comunidad científica 5 fotos de 5 presuntos ladrones de joyas  que se escondían en el centro de 5 ciudades distintas.  Además, los ladrones (eran actores contratados) se movían intentando salir de la ciudad para simular fielmente las condiciones de una fuga.

Había que localizarlos y fotografiarlos en menos de 12 horas, con una recompensa de solo 5.000 dólares (bastante escasa en comparación con los 300.000 millones de dólares que se emplearon en la localización de Bin Laden). De nuevo, el equipo del MIT utilizó su modelo de movilización ciudadana, esta vez con foco en Twitter, y los encontró en Bratislava, New York y Washington D.C., ganando otra vez la competición.

Manuel Cebrián, español investigador del Media Lab del MIT, es el ganador de estos Challenges.  Manuel es miembro del Scientific Advisory Board del  ISDI y se encuentra estos días en España con motivo del Día de Internet impartiendo un taller sobre Crowdsourcing y Gamification, basado en su experiencia sobre los límites empíricos de la movilización social.

La experimentación científica demuestra que los límites de internet son dificilmente abarcables. La pregunta es si quien los franquea lo hace con fines positivos para la sociedad o solo para reforzar el control de sus ciudadanos.

Nacho de Pinedo, CEO del ISDI.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Muerte al scroll infinito
La Universidad de Cambridge estudiará el riesgo de que los robots acaben con la especie humana
Los brasileños pierden la cabeza con Facebook
Cuenta cuántos están mirando el móvil en este vagón
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *