fbpx
28 de enero 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Los desconcertantes dibujos a boli de Nuria Riaza

28 de enero 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Aunque Nuria Riaza supo desde muy pequeña que quería hacer Bellas Artes, sabía que ni con becas podría costearse todos los materiales que se necesitan en esa carrera.

Cuando vio cómo andaba la economía que le rodeaba, escogió el papel como lienzo y el boli, que tanto empleaba en clases de anatomía, como su mejor aliado. «Por aquella época pensé que no había acabado el cartucho de ningún bolígrafo y así empecé con el BIC, sobre todo azul, como arma gráfica fetiche», comenta la ilustradora.

Nuria Riaza es de Almansa, en Albacete. Se mudó a Valencia para cursar su licenciatura pero mucho tiempo antes, ya jugaba con las pinturas y pinceles que su padre tenía por casa y pintaba en los ejercicios de las enciclopedias que ellos tenían. Con 6 solo añitos empezó las primeras clases en una casa de cultura de su pueblo.

Tras desviarse los primeros años de estudio y probar la dirección de fotografía, se dio cuenta de que lo que quería realmente era volver a dibujar. Acabó la carrera e hizo un Master de Diseño e Ilustración.

NuriaRiaza_Hits

En sus dibujos se aprecia un gusto especial por lo surreal, las ilustraciones científicas y la estética low-brow. Pero además, trata de homenajear a las horas en las que su abuela le enseñaba punto de cruz y le contaba rarezas. «Como suelo crear imágenes desconcertantes y un poco duras visualmente, el hilo me ayuda a darle una sensación más cálida a la ilustración. Algunas veces introduzco algún color plano con acrílico, pero básicamente todo es analógico y en su mayor parte bolígrafo», explica.

Nuria encuentra en el cine, el collage y su propia infancia mucha de su inspiración y se ríe al decir que los 90 fueron muy duros. Mientras tanto, seguirá dibujando hasta el final, el lugar es secundario. A día de hoy, calcula haber gastado unos 15 bolígrafos, y aunque parezcan pocos, fíjate tú cuántos bolis enteritos has gastado. Además, ha consumido más de 60 Rotring y unos cuantos rotuladores. Todo dentro de un presupuesto comedido.

NuriaRiaza_miércolesNuriaRiaza_headsNuriaRiaza_03

Aunque Nuria Riaza supo desde muy pequeña que quería hacer Bellas Artes, sabía que ni con becas podría costearse todos los materiales que se necesitan en esa carrera.

Cuando vio cómo andaba la economía que le rodeaba, escogió el papel como lienzo y el boli, que tanto empleaba en clases de anatomía, como su mejor aliado. «Por aquella época pensé que no había acabado el cartucho de ningún bolígrafo y así empecé con el BIC, sobre todo azul, como arma gráfica fetiche», comenta la ilustradora.

Nuria Riaza es de Almansa, en Albacete. Se mudó a Valencia para cursar su licenciatura pero mucho tiempo antes, ya jugaba con las pinturas y pinceles que su padre tenía por casa y pintaba en los ejercicios de las enciclopedias que ellos tenían. Con 6 solo añitos empezó las primeras clases en una casa de cultura de su pueblo.

Tras desviarse los primeros años de estudio y probar la dirección de fotografía, se dio cuenta de que lo que quería realmente era volver a dibujar. Acabó la carrera e hizo un Master de Diseño e Ilustración.

NuriaRiaza_Hits

En sus dibujos se aprecia un gusto especial por lo surreal, las ilustraciones científicas y la estética low-brow. Pero además, trata de homenajear a las horas en las que su abuela le enseñaba punto de cruz y le contaba rarezas. «Como suelo crear imágenes desconcertantes y un poco duras visualmente, el hilo me ayuda a darle una sensación más cálida a la ilustración. Algunas veces introduzco algún color plano con acrílico, pero básicamente todo es analógico y en su mayor parte bolígrafo», explica.

Nuria encuentra en el cine, el collage y su propia infancia mucha de su inspiración y se ríe al decir que los 90 fueron muy duros. Mientras tanto, seguirá dibujando hasta el final, el lugar es secundario. A día de hoy, calcula haber gastado unos 15 bolígrafos, y aunque parezcan pocos, fíjate tú cuántos bolis enteritos has gastado. Además, ha consumido más de 60 Rotring y unos cuantos rotuladores. Todo dentro de un presupuesto comedido.

NuriaRiaza_miércolesNuriaRiaza_headsNuriaRiaza_03

Compártelo twitter facebook whatsapp
Saca el creativo que llevas dentro con los consejos del diseñador Adam J. Kurtz
La rana psicodélica de Sergi Delgado
La incertidumbre de Alexis Nolla
La peregrina era una botella de Aquarius
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *