fbpx
1 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Los globos de Bután

1 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Se ha hablado mucho en los últimos años del ejemplo de Bután como antídoto a la visión miope del PIB. El país himalayo inventó el término «Gross National Happiness» (Indice de felicidad nacional bruta) en 1972 para englobar la felicidad de sus habitantes en la medida del progreso de la nación. En 2008 el pequeño reino, de apenas 700.000 habitantes, convirtió esta filosofía en un mandato constitucional.

En el otro lado del mundo, un artista estadounidense llamado Jonathan Harris se empieza a interesar por el país pero echa en falta una visión más vitalista sobre el tema. «En Bután, la felicidad es un asunto que se toma muy en serio. Lo estudian catedráticos, hojas de cálculo hacen seguimiento de ello, las vallas lo publicitan, las conferencias debaten sobre ello y cada año, intelectuales viajan a Thimpu para compartir sus ideas sobre que es lo que hace que la gente sea feliz», explica.

«Dada la solemnidad con la que se trata el tema, pensé que sería divertido hacer algo un poco más desenfadado», continúa.

Harris viajó a Bután en 2007 en busca de profundizar sobre el lado más humano de esta política. El resultado se puede ver en Balloons of Bhutan, un site que acaba de lanzar y un gran ejemplo de storytelling digital.

Durante su estancia el artista decidió hacer un experimento. Lanzó 5 preguntas sobre la felicidad a 117 personas que encuentró durante su viaje. A cada uno les preguntó lo que les hacía feliz, su recuerdo más feliz, que harían si fueran el rey de Bután, su nivel de felicidad entre 1 y 10, y  si tuvieran la oportunidad de pedir un deseo, cuál sería.

Según la puntuación, infló una serie globos para cada uno. «Luego escribí el deseo de cada persona en un globo que representa su color favorito».

La última noche de su viaje, estos 117 globos fueron colgados en Dochula, un camino sagrado junto a las banderas de oración budistas.

El storytelling de Jonathan Harris:

Portada

 

Introducción
Harris utiliza retratos fotográficos y entrevistas en audio

Un mosaico reúne las respuestas por temática de cada uno de los entrevistados

También es posible ver a todos los entrevistados catalogados por su ocupación, nivel de felicidad, color favorito y edad, en la sección de estadísticas

Bonus Track

Indice de felicidad nacional bruta explicado en tres minutos:

Más sobre Jonathan Harris:

La vida de Jonathan Harris en 440 días

Nuestra crisis post digital

Se ha hablado mucho en los últimos años del ejemplo de Bután como antídoto a la visión miope del PIB. El país himalayo inventó el término «Gross National Happiness» (Indice de felicidad nacional bruta) en 1972 para englobar la felicidad de sus habitantes en la medida del progreso de la nación. En 2008 el pequeño reino, de apenas 700.000 habitantes, convirtió esta filosofía en un mandato constitucional.

En el otro lado del mundo, un artista estadounidense llamado Jonathan Harris se empieza a interesar por el país pero echa en falta una visión más vitalista sobre el tema. «En Bután, la felicidad es un asunto que se toma muy en serio. Lo estudian catedráticos, hojas de cálculo hacen seguimiento de ello, las vallas lo publicitan, las conferencias debaten sobre ello y cada año, intelectuales viajan a Thimpu para compartir sus ideas sobre que es lo que hace que la gente sea feliz», explica.

«Dada la solemnidad con la que se trata el tema, pensé que sería divertido hacer algo un poco más desenfadado», continúa.

Harris viajó a Bután en 2007 en busca de profundizar sobre el lado más humano de esta política. El resultado se puede ver en Balloons of Bhutan, un site que acaba de lanzar y un gran ejemplo de storytelling digital.

Durante su estancia el artista decidió hacer un experimento. Lanzó 5 preguntas sobre la felicidad a 117 personas que encuentró durante su viaje. A cada uno les preguntó lo que les hacía feliz, su recuerdo más feliz, que harían si fueran el rey de Bután, su nivel de felicidad entre 1 y 10, y  si tuvieran la oportunidad de pedir un deseo, cuál sería.

Según la puntuación, infló una serie globos para cada uno. «Luego escribí el deseo de cada persona en un globo que representa su color favorito».

La última noche de su viaje, estos 117 globos fueron colgados en Dochula, un camino sagrado junto a las banderas de oración budistas.

El storytelling de Jonathan Harris:

Portada

 

Introducción
Harris utiliza retratos fotográficos y entrevistas en audio

Un mosaico reúne las respuestas por temática de cada uno de los entrevistados

También es posible ver a todos los entrevistados catalogados por su ocupación, nivel de felicidad, color favorito y edad, en la sección de estadísticas

Bonus Track

Indice de felicidad nacional bruta explicado en tres minutos:

Más sobre Jonathan Harris:

La vida de Jonathan Harris en 440 días

Nuestra crisis post digital

Compártelo twitter facebook whatsapp
Del tiranicidio considerado como una de las bellas artes
El matemático que hace arte con la luz
Si Shakespeare viviese ahora, sería un hipster
‘Reversible’, la nueva vida de unas vallas de publicidad obsoletas en Rivas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *