3 de julio 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Los iconos de la selección española

3 de julio 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Mundial de Alemania de 2006. España es eliminada por Francia en cuartos de final. Faltaban dos años para que empezara la hegemonía mundial de la selección española de fútbol. Sin embargo, el entonces seleccionador nacional, Luis Aragonés, y el diario deportivo Marca ya comenzaban a hablar de ‘La Roja’. Ese año, la agencia de comunicación estratégica asturiana Puntosuspensivos registraba la marca y el dominio www.laroja.es.

Nadie podía entonces imaginar lo que ocurrió desde entonces y hasta el pasado domingo. En 2008 España gana la Eurocopa. La Roja se pone de moda y el teléfono de Puntosuspensivos comienza a sonar. “¿Pero para qué quiere una pequeña agencia asturiana una marca como esa?”, se pregunta la Federación Española de Fútbol.

“Registramos la marca porque queríamos unir nuestra afición por el fútbol con nuestra pasión por el mundo de la comunicación”, señala Luisma Hernández, socio de esta agencia. Lo siguiente fueron reuniones, reuniones y más reuniones, que no acabaron en acuerdo. “En principio nuestra intención era participar en un proyecto, no vender la marca”.

Tele5, que compraría dos años más tarde los derechos de las retransmisiones de los más grandes eventos futbolísticos, también manifestó su interés por hacerse con el dominio. Pero tampoco hubo acuerdo. “Las negociaciones se rompieron 10 días antes del comienzo del mundial, con lo que no tuvimos tiempo ni recursos para dotar de contenido a ese dominio”.

Y mientras tanto, España va eliminando equipos en el mundial. Y el site de laroja.es comienza a registrar entradas, una media de 5.000 al día con incrementos desproporcionados los días de partido. Y todo eso sin contenido ni promoción alguna. Se crean entonces los perfiles en Facebook y Twitter. Al final, España se proclama campeona del mundo por primera vez en su historia.

Y pasan otros dos años y la historia se repite en todos los sentidos. La federación vuelve a mostrar interés, ambas partes no llegan a ningún acuerdo y España vuelve a ganar la Eurocopa. Sin embargo en esta ocasión algo ha cambiado. El site no está vacío. La agencia ha conseguido, por fin, vincular sus dos aficiones: comunicación y fútbol, y ha creado un icono para cada uno de los jugadores de la selección. Iconos que están inspirados en el discurso que el portero suplente Pepe Reina pronunció cuando pasó revista a todos sus compañeros después de conseguir la copa del mundo.

La pantera

El speaker

El Santo

El espartano

El indio

El jugón

Piquembauer

El carrilero

Altos hornos

Rayo McQueen

El delineante

Sweet

El multiusos

El elegante

El quitanieves

El francotirador

El correcaminos

El niño

El canario

El pájaro loco

El trailer

El tanque

El tobillo mecánico

Mundial de Alemania de 2006. España es eliminada por Francia en cuartos de final. Faltaban dos años para que empezara la hegemonía mundial de la selección española de fútbol. Sin embargo, el entonces seleccionador nacional, Luis Aragonés, y el diario deportivo Marca ya comenzaban a hablar de ‘La Roja’. Ese año, la agencia de comunicación estratégica asturiana Puntosuspensivos registraba la marca y el dominio www.laroja.es.

Nadie podía entonces imaginar lo que ocurrió desde entonces y hasta el pasado domingo. En 2008 España gana la Eurocopa. La Roja se pone de moda y el teléfono de Puntosuspensivos comienza a sonar. “¿Pero para qué quiere una pequeña agencia asturiana una marca como esa?”, se pregunta la Federación Española de Fútbol.

“Registramos la marca porque queríamos unir nuestra afición por el fútbol con nuestra pasión por el mundo de la comunicación”, señala Luisma Hernández, socio de esta agencia. Lo siguiente fueron reuniones, reuniones y más reuniones, que no acabaron en acuerdo. “En principio nuestra intención era participar en un proyecto, no vender la marca”.

Tele5, que compraría dos años más tarde los derechos de las retransmisiones de los más grandes eventos futbolísticos, también manifestó su interés por hacerse con el dominio. Pero tampoco hubo acuerdo. “Las negociaciones se rompieron 10 días antes del comienzo del mundial, con lo que no tuvimos tiempo ni recursos para dotar de contenido a ese dominio”.

Y mientras tanto, España va eliminando equipos en el mundial. Y el site de laroja.es comienza a registrar entradas, una media de 5.000 al día con incrementos desproporcionados los días de partido. Y todo eso sin contenido ni promoción alguna. Se crean entonces los perfiles en Facebook y Twitter. Al final, España se proclama campeona del mundo por primera vez en su historia.

Y pasan otros dos años y la historia se repite en todos los sentidos. La federación vuelve a mostrar interés, ambas partes no llegan a ningún acuerdo y España vuelve a ganar la Eurocopa. Sin embargo en esta ocasión algo ha cambiado. El site no está vacío. La agencia ha conseguido, por fin, vincular sus dos aficiones: comunicación y fútbol, y ha creado un icono para cada uno de los jugadores de la selección. Iconos que están inspirados en el discurso que el portero suplente Pepe Reina pronunció cuando pasó revista a todos sus compañeros después de conseguir la copa del mundo.

La pantera

El speaker

El Santo

El espartano

El indio

El jugón

Piquembauer

El carrilero

Altos hornos

Rayo McQueen

El delineante

Sweet

El multiusos

El elegante

El quitanieves

El francotirador

El correcaminos

El niño

El canario

El pájaro loco

El trailer

El tanque

El tobillo mecánico

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 6 posts más vistos de la semana
Carcosa, la ciudad misteriosa e intacta desde el siglo XIX
Los números versallescos de Rafael Jordán
¿Desvestirse o pelarse?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad