fbpx
2 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Los libros únicos de Serena Olivieri

2 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando Serena Olivieri hizo la mochila para recorrer Asia hace dos años, no sabía que ese viaje le cambiaría la vida. Es cierto que todo el que recorre profundamente el gran continente vuelve distinto a cómo se fue pero, en su caso, lo que trajo fueron ganas e ideas para crear y encuadernar piezas únicas hechas a mano.

Olivieri es historiadora de arte e ilustradora. No hace mucho se inscribió en un curso de encuadernación japonesa que le ha cambiado la forma de ver la creatividad. «Me gustó tanto que volví a casa y rastreé compulsivamente internet para aprender encuadernación, así en general. Hasta me construí un instrumento de madera para encuadernar. Luego fui buscando papeles, ideas y empecé con el primer libro, que regalé a una amiga», explica. Después de esa amigo vino otra, y luego otro. «Recopilo todos esos diseños personalizados en este blog«.

Olivieri describe su técnica, con cordeles y a la japonesa, como poco ortodoxa. «Pero los resultados son buenos», aclara. Experimenta y combina. Utiliza decenas de texturas, de sensaciones, de tipos de papel «y añado pequeños pop-ups, doy forma a los bordes y dibujo directamente en la cubierta, poniendo bolsillos en el interior. Me inspiro en lo que veo por internet, sigo todo lo que tiene que ver con el papel», dice la italiana.

«A veces, cuando se trata de un encargo, el proceso de creación comienza en otra persona», comenta. Sin embargo, según cuenta, todos quieren algún tipo de sorpresa en el interior. «Esa es la clave de la personalización y ahí tengo carta blanca para inventar»

Olivieri comenzó con sus cuadernos únicos por un impulso, porque se lo pedía el cuerpo. Ahora, se ha dado cuenta de, por qué no, podría dedicarse a ello y pagar el alquiler con su marca. «Es probable que abra una tienda online. Tengo muy claro que no me puedo limitar a las tiendas de Madrid y a España», señala.

Por otro lado, cuenta con proyectos paralelos para los que, entre hoja y hoja, entre patch y recorte, debe sacar tiempo. «También estoy trabajando con Cynthia Gonzalez, videomaker de Laconpuerta, en un proyecto de videos y papel en 3d que publicaremos más adelante». También está en pleno proceso de crowdfounding para un libro de ilustraciones que recopila los dibujos que fue haciendo en su periplo por Asia, Aventuras Asiáticas. Unas aventuras asiáticas que, finalmente, podrían haberle cambiado la vida de manera definitiva.

Cuando Serena Olivieri hizo la mochila para recorrer Asia hace dos años, no sabía que ese viaje le cambiaría la vida. Es cierto que todo el que recorre profundamente el gran continente vuelve distinto a cómo se fue pero, en su caso, lo que trajo fueron ganas e ideas para crear y encuadernar piezas únicas hechas a mano.

Olivieri es historiadora de arte e ilustradora. No hace mucho se inscribió en un curso de encuadernación japonesa que le ha cambiado la forma de ver la creatividad. «Me gustó tanto que volví a casa y rastreé compulsivamente internet para aprender encuadernación, así en general. Hasta me construí un instrumento de madera para encuadernar. Luego fui buscando papeles, ideas y empecé con el primer libro, que regalé a una amiga», explica. Después de esa amigo vino otra, y luego otro. «Recopilo todos esos diseños personalizados en este blog«.

Olivieri describe su técnica, con cordeles y a la japonesa, como poco ortodoxa. «Pero los resultados son buenos», aclara. Experimenta y combina. Utiliza decenas de texturas, de sensaciones, de tipos de papel «y añado pequeños pop-ups, doy forma a los bordes y dibujo directamente en la cubierta, poniendo bolsillos en el interior. Me inspiro en lo que veo por internet, sigo todo lo que tiene que ver con el papel», dice la italiana.

«A veces, cuando se trata de un encargo, el proceso de creación comienza en otra persona», comenta. Sin embargo, según cuenta, todos quieren algún tipo de sorpresa en el interior. «Esa es la clave de la personalización y ahí tengo carta blanca para inventar»

Olivieri comenzó con sus cuadernos únicos por un impulso, porque se lo pedía el cuerpo. Ahora, se ha dado cuenta de, por qué no, podría dedicarse a ello y pagar el alquiler con su marca. «Es probable que abra una tienda online. Tengo muy claro que no me puedo limitar a las tiendas de Madrid y a España», señala.

Por otro lado, cuenta con proyectos paralelos para los que, entre hoja y hoja, entre patch y recorte, debe sacar tiempo. «También estoy trabajando con Cynthia Gonzalez, videomaker de Laconpuerta, en un proyecto de videos y papel en 3d que publicaremos más adelante». También está en pleno proceso de crowdfounding para un libro de ilustraciones que recopila los dibujos que fue haciendo en su periplo por Asia, Aventuras Asiáticas. Unas aventuras asiáticas que, finalmente, podrían haberle cambiado la vida de manera definitiva.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los accesorios para gatos no tienen por qué estar reñidos con el diseño
Una invitación de boda en conserva
No es Vistalegre, pero este Yorokobu en papel sí alegra la vista
El extraño futuro de Basil Wolverton
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *