31 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Los logos difuntos de Ben Fellowes

31 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Por fin ha llegado. Esta noche es la noche más larga del año, esa en la que vosotros no pararéis de molestar con vuestros disfraces de [inserte aquí su profesión] zombie y vosotras con vuestro disfraz de [inserte aquí su profesión] sexy. La mandanga esta del marketing no es ajena a la realidad del mundo. Por eso, algún ilustrador ha pasado algunos de los logos más populares del mundo por el filtro de Halloween.

Amigos, este es el precio que hay que pagar. La tradicional fiesta española de Halloween, esa que exportamos con tanto éxito a Estados Unidos para sustituir sus castañas, buñuelos y huesos de santo cubre con su manto todo aquello que queda a la vista. A estas horas de la mañana, ya se habrán quedado pegados a varias telas de araña, habrán tropezado con unas cuantas calabazas con más dientes que un yonki y algunos niños le habrán mirado con cara de «esta noche machaco la puerta de tu casa».

Ben Fellowes es un diseñador británico que desarrolla su carrera en California, en una empresa de artes gráficas como otra cualquiera. Él también tiene su propia visión de Halloween y está condicionada, claro, por los logos con los que se pelea a diario. En caso de apocalipsis zombie, en caso de que estemos todos muertos, seguiremos necesitando enviar paquetes con sesos en lo que antes era FedEx o tomando café pasado en lo que antes era Starbucks.

Por fin ha llegado. Esta noche es la noche más larga del año, esa en la que vosotros no pararéis de molestar con vuestros disfraces de [inserte aquí su profesión] zombie y vosotras con vuestro disfraz de [inserte aquí su profesión] sexy. La mandanga esta del marketing no es ajena a la realidad del mundo. Por eso, algún ilustrador ha pasado algunos de los logos más populares del mundo por el filtro de Halloween.

Amigos, este es el precio que hay que pagar. La tradicional fiesta española de Halloween, esa que exportamos con tanto éxito a Estados Unidos para sustituir sus castañas, buñuelos y huesos de santo cubre con su manto todo aquello que queda a la vista. A estas horas de la mañana, ya se habrán quedado pegados a varias telas de araña, habrán tropezado con unas cuantas calabazas con más dientes que un yonki y algunos niños le habrán mirado con cara de «esta noche machaco la puerta de tu casa».

Ben Fellowes es un diseñador británico que desarrolla su carrera en California, en una empresa de artes gráficas como otra cualquiera. Él también tiene su propia visión de Halloween y está condicionada, claro, por los logos con los que se pelea a diario. En caso de apocalipsis zombie, en caso de que estemos todos muertos, seguiremos necesitando enviar paquetes con sesos en lo que antes era FedEx o tomando café pasado en lo que antes era Starbucks.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un laberinto contra el consumo abusivo de envases y el negocio del agua
El negocio del arte en la era Instagram
La cerveza de la lucha libre
Mini Maker Faire: la feria de creadores e inventores llega a Barcelona y Bilbao
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad