4 de julio 2011    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Los luminosos dibujos del barrendero

4 de julio 2011    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


El que quiera imponer cánones o límites a la creatividad no sabe en la que se está metiendo. Con luz, algo móvil, una cámara e imaginación se pueden crear obras de arquitectura de luz sugerentes y elegantes. Y ese algo móvil puede ser un robot de limpieza.
Uno de estos robots que dejan los suelos como los chorros del oro -suponemos- es el Roomba. Algunos de sus propietarios, los más inquietos creativamente hablando, han constituido un grupo de Flickr en el que cuelgan sus obras realizadas con el robot de marras y diferentes tipos de dispotivos emisores de luz. El resultado es como este.
Mike Bala

IB Roomba



3rdEyePro


 


El que quiera imponer cánones o límites a la creatividad no sabe en la que se está metiendo. Con luz, algo móvil, una cámara e imaginación se pueden crear obras de arquitectura de luz sugerentes y elegantes. Y ese algo móvil puede ser un robot de limpieza.
Uno de estos robots que dejan los suelos como los chorros del oro -suponemos- es el Roomba. Algunos de sus propietarios, los más inquietos creativamente hablando, han constituido un grupo de Flickr en el que cuelgan sus obras realizadas con el robot de marras y diferentes tipos de dispotivos emisores de luz. El resultado es como este.
Mike Bala

IB Roomba



3rdEyePro


 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Luis Miguel Ariza: «Mucho cine de ciencia ficción se opone a que la ciencia ocupe el lugar de la religión»
Joana Biarnés, la increíble historia de nuestra primera fotoperiodista
BFF: el lado más cultural de la bici
Rutu Modan: «La autoedición es un test para tu trabajo, no necesariamente agradable»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad