fbpx
24 de febrero 2016    /   CINE/TV
por
fotografia  Helga Steb / Shutterstock

Los Óscar no le importan a (casi) nadie

24 de febrero 2016    /   CINE/TV     por        fotografia  Helga Steb / Shutterstock
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Mira, Leo,

Si el próximo domingo esos rancios de la Academia no te dan el Óscar como ya hicieran en 2002, 2004, 2006 y 2013, tampoco pasa nada. Tampoco te lo tomes a mal. Lo mismo te diríamos si te apellidaras Jolie y pagaras porque te rodaran las películas mientras controlas el enésimo ataque de pánico de tu niñera. Porque así, entre tú y yo: la estatuilla queda muy bien en la mesita de noche para encestar los sujetadores de las modelos de Victoria’s Secret, pero hace tiempo que perdió su valor.

Primero se inventaron eso de «la maldición del Óscar», motivo por el cual las películas posteriores de los galardonados eran fracaso seguro: que si Reese Witherspoon, que si Halle Berry, Adrien Brody y tal…

Luego vino lo de los conflictos raciales y que si tienen manía a la gente por ser negra (que se la tienen). Paparruchas, el problema de los Óscar es que no le importan a (casi) nadie. No es la gran fiesta del cine, sino de las blogueras de moda. Y tenemos datos.

Mira tu peli, por ejemplo. Ese bodrio llamado El renacido que es un mala copia de El hombre de una tierra salvaje (Sarafian, 1971), pero con un oso de mentirijillas y mucha filosofía new age de baratillo.

revenant (1)

¿Crees que la gente ha ido a ver cómo te arrastras por la nieve durante dos horas y media interminables por sus 12 nominaciones? Pues no. Si miramos la taquilla, la favorita a los Óscar no ha sido la película más vista de 2015 ni tampoco la segunda ni la tercera… Para encontrarla debemos buscar en el puesto 19, con 380 millones de dólares.

Lo mismo ocurre con la segunda gran candidata, Mad Max: Furia en la carretera, que opta a 10 estatuillas: es la vigésima película más vista del año con 377 millones. Spotlight, la que se ha convertido en la niña mimada de los cinéfilos de morro fino, asoma la cabecita en el puesto 86 con 57 millones de dólares de nada.

El problema de fondo es que hay un desencuentro entre lo que premia la Academia y lo que ve el público. Así, la película más vista de 2015 fue El despertar de la Fuerza, con 2.040 millones de dólares, y la han nominado a cinco premios de los llamados menores, de esos que te joden la gala de entrega haciéndola eterna con tipos feos y agradecimientos horrorosos. Y sospechamos que solo por eso de que es Star Wars y tal.

reventant-oscar

La segunda película más vista del año, Jurassic World, con 1670 millones, no es candidata a nada; lo mismo ocurre con la tercera película, Fast and Furious 7; con la cuarta, Los Vengadores: La era de Ultrón; y con la quinta, Los Minions.

¿Consecuencias? La falta de conexión entre el espectador y los académicos hace que la gala no la vean ni El Tato ni el oso de El renacido. Como los fans no sienten representados sus gustos, no se sienten identificados con los premios y la gala se hunde más en número de espectadores con cada edición : el año pasado bajaron del orden de un 18%.

Cierto es que venían de 2014, del rollito de Ellen DeGeneres y el selfi más idiota de la historia (si todos, por principio, lo son, este se llevó la palma por ser el más popular), pero eso no camufla el problema: los jóvenes, los espectadores futuros, no soportan los Óscar porque, como dirían en las plazas no hace mucho, no les representan.

Al día siguiente verán las fotos de Angelina enseñando cacha y de los actores borrachos en la fiesta de Vanity Fair, pero de cine, que es por lo que una enseña perniles y los otros vomitan el esmoquin, nadie hablará. Así que Leo, trinca por el talle a la rubia que te toque este fin de semana y disfruta: que la vida son cuatro días y cinco nominaciones. De momento.

wolf

Mira, Leo,

Si el próximo domingo esos rancios de la Academia no te dan el Óscar como ya hicieran en 2002, 2004, 2006 y 2013, tampoco pasa nada. Tampoco te lo tomes a mal. Lo mismo te diríamos si te apellidaras Jolie y pagaras porque te rodaran las películas mientras controlas el enésimo ataque de pánico de tu niñera. Porque así, entre tú y yo: la estatuilla queda muy bien en la mesita de noche para encestar los sujetadores de las modelos de Victoria’s Secret, pero hace tiempo que perdió su valor.

Primero se inventaron eso de «la maldición del Óscar», motivo por el cual las películas posteriores de los galardonados eran fracaso seguro: que si Reese Witherspoon, que si Halle Berry, Adrien Brody y tal…

Luego vino lo de los conflictos raciales y que si tienen manía a la gente por ser negra (que se la tienen). Paparruchas, el problema de los Óscar es que no le importan a (casi) nadie. No es la gran fiesta del cine, sino de las blogueras de moda. Y tenemos datos.

Mira tu peli, por ejemplo. Ese bodrio llamado El renacido que es un mala copia de El hombre de una tierra salvaje (Sarafian, 1971), pero con un oso de mentirijillas y mucha filosofía new age de baratillo.

revenant (1)

¿Crees que la gente ha ido a ver cómo te arrastras por la nieve durante dos horas y media interminables por sus 12 nominaciones? Pues no. Si miramos la taquilla, la favorita a los Óscar no ha sido la película más vista de 2015 ni tampoco la segunda ni la tercera… Para encontrarla debemos buscar en el puesto 19, con 380 millones de dólares.

Lo mismo ocurre con la segunda gran candidata, Mad Max: Furia en la carretera, que opta a 10 estatuillas: es la vigésima película más vista del año con 377 millones. Spotlight, la que se ha convertido en la niña mimada de los cinéfilos de morro fino, asoma la cabecita en el puesto 86 con 57 millones de dólares de nada.

El problema de fondo es que hay un desencuentro entre lo que premia la Academia y lo que ve el público. Así, la película más vista de 2015 fue El despertar de la Fuerza, con 2.040 millones de dólares, y la han nominado a cinco premios de los llamados menores, de esos que te joden la gala de entrega haciéndola eterna con tipos feos y agradecimientos horrorosos. Y sospechamos que solo por eso de que es Star Wars y tal.

reventant-oscar

La segunda película más vista del año, Jurassic World, con 1670 millones, no es candidata a nada; lo mismo ocurre con la tercera película, Fast and Furious 7; con la cuarta, Los Vengadores: La era de Ultrón; y con la quinta, Los Minions.

¿Consecuencias? La falta de conexión entre el espectador y los académicos hace que la gala no la vean ni El Tato ni el oso de El renacido. Como los fans no sienten representados sus gustos, no se sienten identificados con los premios y la gala se hunde más en número de espectadores con cada edición : el año pasado bajaron del orden de un 18%.

Cierto es que venían de 2014, del rollito de Ellen DeGeneres y el selfi más idiota de la historia (si todos, por principio, lo son, este se llevó la palma por ser el más popular), pero eso no camufla el problema: los jóvenes, los espectadores futuros, no soportan los Óscar porque, como dirían en las plazas no hace mucho, no les representan.

Al día siguiente verán las fotos de Angelina enseñando cacha y de los actores borrachos en la fiesta de Vanity Fair, pero de cine, que es por lo que una enseña perniles y los otros vomitan el esmoquin, nadie hablará. Así que Leo, trinca por el talle a la rubia que te toque este fin de semana y disfruta: que la vida son cuatro días y cinco nominaciones. De momento.

wolf

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las señoras de Facebook en un corto
Las 22 reglas de Pixar y la televisión (2 de 2)
Les revenants: receta para una historia de terror francesa
Anatomía de un spoiler
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • De acuerdo en lo que se comenta en el articulo, pero las peliculas, según la taquilla, mas vistas son otra cagada monumental…la «nosequenumeronimeimportaunamierda» de la guerra de las galaxias, otra mas (cuando acabará el asunto, joder) de jurasic lo que sea, fast and furios 7!!!( cagate lorito). Resumen , mejor películas nuevas, aunque sean insufribles, que un remake u otra mas de la puñetera saga . Y mira que se hacen buenas películas cada año…sin ir mas lejos (aunque no se si es del año pasado…pero que mas da) la alemana » Victoria » que tiene la particularidad de durar dos horas y cuarto (creo) y es de un solo plano secuencia TODA LA PELICULA, y es muy buena ( a mi, y los tres que fuimos, nos gustó y dio para hablar durante la posterior cena, comentarios en redes sociales etc.)

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *