6 de julio 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Los toys de arcilla Fool Paradise

6 de julio 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Alan Ng modela toys a mano. Sin bocetos. Y los llama Fool Paradise. Ese es el nombre de las figuras y el nombre también de un universo imaginario lleno de locos que el artista creó para dar un contexto a sus esculturas y sus ilustraciones.
Fool Paradise es, en palabras de Alan Ng, un «mundo esquizofrénico imaginario» y con él pretende compartir su mente, su forma de pensar y su estilo de vida. «La palabra fool (tonto) puede decir muchas cosas. ¿Tiene que significar siempre ‘estúpido’? No creo. También puede intentar arrancar una sonrisa».
Las figuras son de arcilla y van surgiendo conforme el artista las va modelando. «No me gusta dibujar, solo esculpir en estilo libre, sin bocetos previos, ni ideas preconcebidas. Todo desde mis sentimientos».




 

 
 










Alan Ng modela toys a mano. Sin bocetos. Y los llama Fool Paradise. Ese es el nombre de las figuras y el nombre también de un universo imaginario lleno de locos que el artista creó para dar un contexto a sus esculturas y sus ilustraciones.
Fool Paradise es, en palabras de Alan Ng, un «mundo esquizofrénico imaginario» y con él pretende compartir su mente, su forma de pensar y su estilo de vida. «La palabra fool (tonto) puede decir muchas cosas. ¿Tiene que significar siempre ‘estúpido’? No creo. También puede intentar arrancar una sonrisa».
Las figuras son de arcilla y van surgiendo conforme el artista las va modelando. «No me gusta dibujar, solo esculpir en estilo libre, sin bocetos previos, ni ideas preconcebidas. Todo desde mis sentimientos».




 

 
 









Compártelo twitter facebook whatsapp
‘La Retorica delle Puttane’: lecciones para prostitutas
No-Creativos Anónimos: programa de los nueve pasos
Las criaturas de Maloriaga
Un diseño alternativo del dólar estadounidense
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad