Publicado: 02 de junio 2023 09:22  /   CREATIVIDAD
por
 

¿Qué pasaría si la naturaleza se vengase de nosotros?

Publicado: 02 de junio 2023 09:22  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Lucas Bambozzi partió de una frase de Francis Bacon («La venganza es una especie de justicia salvaje») y a partir de ahí se preguntó: ¿Qué pasaría si la naturaleza se vengase de nosotros?

Su respuesta quedó reflejada en una instalación en Brasil, en la que colgó un coche de un árbol, ilustrando una posible venganza de la naturaleza contra los humanos. Así, en el trabajo de Bambozzi, los coches son una representación de la actividad humana sobre la naturaleza que utiliza una de las máquinas que más tiene que ver con la degradación medioambiental  en la que vivimos hoy. Los coches, epítome de la revolución industrial, la producción en serie y el consumo de combustibles fósiles se enfrentan en las fotografías del proyecto de Bambozzi a los árboles, la naturaleza, lo vivo. 

La idea original de Bacon pivotaba sobre el concepto de que la venganza es la justicia que nos tomamos por nuestra mano contra alguien que ha actuado contra nosotros, o contra nuestro interés, y que lo ha hecho motivado por  el interés propio. Esa persecución del provecho de uno mismo nace, a su vez, del amor por uno mismo. Dado que la acción nacía de ahí, y esa es una característica compartida por todas las personas, incluidos nosotros mismos, cómo es posible odiar a alguien por vengarse.

En el caso de la naturaleza vengadora de Bambozzi, la parábola se cierra todavía más. La naturaleza, nos beneficia también a nosotros con su esfuerzo vengativo y su recuperación del entorno. Mientras tanto, nos empeñamos en usar combustibles fósiles porque nos conviene (nos hace la vida más fácil y placentera), y, al hacerlo, también estamos actuando en contra de lo que sería mejor para nosotros mismos (cuidar el medio ambiente). En ese contexto, se preguntaría Bacon, ¿es sensato que odiemos a la naturaleza por reclamar lo que es suyo, que es, en el fondo, también lo nuestro?

La instalación de Bambozzi estará estos días en Getxophoto Festival de Imagen. Se podrá visitar en La Gasolinera, en el número 74 de la avenida de Algorta, en Getxo. 

La instalación de Bambozzi —que en el festival estará acompañada de fotografías, vídeos y una fotonovela—, además, también «ironiza sobre el cambio de estatus social del coche». En la instalación brasileña, el coche de la pieza, convertido en metáfora de la sociedad en la que vivimos, acabó colgando de un árbol, a merced de la naturaleza en una finca de Sao Paulo que había sido arrasada por el fuego. Al final, un nuevo incendio terminó provocando que el Volkswagen escarabajo cayera del árbol y se estrellase contra el suelo. 

Getxophoto se extenderá durante casi todo el mes de junio en Getxo. La edición de 2023 está comisariado por la bilbaína María Ptqk que, además de ser doctora en investigación artística, cuenta en su currículum  con trabajos que transitan entre el arte, la tecnociencia y el feminismo.

Este año, el festival se centra en La Pausa obligada que representó la pandemia. Reflexiona sobre cómo un parón puede ser un «gesto revolucionario» en un mundo obsesionado con la productividad. Getxophoto «quiere ser un lugar para decir: basta, stop, ¡PAUSA! Para detenernos a reflexionar en este mundo acelerado y exigir nuestro derecho a la improductividad», dice la comisaria. Entre los referentes del festival está el Bartleby de Herman Melville y su «preferiría no hacerlo», pero también el contemporáneo tratado sobre la inactividad Cómo no hacer nada, de Jenny Odell. 

Getxophoto es un festival para una época hiperactiva, donde empresas y organizaciones luchan por colonizar nuestra atención y las oportunidades de paz y reflexión se diluyen en un mar de actividades. Es un festival para tomarse un momento, pero también para pensar sobre por qué deberíamos hacerlo y qué nos estamos perdiendo cuando decidimos no hacerlo. 

Al festival acudirán 22 artistas de todas partes del planeta para exhibir su obra entre el centro de Algorta, el paseo de la playa de Ereaga y Romo Kultur Etzea, en una serie de exposiciones en su mayoría al aire libre. 

Getxophoto se celebra del 1 al 25 de junio y el programa puede consultarse aquí.

Lucas Bambozzi partió de una frase de Francis Bacon («La venganza es una especie de justicia salvaje») y a partir de ahí se preguntó: ¿Qué pasaría si la naturaleza se vengase de nosotros?

Su respuesta quedó reflejada en una instalación en Brasil, en la que colgó un coche de un árbol, ilustrando una posible venganza de la naturaleza contra los humanos. Así, en el trabajo de Bambozzi, los coches son una representación de la actividad humana sobre la naturaleza que utiliza una de las máquinas que más tiene que ver con la degradación medioambiental  en la que vivimos hoy. Los coches, epítome de la revolución industrial, la producción en serie y el consumo de combustibles fósiles se enfrentan en las fotografías del proyecto de Bambozzi a los árboles, la naturaleza, lo vivo. 

La idea original de Bacon pivotaba sobre el concepto de que la venganza es la justicia que nos tomamos por nuestra mano contra alguien que ha actuado contra nosotros, o contra nuestro interés, y que lo ha hecho motivado por  el interés propio. Esa persecución del provecho de uno mismo nace, a su vez, del amor por uno mismo. Dado que la acción nacía de ahí, y esa es una característica compartida por todas las personas, incluidos nosotros mismos, cómo es posible odiar a alguien por vengarse.

En el caso de la naturaleza vengadora de Bambozzi, la parábola se cierra todavía más. La naturaleza, nos beneficia también a nosotros con su esfuerzo vengativo y su recuperación del entorno. Mientras tanto, nos empeñamos en usar combustibles fósiles porque nos conviene (nos hace la vida más fácil y placentera), y, al hacerlo, también estamos actuando en contra de lo que sería mejor para nosotros mismos (cuidar el medio ambiente). En ese contexto, se preguntaría Bacon, ¿es sensato que odiemos a la naturaleza por reclamar lo que es suyo, que es, en el fondo, también lo nuestro?

La instalación de Bambozzi estará estos días en Getxophoto Festival de Imagen. Se podrá visitar en La Gasolinera, en el número 74 de la avenida de Algorta, en Getxo. 

La instalación de Bambozzi —que en el festival estará acompañada de fotografías, vídeos y una fotonovela—, además, también «ironiza sobre el cambio de estatus social del coche». En la instalación brasileña, el coche de la pieza, convertido en metáfora de la sociedad en la que vivimos, acabó colgando de un árbol, a merced de la naturaleza en una finca de Sao Paulo que había sido arrasada por el fuego. Al final, un nuevo incendio terminó provocando que el Volkswagen escarabajo cayera del árbol y se estrellase contra el suelo. 

Getxophoto se extenderá durante casi todo el mes de junio en Getxo. La edición de 2023 está comisariado por la bilbaína María Ptqk que, además de ser doctora en investigación artística, cuenta en su currículum  con trabajos que transitan entre el arte, la tecnociencia y el feminismo.

Este año, el festival se centra en La Pausa obligada que representó la pandemia. Reflexiona sobre cómo un parón puede ser un «gesto revolucionario» en un mundo obsesionado con la productividad. Getxophoto «quiere ser un lugar para decir: basta, stop, ¡PAUSA! Para detenernos a reflexionar en este mundo acelerado y exigir nuestro derecho a la improductividad», dice la comisaria. Entre los referentes del festival está el Bartleby de Herman Melville y su «preferiría no hacerlo», pero también el contemporáneo tratado sobre la inactividad Cómo no hacer nada, de Jenny Odell. 

Getxophoto es un festival para una época hiperactiva, donde empresas y organizaciones luchan por colonizar nuestra atención y las oportunidades de paz y reflexión se diluyen en un mar de actividades. Es un festival para tomarse un momento, pero también para pensar sobre por qué deberíamos hacerlo y qué nos estamos perdiendo cuando decidimos no hacerlo. 

Al festival acudirán 22 artistas de todas partes del planeta para exhibir su obra entre el centro de Algorta, el paseo de la playa de Ereaga y Romo Kultur Etzea, en una serie de exposiciones en su mayoría al aire libre. 

Getxophoto se celebra del 1 al 25 de junio y el programa puede consultarse aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
De Joseph Kyselak a Urvanity 2021: Breve historia del arte urbano
Concurso de origami para promocionar las rebajas
La importancia de estar incómodos
¿Es Pablo Rochat la persona más creativa de Instagram?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp