3 de febrero 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Lucreativo: diario gráfico de un padre ‘freelance’

3 de febrero 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

De su niñez, Xarly Rodríguez recuerda la inventiva de su padre: «Cuando nos llevaba al zoo, íbamos a ver a los ‘hipotálamos’ en lugar de los aburridos hipopótamos que veían los demás niños»; y los juegos plásticos con su abuelo. «Él hacía un garabato y yo tenía que sacar un dibujo de ahí, y viceversa» comenta, evocando su bloc de notas y su omnipresente pluma Parker. Puede que sean estos recuerdos los que hayan dado forma a Lucreativo, el alter ego de Rodríguez que inunda la red de unas ilustraciones (o ifrustraciones como a él le gusta llamarlas) en las que el humor y los juegos de palabras tienen una presencia constante.
tumblr_n81elwrGgm1tutan1o1_1280
Cuando Lucreativo está cansado de dibujar se desquita dibujando. Dibuja para quejarse de la dificultad para llegar a fin de mes, de las miserias de ser freelance y las dificultades de ser un padre primerizo. Dibuja para sí mismo, pero desde hace un año también lo hace para los miles de seguidores que ha ido aglutinando su blog, Ilustre diario, recientemente convertido en libro gracias a una campaña de crowdfounding iniciada en Verkami.
Las miserias propias del mundillo freelance, extrapolables en muchos casos a otros colectivos, toman forma en las manos de este ilustrador. ¿Pero el Gobierno no había puesto alfombra roja a los autónomos? Se preguntará el trabajador por cuenta ajena. «Sí», concede Rodríguez con socarronería, «nos ha puesto varias alfombras rojas. Una que te lleva fuera de España, otra que te lleva a guardar el dinero bajo el colchón y la tercera nos la ponen para tratar de pastorearnos hasta las urnas», resume. En su blog, este ilustrador tumba muchos de los mitos que rodean el trabajo por cuenta propia. Alicientes como ‘ser tu propio jefe’ se descubren, en sus viñetas, como un martirio. «Yo cada mañana pienso en despedirme por insolente», resume con ironía.
tumblr_nivogfTUlq1tutan1o1_1280 tumblr_ndiy6ckgqC1tutan1o1_1280 tumblr_nd29znwowq1tutan1o1_1280
La historia de este diario gráfico empieza casi de manera casual, cuando Rodriguez, profesor, ilustrador, empezó a llenar los ratos muertos reflejando con trazos lo que le pasaba en su día a día. «Para mí era una terapia, una forma de liberar las frustraciones de esta profesión. Un día mi mujer los vio y me animó a compartirlo y ahí empezó toda esta historia», comenta.

Es fácil adivinar por qué las ilustraciones de Rodriguez han tenido éxito. Sus trazos simples, sus historias mínimas, conectan de alguna forma con el sentir general. Reflejan historias trágicamente costumbristas, divertidas por lo cotidiano. Todo el mundo se puede sentir identificado con ellas. Aunque ilustrado, estamos ante un diario.

«El 99 % de lo que pongo está basado en hechos reales o situaciones que se podrían llegar a dar teniendo en cuenta el panorama en el que vivimos», comenta Rodríguez. «El 1 % restante se lo dejo a mi capacidad para exagerar las pequeñas cosas y convertirlas en historias tragicómicas».

La inspiración la saca de sus experiencias. Una carta de la administración, una noticia esquinada en los márgenes del periódico o una urgencia doméstica que suele venir de mano de su hijo, Martín, son mecha suficiente para hacer explotar su creatividad. La vida misma, a fin de cuentas, contada en formato viñeta.
tumblr_ngb0veUiCf1tutan1o1_1280 tumblr_nfy4c1MFt51tutan1o1_1280 tumblr_nbb91fXadc1tutan1o1_1280 tumblr_nf8444HN6n1tutan1o1_1280

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

De su niñez, Xarly Rodríguez recuerda la inventiva de su padre: «Cuando nos llevaba al zoo, íbamos a ver a los ‘hipotálamos’ en lugar de los aburridos hipopótamos que veían los demás niños»; y los juegos plásticos con su abuelo. «Él hacía un garabato y yo tenía que sacar un dibujo de ahí, y viceversa» comenta, evocando su bloc de notas y su omnipresente pluma Parker. Puede que sean estos recuerdos los que hayan dado forma a Lucreativo, el alter ego de Rodríguez que inunda la red de unas ilustraciones (o ifrustraciones como a él le gusta llamarlas) en las que el humor y los juegos de palabras tienen una presencia constante.
tumblr_n81elwrGgm1tutan1o1_1280
Cuando Lucreativo está cansado de dibujar se desquita dibujando. Dibuja para quejarse de la dificultad para llegar a fin de mes, de las miserias de ser freelance y las dificultades de ser un padre primerizo. Dibuja para sí mismo, pero desde hace un año también lo hace para los miles de seguidores que ha ido aglutinando su blog, Ilustre diario, recientemente convertido en libro gracias a una campaña de crowdfounding iniciada en Verkami.
Las miserias propias del mundillo freelance, extrapolables en muchos casos a otros colectivos, toman forma en las manos de este ilustrador. ¿Pero el Gobierno no había puesto alfombra roja a los autónomos? Se preguntará el trabajador por cuenta ajena. «Sí», concede Rodríguez con socarronería, «nos ha puesto varias alfombras rojas. Una que te lleva fuera de España, otra que te lleva a guardar el dinero bajo el colchón y la tercera nos la ponen para tratar de pastorearnos hasta las urnas», resume. En su blog, este ilustrador tumba muchos de los mitos que rodean el trabajo por cuenta propia. Alicientes como ‘ser tu propio jefe’ se descubren, en sus viñetas, como un martirio. «Yo cada mañana pienso en despedirme por insolente», resume con ironía.
tumblr_nivogfTUlq1tutan1o1_1280 tumblr_ndiy6ckgqC1tutan1o1_1280 tumblr_nd29znwowq1tutan1o1_1280
La historia de este diario gráfico empieza casi de manera casual, cuando Rodriguez, profesor, ilustrador, empezó a llenar los ratos muertos reflejando con trazos lo que le pasaba en su día a día. «Para mí era una terapia, una forma de liberar las frustraciones de esta profesión. Un día mi mujer los vio y me animó a compartirlo y ahí empezó toda esta historia», comenta.

Es fácil adivinar por qué las ilustraciones de Rodriguez han tenido éxito. Sus trazos simples, sus historias mínimas, conectan de alguna forma con el sentir general. Reflejan historias trágicamente costumbristas, divertidas por lo cotidiano. Todo el mundo se puede sentir identificado con ellas. Aunque ilustrado, estamos ante un diario.

«El 99 % de lo que pongo está basado en hechos reales o situaciones que se podrían llegar a dar teniendo en cuenta el panorama en el que vivimos», comenta Rodríguez. «El 1 % restante se lo dejo a mi capacidad para exagerar las pequeñas cosas y convertirlas en historias tragicómicas».

La inspiración la saca de sus experiencias. Una carta de la administración, una noticia esquinada en los márgenes del periódico o una urgencia doméstica que suele venir de mano de su hijo, Martín, son mecha suficiente para hacer explotar su creatividad. La vida misma, a fin de cuentas, contada en formato viñeta.
tumblr_ngb0veUiCf1tutan1o1_1280 tumblr_nfy4c1MFt51tutan1o1_1280 tumblr_nbb91fXadc1tutan1o1_1280 tumblr_nf8444HN6n1tutan1o1_1280

Compártelo twitter facebook whatsapp
El número 4 de Yorokobu en estilo artesanal
Un raro visitante que aterrizó en una España cañí
La «Super Pop» del papa Francisco
No-Creativos Anónimos: programa de los nueve pasos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad