fbpx
27 de mayo 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

La perturbadora belleza de los mandalas de extrarradio

27 de mayo 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Durante 7 años, el fotógrafo y artista Christoph Gielen se colgó con un arnés del lateral de un helicóptero para fotografiar las vastas comunidades del extrarradio de distintas ciudades del mundo, especialmente de Estados Unidos. Recientemente ha publicado un libro con una selección llamado Ciphers (Codificaciones). Estas estructuras, fruto de la planificación urbana, recuerdan a los mandalas budistas, las representaciones simbólicas que ilustran la división entre el macrocosmos y el microcosmos, en este caso, la división entre el mundo exterior y el interior de la comunidad privada. A pesar de su belleza geométrica, para Gielen, son «la mayor prueba de que todavía no hemos aprendido a integrar nuestras prácticas urbanísticas en el entorno en el que vivimos de manera sostenible». En España esto suena familiar también.

Las fotos que conforman el proyecto fueron tomadas en China, Escocia, antiguas regiones del bloque comunista como Alemania Oriental y Polonia y a lo largo de Estados Unidos, sobre todo en zonas costeras como Florida, Texas y California. «Para identificar las comunidades que quería me fijaba en estadísticas como el número de ejecuciones de hipotecas o en las regiones que experimentaban un crecimiento desmedido», cuenta Gielen a Yorokobu. Así dio con estos megaproyectos urbanísticos de una naturaleza insostenible −no solo a nivel medioambiental, sino también financiero− que desde el aire revelan una armonía geométrica sobrecogedora.

Gielen 6
Los residentes del Sterling Ridge de Florida tienen acceso a un canal de agua artificial detrás de sus casas que conecta toda la comunidad.

Tomar fotografías a más de dos mil metros de altura no es fácil. «Los helicópteros son susceptibles de constantes vibraciones motoras y el viento puede ser un elemento determinante. Hay que gestionar ambas cosas para que no te salgan las fotos borrosas. Me llevó varias salidas aéreas elegir, por ejemplo, una velocidad de obturación óptima dadas las condiciones. Para este proyecto además trabajé íntegramente en analógico. Acabé contratando a un asistente que me cambiaba los carretes en una cámara mientras disparaba con la otra colgado del helicóptero».

Gielen hanging
Imagen de Christoph Gielen fotografiando una prisión de alta seguridad. Vista en Creative Time Report.

Además está la altura. Aunque «la experiencia no parece muy real ya que durante el proceso no siento mi cuerpo como mío. Miro a través de la cámara, llevo un montón de ropa, unos auriculares y me sujeta un arnés en el interior del helicóptero. Todo lo que me concierne en ese preciso momento es conseguir la imagen que quiero, cosa que muchas veces no logro».

La belleza de estas fotografías, de estas estructuras urbanísticas, es perturbadora y recuerda de alguna manera a la de construcciones desproporcionadas del mundo antiguo. En este caso, la inmoralidad que se esconde tras el éxtasis visual es la insostenibilidad medioambiental y financiera. ¿Era este contraste entre belleza y denuncia algo buscado desde el principio? «Sí, siempre sospeché que fotografiar el desarrollo urbanístico desde el aire revelaría estas cuestiones: algo así como una sociología geométrica. Sin embargo, pese a que estas estructuras (formas urbanísticas circulares recurrentes en asentamientos de baja densidad) podrían ser una expresión intrínseca de la cultura humana, los desafíos que plantean la superpoblación y el cambio climático nos obligan a buscar nuevos patrones de organización urbanística −más condensados, más verticales− al tiempo que se designan zonas libres de desarrollo, espacios abiertos protegidos».

Gielen 3
Maricopa County, Arizona.

 «Los espacios construidos siempre han expresado las prioridades materiales y políticas de una sociedad». Muchas de estas comunidades desafían los entornos donde se levantan, por ejemplo, zonas de alto riesgo de incendio o de escasez de agua y aun así no solo proporcionan a sus habitantes todo lo necesario para vivir, sino que recrean espacios naturales de forma artificial. ¿Son el testimonio de la supremacía del ser humano sobre su entorno? Para el fotógrafo son todo lo contrario.

Gielen 2
Un nexo de bifurcaciones y cambios de sentido en Los Ángeles, California.

Gielen 7
El suburbio de Arizona que parece una diana de dardos.

Gielen 8
Un mundo de agua: Los humedales de los alrededores de Collier County en Florida fueron drenados para proporcionar agua de forma artificial a esta comunidad.

Gielen 9
Portada de Ciphers, el nuevo libro de Christoph Gielen que recoge sus fotografías aéreas.

Fuentes: TEDTalks, Fastcoexist y Dailymail

Durante 7 años, el fotógrafo y artista Christoph Gielen se colgó con un arnés del lateral de un helicóptero para fotografiar las vastas comunidades del extrarradio de distintas ciudades del mundo, especialmente de Estados Unidos. Recientemente ha publicado un libro con una selección llamado Ciphers (Codificaciones). Estas estructuras, fruto de la planificación urbana, recuerdan a los mandalas budistas, las representaciones simbólicas que ilustran la división entre el macrocosmos y el microcosmos, en este caso, la división entre el mundo exterior y el interior de la comunidad privada. A pesar de su belleza geométrica, para Gielen, son «la mayor prueba de que todavía no hemos aprendido a integrar nuestras prácticas urbanísticas en el entorno en el que vivimos de manera sostenible». En España esto suena familiar también.

Las fotos que conforman el proyecto fueron tomadas en China, Escocia, antiguas regiones del bloque comunista como Alemania Oriental y Polonia y a lo largo de Estados Unidos, sobre todo en zonas costeras como Florida, Texas y California. «Para identificar las comunidades que quería me fijaba en estadísticas como el número de ejecuciones de hipotecas o en las regiones que experimentaban un crecimiento desmedido», cuenta Gielen a Yorokobu. Así dio con estos megaproyectos urbanísticos de una naturaleza insostenible −no solo a nivel medioambiental, sino también financiero− que desde el aire revelan una armonía geométrica sobrecogedora.

Gielen 6
Los residentes del Sterling Ridge de Florida tienen acceso a un canal de agua artificial detrás de sus casas que conecta toda la comunidad.

Tomar fotografías a más de dos mil metros de altura no es fácil. «Los helicópteros son susceptibles de constantes vibraciones motoras y el viento puede ser un elemento determinante. Hay que gestionar ambas cosas para que no te salgan las fotos borrosas. Me llevó varias salidas aéreas elegir, por ejemplo, una velocidad de obturación óptima dadas las condiciones. Para este proyecto además trabajé íntegramente en analógico. Acabé contratando a un asistente que me cambiaba los carretes en una cámara mientras disparaba con la otra colgado del helicóptero».

Gielen hanging
Imagen de Christoph Gielen fotografiando una prisión de alta seguridad. Vista en Creative Time Report.

Además está la altura. Aunque «la experiencia no parece muy real ya que durante el proceso no siento mi cuerpo como mío. Miro a través de la cámara, llevo un montón de ropa, unos auriculares y me sujeta un arnés en el interior del helicóptero. Todo lo que me concierne en ese preciso momento es conseguir la imagen que quiero, cosa que muchas veces no logro».

La belleza de estas fotografías, de estas estructuras urbanísticas, es perturbadora y recuerda de alguna manera a la de construcciones desproporcionadas del mundo antiguo. En este caso, la inmoralidad que se esconde tras el éxtasis visual es la insostenibilidad medioambiental y financiera. ¿Era este contraste entre belleza y denuncia algo buscado desde el principio? «Sí, siempre sospeché que fotografiar el desarrollo urbanístico desde el aire revelaría estas cuestiones: algo así como una sociología geométrica. Sin embargo, pese a que estas estructuras (formas urbanísticas circulares recurrentes en asentamientos de baja densidad) podrían ser una expresión intrínseca de la cultura humana, los desafíos que plantean la superpoblación y el cambio climático nos obligan a buscar nuevos patrones de organización urbanística −más condensados, más verticales− al tiempo que se designan zonas libres de desarrollo, espacios abiertos protegidos».

Gielen 3
Maricopa County, Arizona.

 «Los espacios construidos siempre han expresado las prioridades materiales y políticas de una sociedad». Muchas de estas comunidades desafían los entornos donde se levantan, por ejemplo, zonas de alto riesgo de incendio o de escasez de agua y aun así no solo proporcionan a sus habitantes todo lo necesario para vivir, sino que recrean espacios naturales de forma artificial. ¿Son el testimonio de la supremacía del ser humano sobre su entorno? Para el fotógrafo son todo lo contrario.

Gielen 2
Un nexo de bifurcaciones y cambios de sentido en Los Ángeles, California.

Gielen 7
El suburbio de Arizona que parece una diana de dardos.

Gielen 8
Un mundo de agua: Los humedales de los alrededores de Collier County en Florida fueron drenados para proporcionar agua de forma artificial a esta comunidad.

Gielen 9
Portada de Ciphers, el nuevo libro de Christoph Gielen que recoge sus fotografías aéreas.

Fuentes: TEDTalks, Fastcoexist y Dailymail

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los restauradores de los clásicos del cine
La cara y la cruz de los movimientos migratorios
La jungla no tiene por qué ser verde
La acuarela a base de vino de Paula Lupiáñez
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *