1 de diciembre 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

Manual de supervivencia urbana

1 de diciembre 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Este manual viene avalado por mi propia experiencia de vagamundo profesional, carrera comenzada a los 14 años de edad y mantenida a día de hoy con mis 30 años recién cumplidos. Claramente, la asignatura de la calle no fue elegida por placer, sino como consecuencia de las múltiples carencias del sistema regente del que he sido una víctima más. Por supuesto, hablo en pasado. ¡Desde que aplico el Manual de supervivencia urbana me va de maravilla!
Puede aplicarse en cualquier rincón del planeta urbanizado y lleno de personitas, pero para concretar ejemplos prácticos vamos a suponer que estamos en Madrid, que no tenemos casa, trabajo, familia, amigos ni, por supuesto, dinero. ¿Qué hacemos?
Primero, no hay que desesperarse: aunque la situación produzca tal emoción hay que sobreponerse y ser positivo. Creer que no vas a solucionar nada solo te perjudicará.
Segundo, sopesa tus prioridades. ¿Tienes hambre, tienes frío? Si es así, hay varios lugares donde dan comida y abrigo. ¿Es tu prioridad conseguir dinero? ¿Prefieres conseguir primero la tranquilidad de un alojamiento provisional?… Tú decides tus prioridades, pero supongamos que soy yo. ¿Cuál sería la mía?

dani
El autor, junto a sus mandamientos

LO PRIMERO: BUSCAR UN TECHO
Estando en Madrid, lo prioritario sería un alojamiento inmediato aunque temporal; en este caso serían los albergues sociales. Si no conociese Madrid, no dudaría en preguntar a un taxista ya que son portadores de todo conocimiento, pero como la conozco (y estoy en buena forma) me colaría en el Metro y me dirigiría al Bernabéu, pues detrás está el Albergue Social San Juan de Dios, el único albergue que os recomiendo de la ciudad. Te pedirán el DNI y te darán cita con el asistente social al día siguiente. ¡Ya tenemos alojamiento temporal! Nos darán de comer, dormir y una ducha.
Eso sí, nada sale gratis en esta vida. El albergue tiene su toque de queda y la libertad está, lógicamente, mermada por las normas, así que siempre que puedo opto por una okupación antes que seguir en el albergue.
urbana1
Imagen: Casa de Brihuega (CC Flickr).
LO SIGUIENTE: CONSEGUIR DINERO

Hay varias maneras de encontrar un trabajo: puedes soltar miles de curriculum, puedes ir al paro para aprender a hacer cola o puedes crearte tu propio empleo. Claramente, yo prefiero esta última opción, que es más rápida y eficaz.
Ejemplo práctico: vas al bar más cercano y le ofreces al encargado montar toda la terraza por 2 euros. Si hace falta, le explicas que los 2 euros van a ser invertidos en la creación de tu propia empresa. Tienes un 80% de probabilidades de conseguir el trabajo (más un 90% de que te invite a un café). Claramente si el obtuso de turno te dice que no, habría que ir de bar en bar, pero os aseguro que no serían muchos.
¡Ya tenemos 2 euros! ¿Qué hacemos? Crear el primer autoempleo: carteras recicladas y artesanales. ¿Cómo? Pues te vas a una papelería (los chinos son más baratos) y compras un rollo de forro transparente y adhesivo para libros y un cutter. Una cartera reciclada es muy fácil de fabricar, solo tienes que reciclar cualquier papel o revista de tu agrado que te encuentres por la calle (lamentablemente, la calle está llena de papeles) para plastificarlos con forma de cartera.
LA VENTA AMBULANTE
Este tipo de venta es ilegal en la mayoría de los sitios, pero pedir la voluntad es alegal. Si pides la voluntad, la policía no puede decirte nada y si lo refuerzas con un cartel explicativo, mejor.
Un ejemplo con nuestras carteras: «Cambio carteras por comida». Funciona muy bien: de vez en cuando te sorprenden con un pastelito casero. Después, hay que elegir el espacio de trabajo. El espacio público no es tan público como nos pensamos. Es ilegal pernoctar, vender o permanecer en él, pero hay espacios fuera de estas leyes: uno de ellos es el espacio eclesiástico; cualquiera alrededor de una iglesia o catedral. No sé por qué, tal vez era Jesús el único que quería fuera a los mercaderes del templo, pero hoy día es el único lugar seguro para vender artesanía de forma ambulante. Un ejemplo en Madrid sería la iglesia de la calle Arenal.
Ya tienes un producto y un lugar de venta. Cuando vendas las carteras puedes volver a empezar de nuevo, pero mi recomendación es que inviertas en productos diferentes para aumentar la clientela ya que no todo el mundo quiere carteras. En Madrid, el beligerante barrio de Lavapiés está lleno de tiendas de artesanía donde puedes comprar a bajo precio pulseras, pendientes y demás. Así, poco a poco e invirtiendo constantemente en nuevos productos, puedes crear un imperio a partir de aquellos 2 euros logrados al montar la terraza.
1ambu
Foto: fritz16 / Shutterstock.com

Con un forro de 1 euro puedes hacer más de 10 carteras. Ahora toca venderlas.

 LAS COSAS DEL COMER
Claramente, con tu autoempleo creado puedes permitirte comprar en el supermercado todo lo que quieras, pero realmente no hace falta porque ante ti se abre todo un mundo de manutención gratuita: todos los días, todos los supermercados, panaderías y restaurantes tiran comida en buen estado a la basura dado que producen más de lo que venden.
Algunos negocios provocan que no puedas utilizarla mezclándola con basura, pero otros la dejan en bolsas limpias para su buen reciclaje. La mayoría tiene su propio envoltorio protegiéndolo. No debe parecerte desagradable, al revés, agradécelo; si no se reciclase, acabaría todo en algún maravilloso basurero creando enfermedades y agradables olores. Si no puedes esperar a la hora de cierre del supermercado, deberías saber que es alegal comer dentro de un supermercado y no pagarlo, como mucho te echan de la tienda.
Desde el 15-M está prohibido recoger comida de los contenedores, una ley claramente escrita contra la autosuficiencia. Las pasadas Navidades vi cómo la policía de Santa Eularia (Ibiza) multaba a un rumano con 700 euros por coger comida de los contenedores de basura de Eroski.
urbana4
Imagen: Debra Solomon (CC Flickr).
EDUCACIÓN POR LIBRE
La educación es un arma poderosa, pero lamentablemente sufre de corrupción, clasismo y control. Claramente te encontrarás muchos cursos alternativos, talleres y demás, pero en la Universidad no hay sitio para el pobre. Cuesta mucho dinero, de modo que hay familias con deudas astronómicas contraídas por la educación de sus hijos. ¿Realmente tienes que pagar por ir a clase? No: puedes asistir a cualquier asignatura de cualquier carrera como oyente.
¿Estudias para aprender o por un papelito? Utiliza la universidad cuando quieras, pero no pagues matrículas ni tasas. La educación debe ser gratuita.
Hay otras formas de aprender y están al alcance de cualquiera que tenga una conexión a internet: millones de libros, páginas web, tutoriales y YouTube. El acceso a internet lo puedes conseguir en cualquier wifi o en las bibliotecas públicas… antes de que empiecen a cobrar por ir a ellas.
Este es un humilde resumen de supervivencia urbana. Me dejo en el tintero ecoaldeas, cooperativas integrales, okupación y muchísimas cosas más, pero creo que no hace falta deciros que en internet tenéis toda la información.
Hasta otra. Sed positivos.
urban5
Imagen: Universidad de Navarra (CC Flickr).
Abundando, que es gerundio:
Barrio rico, barrio pobre desde Google Earth
Decálogo Robin Hood: Diez cosas que puedes hacer hoy mismo para reducir el abismo entre ricos y pobres
Los tambores de Ketama
Realistas humanoides que aparecen atrapados en los cubos de basura

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Este manual viene avalado por mi propia experiencia de vagamundo profesional, carrera comenzada a los 14 años de edad y mantenida a día de hoy con mis 30 años recién cumplidos. Claramente, la asignatura de la calle no fue elegida por placer, sino como consecuencia de las múltiples carencias del sistema regente del que he sido una víctima más. Por supuesto, hablo en pasado. ¡Desde que aplico el Manual de supervivencia urbana me va de maravilla!
Puede aplicarse en cualquier rincón del planeta urbanizado y lleno de personitas, pero para concretar ejemplos prácticos vamos a suponer que estamos en Madrid, que no tenemos casa, trabajo, familia, amigos ni, por supuesto, dinero. ¿Qué hacemos?
Primero, no hay que desesperarse: aunque la situación produzca tal emoción hay que sobreponerse y ser positivo. Creer que no vas a solucionar nada solo te perjudicará.
Segundo, sopesa tus prioridades. ¿Tienes hambre, tienes frío? Si es así, hay varios lugares donde dan comida y abrigo. ¿Es tu prioridad conseguir dinero? ¿Prefieres conseguir primero la tranquilidad de un alojamiento provisional?… Tú decides tus prioridades, pero supongamos que soy yo. ¿Cuál sería la mía?

dani
El autor, junto a sus mandamientos

LO PRIMERO: BUSCAR UN TECHO
Estando en Madrid, lo prioritario sería un alojamiento inmediato aunque temporal; en este caso serían los albergues sociales. Si no conociese Madrid, no dudaría en preguntar a un taxista ya que son portadores de todo conocimiento, pero como la conozco (y estoy en buena forma) me colaría en el Metro y me dirigiría al Bernabéu, pues detrás está el Albergue Social San Juan de Dios, el único albergue que os recomiendo de la ciudad. Te pedirán el DNI y te darán cita con el asistente social al día siguiente. ¡Ya tenemos alojamiento temporal! Nos darán de comer, dormir y una ducha.
Eso sí, nada sale gratis en esta vida. El albergue tiene su toque de queda y la libertad está, lógicamente, mermada por las normas, así que siempre que puedo opto por una okupación antes que seguir en el albergue.
urbana1
Imagen: Casa de Brihuega (CC Flickr).
LO SIGUIENTE: CONSEGUIR DINERO

Hay varias maneras de encontrar un trabajo: puedes soltar miles de curriculum, puedes ir al paro para aprender a hacer cola o puedes crearte tu propio empleo. Claramente, yo prefiero esta última opción, que es más rápida y eficaz.
Ejemplo práctico: vas al bar más cercano y le ofreces al encargado montar toda la terraza por 2 euros. Si hace falta, le explicas que los 2 euros van a ser invertidos en la creación de tu propia empresa. Tienes un 80% de probabilidades de conseguir el trabajo (más un 90% de que te invite a un café). Claramente si el obtuso de turno te dice que no, habría que ir de bar en bar, pero os aseguro que no serían muchos.
¡Ya tenemos 2 euros! ¿Qué hacemos? Crear el primer autoempleo: carteras recicladas y artesanales. ¿Cómo? Pues te vas a una papelería (los chinos son más baratos) y compras un rollo de forro transparente y adhesivo para libros y un cutter. Una cartera reciclada es muy fácil de fabricar, solo tienes que reciclar cualquier papel o revista de tu agrado que te encuentres por la calle (lamentablemente, la calle está llena de papeles) para plastificarlos con forma de cartera.
LA VENTA AMBULANTE
Este tipo de venta es ilegal en la mayoría de los sitios, pero pedir la voluntad es alegal. Si pides la voluntad, la policía no puede decirte nada y si lo refuerzas con un cartel explicativo, mejor.
Un ejemplo con nuestras carteras: «Cambio carteras por comida». Funciona muy bien: de vez en cuando te sorprenden con un pastelito casero. Después, hay que elegir el espacio de trabajo. El espacio público no es tan público como nos pensamos. Es ilegal pernoctar, vender o permanecer en él, pero hay espacios fuera de estas leyes: uno de ellos es el espacio eclesiástico; cualquiera alrededor de una iglesia o catedral. No sé por qué, tal vez era Jesús el único que quería fuera a los mercaderes del templo, pero hoy día es el único lugar seguro para vender artesanía de forma ambulante. Un ejemplo en Madrid sería la iglesia de la calle Arenal.
Ya tienes un producto y un lugar de venta. Cuando vendas las carteras puedes volver a empezar de nuevo, pero mi recomendación es que inviertas en productos diferentes para aumentar la clientela ya que no todo el mundo quiere carteras. En Madrid, el beligerante barrio de Lavapiés está lleno de tiendas de artesanía donde puedes comprar a bajo precio pulseras, pendientes y demás. Así, poco a poco e invirtiendo constantemente en nuevos productos, puedes crear un imperio a partir de aquellos 2 euros logrados al montar la terraza.
1ambu
Foto: fritz16 / Shutterstock.com

Con un forro de 1 euro puedes hacer más de 10 carteras. Ahora toca venderlas.

 LAS COSAS DEL COMER
Claramente, con tu autoempleo creado puedes permitirte comprar en el supermercado todo lo que quieras, pero realmente no hace falta porque ante ti se abre todo un mundo de manutención gratuita: todos los días, todos los supermercados, panaderías y restaurantes tiran comida en buen estado a la basura dado que producen más de lo que venden.
Algunos negocios provocan que no puedas utilizarla mezclándola con basura, pero otros la dejan en bolsas limpias para su buen reciclaje. La mayoría tiene su propio envoltorio protegiéndolo. No debe parecerte desagradable, al revés, agradécelo; si no se reciclase, acabaría todo en algún maravilloso basurero creando enfermedades y agradables olores. Si no puedes esperar a la hora de cierre del supermercado, deberías saber que es alegal comer dentro de un supermercado y no pagarlo, como mucho te echan de la tienda.
Desde el 15-M está prohibido recoger comida de los contenedores, una ley claramente escrita contra la autosuficiencia. Las pasadas Navidades vi cómo la policía de Santa Eularia (Ibiza) multaba a un rumano con 700 euros por coger comida de los contenedores de basura de Eroski.
urbana4
Imagen: Debra Solomon (CC Flickr).
EDUCACIÓN POR LIBRE
La educación es un arma poderosa, pero lamentablemente sufre de corrupción, clasismo y control. Claramente te encontrarás muchos cursos alternativos, talleres y demás, pero en la Universidad no hay sitio para el pobre. Cuesta mucho dinero, de modo que hay familias con deudas astronómicas contraídas por la educación de sus hijos. ¿Realmente tienes que pagar por ir a clase? No: puedes asistir a cualquier asignatura de cualquier carrera como oyente.
¿Estudias para aprender o por un papelito? Utiliza la universidad cuando quieras, pero no pagues matrículas ni tasas. La educación debe ser gratuita.
Hay otras formas de aprender y están al alcance de cualquiera que tenga una conexión a internet: millones de libros, páginas web, tutoriales y YouTube. El acceso a internet lo puedes conseguir en cualquier wifi o en las bibliotecas públicas… antes de que empiecen a cobrar por ir a ellas.
Este es un humilde resumen de supervivencia urbana. Me dejo en el tintero ecoaldeas, cooperativas integrales, okupación y muchísimas cosas más, pero creo que no hace falta deciros que en internet tenéis toda la información.
Hasta otra. Sed positivos.
urban5
Imagen: Universidad de Navarra (CC Flickr).
Abundando, que es gerundio:
Barrio rico, barrio pobre desde Google Earth
Decálogo Robin Hood: Diez cosas que puedes hacer hoy mismo para reducir el abismo entre ricos y pobres
Los tambores de Ketama
Realistas humanoides que aparecen atrapados en los cubos de basura

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
«Dibujar para pensar»: las ilustraciones masónicas de Bernardino Rozada
Tinder es una app para encontrar… trabajo
¿Comprar arte sin moverte de casa? Better call Capa Esculturas
Gif-iti: el arte callejero mezclado con nuevas tecnologías
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Pingback: Anónimo
  • Pingback: Anónimo
  • Durísima la vida que llevas hombre y tienes un orgullo y un amor propio que ya quisieran bastantes en -mucha- mejor situación que tú.
    Un privilegio conocer personas así, gracias por compartirlo.

  • Hola chicos, soy daniel, el autor del articulo que tenéis ante vosotros. Parece que voy a tener que explicar unas cuantas cosas porque veo que algunos no lo entienden. En primer lugar dejar claro el porque me he visto obligado a sobrevivir y a utilizar ciertas alternativas: la primera vez que me echaron de casa tenia 12 años, esto se repitió muchas veces pero con 14 me cansé y me independicé. Llevo trabajando desde entonces, ya van para los 16 años de experiencia laboral y aún así solo tengo 2 años de cotización. Esto es repercusión de trabajar sin contrato y de por supuesto un aprovechamiento por parte de los jefes que me han tocado.
    En segundo lugar: no hago apología de lo ilegal, mas bien ante pongo la calidad de vida ante las leyes que la manipulan. quien quiere un mundo en el que la gente roba? yo no, pero lamentablemente vivimos en una sociedad donde castigan por robar comida pero no por robar millones.
    En tercer lugar, para quien no se haya dado cuenta, las leyes existentes hoy día, las cuales se cambian a antojo por la política de turno, lo que provocan es la reducción de nuestra capacidad de autonomía, restringiendo toda acción auto suficiente, es decir, te obligan a depender de todo, de un dios, de un político, de un jefe, de unos padres, de una pareja, de amigos, etc…
    Por supuesto en este articulo me quedo corto en problemas y soluciones, pero no depende de mí, sino de las personas involucradas en su aparición, eso no quita que a través de los comentarios pueda extender mis pensamientos y contestar a cualquier duda que os surja.
    En un mundo tan mal gestionado por una élite eugenista solo nos queda la unión de un pueblo cansado de especulación, la autorresponsabilidad de nuestras acciones y sus consecuencias y por supuesto la no aceptación de leyes que vulneran nuestra libertad, salud y educación.
    Espero que entendáis que mi pueblo no se limita a mi país, sino a mi mundo, un mundo de 7500 millones de personas, donde el 75% de la población vive por debajo de la miseria, y donde no hay un 25% de gente que vive bien, sino que sobrevive sin llegar a fin de mes.
    Un mundo donde se le da mas importancia al fútbol, al cine o a la música, pero no a la calidad de vida ni a la justicia social.
    Lo dicho, si alguien tiene alguna pregunta estaré encantado de solventarsela.

    • Cuando dentro del compendio de los derechos humanos no se toma en cuenta el derecho al libre mercado desde el punto de vista del índice de bienestar general de una persona allí mismo toda equidad que idealmente se pretende alcanzar pierde noción de la realidad.
      El caso de Suiza de “auto-flagelarse” con decidir negar la posibilidad de un ingreso universal lo que hizo fue demostrar que dentro del territorio helvético existe una consciencia aún mayor que en las reconocidas superpotencias que apelan a estándares casi socialistas para resolver los problemas de sus castas más bajas.
      Porque hay que decirlo también, las clases sociales e inclusive las razas a nivel mundial no son mas que denominaciones que acaban por polarizar todo en un rollo como el de las castas que existían en la India o en el Japón no hace tanto tiempo.
      Regresando al tema que quería tocar, la reacción de Suiza pondera el escenario real por sobre del ideal y basado en ello es correcto y admisible evitar ser apetecible como nación para una horda de inmigrantes ansiosos por tener su rebanada de pastel.
      Y que no se me malinterprete, por favor, el asunto no radica en ponerle un pseudónimo cutre a un problema, lo que digo no se centra en ponerle cara, nombre y apellido a lo que hay que evitar, sencillamente se centra en que no existe una esperanza verdadera de prosperidad desde el momento en que tienes derecho a una ciudadanía por X o Z cuestión pero no tienes derecho a levantar un negocio desde cero si no es a través de todas y cada una de las ceremonias burocráticas que amerite lo que quieras hacer, según el alcance de lo que quieras hacer.
      Terminando todo con la cantidad de influencias que puedas tener de facto para respaldarte a ti y no precisamente aceptando o rechazando tu idea en base a la viabilidad del proyecto en el que te encuentres inmerso.
      Que la buena suerte te sonría allí adonde vayas.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies