fbpx
3 de mayo 2013    /   BUSINESS
por
 

Manual para limpiar la basura de un país

3 de mayo 2013    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

1garbage
La basura llevaba años apoderándose del campo estonio. Como cualquier ciudadano medianamente comprometido, esta situación incomodaba a Henri Laupmaa. Un día, tomando café con unos amigos, el hartazgo y la queja empezaron a circular por la mesa. Entre café y café se dieron cuenta de que no hacía falta delegar la decisión de hacer algo a otros. Estaba en sus manos ponerse a trabajar para solucionar esta situación. De esas conversaciones nocturnas idearon una forma de trazar los distintos vertederos ilegales que estaban repartidos por el país utilizando Google Maps.
A esto le siguió una convocatoria a medios para anunciar que el 3 de mayo de 2008 harían una expedición con la intención de reunirse durante 24 horas para intentar quitar esta basura repartida por el país. Los medios se hicieron eco de la iniciativa y empezaron a llegar una avalancha de registros para participar en el primer evento que llamaron Let’s do it!.
Llegó la fecha y más de 50.000 personas se reunieron en distintas partes de Estonia para llevar a cabo el cometido. «Fue el 5% de la población total. Logramos reunir a toda una serie de perfiles de gente. Había desde profesores de universidad hasta pandillas de moteros», explica Laupmaa, entrevistado en OuiShare Fest.
Desde entonces sus responsables han intentado mantener vivo el espíritu de Let’s do it!, «pero eso ya dejó de ser nuestro hace tiempo. Ahora está en más de 90 países que organizan sus propias versiones del evento. Para facilitarlo en otros lugares creamos un manual de buenas prácticas para limpiar un país«.
Una de las cosas que Laupmaa más valora de estas iniciativas es que la ecología es algo capaz de reunir a personas de distintas ideologías en una mesa. «Al no ser un tema político conflictivo es algo que toca la fibra a todos. Ahora mismo se está organizando un evento coordinado de limpieza del Mediterráneo y se ha logrado poner de acuerdo a personas de Palestina, Israel y Líbano».

Nino Barbieri bajo lic. cc.

1garbage
La basura llevaba años apoderándose del campo estonio. Como cualquier ciudadano medianamente comprometido, esta situación incomodaba a Henri Laupmaa. Un día, tomando café con unos amigos, el hartazgo y la queja empezaron a circular por la mesa. Entre café y café se dieron cuenta de que no hacía falta delegar la decisión de hacer algo a otros. Estaba en sus manos ponerse a trabajar para solucionar esta situación. De esas conversaciones nocturnas idearon una forma de trazar los distintos vertederos ilegales que estaban repartidos por el país utilizando Google Maps.
A esto le siguió una convocatoria a medios para anunciar que el 3 de mayo de 2008 harían una expedición con la intención de reunirse durante 24 horas para intentar quitar esta basura repartida por el país. Los medios se hicieron eco de la iniciativa y empezaron a llegar una avalancha de registros para participar en el primer evento que llamaron Let’s do it!.
Llegó la fecha y más de 50.000 personas se reunieron en distintas partes de Estonia para llevar a cabo el cometido. «Fue el 5% de la población total. Logramos reunir a toda una serie de perfiles de gente. Había desde profesores de universidad hasta pandillas de moteros», explica Laupmaa, entrevistado en OuiShare Fest.
Desde entonces sus responsables han intentado mantener vivo el espíritu de Let’s do it!, «pero eso ya dejó de ser nuestro hace tiempo. Ahora está en más de 90 países que organizan sus propias versiones del evento. Para facilitarlo en otros lugares creamos un manual de buenas prácticas para limpiar un país«.
Una de las cosas que Laupmaa más valora de estas iniciativas es que la ecología es algo capaz de reunir a personas de distintas ideologías en una mesa. «Al no ser un tema político conflictivo es algo que toca la fibra a todos. Ahora mismo se está organizando un evento coordinado de limpieza del Mediterráneo y se ha logrado poner de acuerdo a personas de Palestina, Israel y Líbano».

Nino Barbieri bajo lic. cc.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Turismo crea una plataforma colaborativa para promocionar España
¿Sabe distinto el café según la taza en que se beba?
Qué pasos hay que seguir para comprar una vivienda
Arquitectura sensata para un mundo sucio
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *