BRANDED CONTENT
Maricorners

BRANDED CONTENT
Maricorners
7 de marzo 2019    /   BRANDED CONTENT
 

MariCorners: un congreso para sacar del armario las investigaciones académicas LGTBI+

7 de marzo 2019    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Lqueer no siempre significó lo que parece. El término anglosajón se toma como préstamo; desarrolla una segunda vida en libros, textos periodísticos, estudios. Pero al decirlo, se pierde una historia. Queer connota peculiaridad, libertad, rotura de moldes, pero el hecho de que se adopte por muchos como autodefinición implica, también, una emboscada contra la intolerancia.

«En el ámbito hispanohablante usamos queer, pero no lo traducimos. En inglés tiene una carga fuerte, es muy sonora, era un insulto en principio. Con ella, se denominaba lo “torcido”, lo “descarriado”, en sentido peyorativo», explica Miguel Sánchez Ibáñez, lingüista, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid.

Sánchez, junto Moisés Fernández, Sergio Fernández y Aarón Pérez, ha organizado MariCorners, el I Congreso Internacional sobre la Lengua y Aspectos LGTBIQ+, que se celebrará del 10 al 12 de abril en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM). «Desde el principio tuvimos muy clara la necesidad de adueñarnos del lenguaje que nos denomina», aclara.

Artículo relacionado

Así se hizo con la palabra queer, y ellos, con el uso del término MariCorners, tratan de emular (y traducir) esa rebelión: «Es un ejercicio sano desde el punto de vista psicológico. Que me autodenomine así hace que la elección sea mía y no de quien me quiere etiquetar».

MariCorners referencia, además, una especie de arrinconamiento: «Los investigadores de temas LGTBIQ+ muchas veces estamos en las esquinas de nuestras disciplinas. Queremos abordar el estudio de nuestras especialidades pero sin perder nuestra identidad», reflexiona.

Se trata de un congreso académico cuya columna vertebral es la realidad LGTBIQ+. «El nicho de eventos de activismo está ya muy bien estructurado, nosotros queríamos cubrir el lado científico. El valor diferencial reside en el filtro de calidad y rigor», expone.

El lugar de celebración se ha escogido con una intención simbólica. Ubicar el congreso en la ETSAM es una forma de romper prejuicios: «Lo queer suele asociarse con las ciencias sociales y las humanidades, no tanto con las enseñanzas técnicas».

Todo lo que se aborde en MariCorners será producto de investigaciones. Dispusieron un comité de evaluación compuesto por personas que no se comunicaban entre sí, «lo que se llama revisión por pares ciegos». Las propuestas recibidas debían cumplir con la seriedad y la metodología científica.

La idea inicial de los organizadores era ofrecer un foro de discusión y difusión en un área de estudios que se encuentra dispersa y que carece de una cartografía ordenada y accesible. Para ello, abrieron dos vías.

Primero invitaron a siete especialistas: Begoña Martínez Pagán, Olga de Dios, Alberto Mira, Ramón Martínez, Fernando López Rodríguez, Eduardo López Collazos y la editorial Dos Bigotes. Hablarán de lenguaje inclusivo, flamenco, ilustración, infancia, literatura y ciencia. Y luego lanzaron una convocatoria como quien emite mensajes de radio con la esperanza de localizar a supervivientes en un territorio inabarcable. Objetivo: que los académicos esquinados devolvieran una señal de vida.

lgtbi-flag
Foto de Serena Repice Lentini para Unsplash

«Pedimos temas interdisciplinares. No sabíamos lo que íbamos a recibir. Fue un aluvión. Hemos tenido que organizar mesas paralelas», cuenta. MariCorners es como un festival de música, tiene coste de oportunidad: no puedes asistir a todas las charlas.

Las temáticas que se desarrollarán demuestran conexiones del mundo LGTBIQ+ con áreas inesperadas. Por ejemplo, con la arquitectura. «Existe una corriente de estudios de urbanismo y del espacio como entidad vertebradora de la realidad LGTBIQ+. Hay cada vez más trabajos sobre la manera en que las redes sociales, las pensadas para el mundo homosexual, organizan y gestionan el espacio de las ciudades».

Contarán también con una mesa integrada por teóricos del Derecho. Hablarán de la búsqueda de conceptos jurídicos universales para el colectivo LGTBI+, o de la violencia intragénero y su tratamiento mediático en parejas gays y lesbianas.

«Hay mucha gente investigando que, probablemente, hasta que no hemos montado este congreso no ha tenido un foro preciso. A lo mejor disponían de una mesa especializada en congresos de otras disciplinas; aquí le damos la vuelta a la tortilla», defiende Sánchez.

Se expondrán invetigaciones sobre traducción, sociolingüística, educación, historia, sexualidad o sobre la representación en el cine del colectivo LGTBIQ+ o de las nuevas masculinidades.

Hace días, la gala de los Oscars arrojó un palmarés que solo ha sido posible tras un largo tiempo y un largo esfuerzo. Los premios a mejor actriz (Olivia Colman), mejor actor (Rami Malek) y mejor actor secundario (Mahershala Ali) galardonaron interpretaciones de personajes pertenecientes al colectivo.

El gran éxito no es tanto la concesión de los premios, sino el hecho de que no extrañara a casi nadie. Las representaciones de esta diversidad en el cine comenzaron hace décadas, pero algo está cambiando: «La clave es que la historia ya no gira en torno a eso; la persona no solo es relevante porque sea gay o queer, sino porque vive, siente, trabaja…», reflexiona el organizador.

Cada vez se expresa, se vive y se observa la realidad del colectivo con mayor aceptación, interés y normalidad. Esa actitud debe trasladarse al ámbito académico.

MariCorners planea lanzar, bajo el sello de la editorial Egales, varias publicaciones monográficas con las investigaciones más interesantes de estas jornadas.

El objetivo es que, entre congreso y congreso, no se rompa la cadena de frío de la difusión de conocimiento LGTBIQ+. Y sobre todo, que funcione como revulsivo y que estos investigadores no permanezcan por más tiempo encerrados en sus corners, tratando de interceptar la señal de radio que los conecte con otros supervivientes.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Lqueer no siempre significó lo que parece. El término anglosajón se toma como préstamo; desarrolla una segunda vida en libros, textos periodísticos, estudios. Pero al decirlo, se pierde una historia. Queer connota peculiaridad, libertad, rotura de moldes, pero el hecho de que se adopte por muchos como autodefinición implica, también, una emboscada contra la intolerancia.

«En el ámbito hispanohablante usamos queer, pero no lo traducimos. En inglés tiene una carga fuerte, es muy sonora, era un insulto en principio. Con ella, se denominaba lo “torcido”, lo “descarriado”, en sentido peyorativo», explica Miguel Sánchez Ibáñez, lingüista, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid.

Sánchez, junto Moisés Fernández, Sergio Fernández y Aarón Pérez, ha organizado MariCorners, el I Congreso Internacional sobre la Lengua y Aspectos LGTBIQ+, que se celebrará del 10 al 12 de abril en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM). «Desde el principio tuvimos muy clara la necesidad de adueñarnos del lenguaje que nos denomina», aclara.

Así se hizo con la palabra queer, y ellos, con el uso del término MariCorners, tratan de emular (y traducir) esa rebelión: «Es un ejercicio sano desde el punto de vista psicológico. Que me autodenomine así hace que la elección sea mía y no de quien me quiere etiquetar».

MariCorners referencia, además, una especie de arrinconamiento: «Los investigadores de temas LGTBIQ+ muchas veces estamos en las esquinas de nuestras disciplinas. Queremos abordar el estudio de nuestras especialidades pero sin perder nuestra identidad», reflexiona.

Artículo relacionado

Se trata de un congreso académico cuya columna vertebral es la realidad LGTBIQ+. «El nicho de eventos de activismo está ya muy bien estructurado, nosotros queríamos cubrir el lado científico. El valor diferencial reside en el filtro de calidad y rigor», expone.

El lugar de celebración se ha escogido con una intención simbólica. Ubicar el congreso en la ETSAM es una forma de romper prejuicios: «Lo queer suele asociarse con las ciencias sociales y las humanidades, no tanto con las enseñanzas técnicas».

Todo lo que se aborde en MariCorners será producto de investigaciones. Dispusieron un comité de evaluación compuesto por personas que no se comunicaban entre sí, «lo que se llama revisión por pares ciegos». Las propuestas recibidas debían cumplir con la seriedad y la metodología científica.

La idea inicial de los organizadores era ofrecer un foro de discusión y difusión en un área de estudios que se encuentra dispersa y que carece de una cartografía ordenada y accesible. Para ello, abrieron dos vías.

Primero invitaron a siete especialistas: Begoña Martínez Pagán, Olga de Dios, Alberto Mira, Ramón Martínez, Fernando López Rodríguez, Eduardo López Collazos y la editorial Dos Bigotes. Hablarán de lenguaje inclusivo, flamenco, ilustración, infancia, literatura y ciencia. Y luego lanzaron una convocatoria como quien emite mensajes de radio con la esperanza de localizar a supervivientes en un territorio inabarcable. Objetivo: que los académicos esquinados devolvieran una señal de vida.

lgtbi-flag
Foto de Serena Repice Lentini para Unsplash

«Pedimos temas interdisciplinares. No sabíamos lo que íbamos a recibir. Fue un aluvión. Hemos tenido que organizar mesas paralelas», cuenta. MariCorners es como un festival de música, tiene coste de oportunidad: no puedes asistir a todas las charlas.

Las temáticas que se desarrollarán demuestran conexiones del mundo LGTBIQ+ con áreas inesperadas. Por ejemplo, con la arquitectura. «Existe una corriente de estudios de urbanismo y del espacio como entidad vertebradora de la realidad LGTBIQ+. Hay cada vez más trabajos sobre la manera en que las redes sociales, las pensadas para el mundo homosexual, organizan y gestionan el espacio de las ciudades».

Contarán también con una mesa integrada por teóricos del Derecho. Hablarán de la búsqueda de conceptos jurídicos universales para el colectivo LGTBI+, o de la violencia intragénero y su tratamiento mediático en parejas gays y lesbianas.

«Hay mucha gente investigando que, probablemente, hasta que no hemos montado este congreso no ha tenido un foro preciso. A lo mejor disponían de una mesa especializada en congresos de otras disciplinas; aquí le damos la vuelta a la tortilla», defiende Sánchez.

Se expondrán invetigaciones sobre traducción, sociolingüística, educación, historia, sexualidad o sobre la representación en el cine del colectivo LGTBIQ+ o de las nuevas masculinidades.

Hace días, la gala de los Oscars arrojó un palmarés que solo ha sido posible tras un largo tiempo y un largo esfuerzo. Los premios a mejor actriz (Olivia Colman), mejor actor (Rami Malek) y mejor actor secundario (Mahershala Ali) galardonaron interpretaciones de personajes pertenecientes al colectivo.

El gran éxito no es tanto la concesión de los premios, sino el hecho de que no extrañara a casi nadie. Las representaciones de esta diversidad en el cine comenzaron hace décadas, pero algo está cambiando: «La clave es que la historia ya no gira en torno a eso; la persona no solo es relevante porque sea gay o queer, sino porque vive, siente, trabaja…», reflexiona el organizador.

Cada vez se expresa, se vive y se observa la realidad del colectivo con mayor aceptación, interés y normalidad. Esa actitud debe trasladarse al ámbito académico.

MariCorners planea lanzar, bajo el sello de la editorial Egales, varias publicaciones monográficas con las investigaciones más interesantes de estas jornadas.

El objetivo es que, entre congreso y congreso, no se rompa la cadena de frío de la difusión de conocimiento LGTBIQ+. Y sobre todo, que funcione como revulsivo y que estos investigadores no permanezcan por más tiempo encerrados en sus corners, tratando de interceptar la señal de radio que los conecte con otros supervivientes.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El dinero ya no es lo que era
«Deberíamos trabajar cuatro días por semana»
El 'copy paste' del S. XIX: periódicos que plagiaban textos hasta convertirlos en virales
Quejólicos Anónimos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies