1 de junio 2011    /   DIGITAL
por
 

Mark Zuckerberg solo come carne de animales que mata él mismo

1 de junio 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


“La única carne que como es la de animales que yo mismo mato”. Mark Zuckerberg dijo esto en un post para los 847 amigos que tiene en su página privada de Facebook. “Acabo de matar a un cerdo y una cabra”, especificó el fundador de la red social más popular del mundo.
Primero fue el post, el pasado 4 de mayo, y después llegó la literatura en prensa. Los medios empezaron a hablar de su dieta “mata-lo-que-comes”, de su osadía por llamarse a sí mismo “prácticamente vegetariano”, de sus excentricidades… Pero para él no es más que un ejercicio de gratitud.
Esta nueva moda en su vida se debe, según explicó Zuckerberg a Fortune, a su reto personal marcado para 2011. En 2009 era vestir una corbata cada día y en 2010, aprender mandarín.
La idea surgió hincando el diente a un cerdo a la brasa y la ayuda para llevarlo a cabo fue de un chef de Palo Alto (California) llamado Jesse Cool, según Fortune. El dueño del restaurante Flea Street Café presentó a Zuckerberg algunos granjeros que le dieron consejos para matar su primer pollo, su primer cerdo y su primera cabra.
El CEO de Facebook aplicó las enseñanzas y acabó con la vida de un cerdo y una cabra, según especificó en un post en su página privada. Los cadáveres fueron a una carnicería de Santa Cruz para trocearlos y, desde entonces, forman parte de la alimentación de Zuckerberg y su novia Priscilla.
Pocos días después mató a un pollo y lo incluyeron en el menú (en el plato, el corazón y el hígado, también, según Fortune). Las pruebas fueron posteadas en una foto que colgó en su página en Facebook junto a una lista de los platos que cocinaron con cada una de las partes del animal.

 

El post:

Cada año me marco un reto personal anual. Es una buena forma de explorar cosas distintas, que nunca haría, y desafiarme a mí mismo. Hacia finales del año pasado estuve reflexionando sobre lo agradecido que estaba porque estábamos construyendo tantas cosas buenas y todo ha estado yendo muy bien hasta ahora. Y entonces decidí escoger un reto relacionado con la gratitud que siento por lo que tengo.

 

Estuve pensando durante un tiempo cómo podía implementar esto y, finalmente, decidí que obligarme a involucrarme en agradecer a los animales cuyas vidas he sacrificado para comerlos era la mejor forma de recordarme a diario que debía sentirme agradecido.

 

Así, cada día, cuando no puedo comer carne, recuerdo por qué no puedo y soy consciente de lo afortunado que soy. Cuando puedo comer carne, es una ocasión especial. Este reto tiene también el beneficio de cuidar mi salud y, además, estoy aprendiendo mucho sobre un estilo de vida sostenible.

 

El email de Zuckerberg a Fortune:

Para empezar, déjame darte un contexto de lo que estoy haciendo. Cada año, en mi memoria reciente, he asumido un reto personal (algo para aprender sobre el mundo, aumentar mis intereses y enseñarme grandes disciplinas). He pasado casi todo mi tiempo construyendo Facebook. Por eso, estos retos personales son cosas que normalmente no haría si no las tomara como el propósito de ese año.

 

El año pasado, por ejemplo, mi reto personal fuer aprender chino. Bloqueé una hora diaria todos los días para estudiar y, hasta ahora, ha sido una experiencia increíble. Siempre me ha parecido muy desafiante aprender un idioma. Esta vez quería dar un salto e intentar aprender uno realmente difícil. Ha sido una experiencia humillante. Con el lenguaje, no hay forma de ‘averiguar’ cosas como podrías hacer con otros problemas. Necesitas practicar y practicar. La experiencia de aprender Mandarín me ha llevado a viajar a China, aprender sobre su cultura y su historia, y conocer a gente muy interesante.

 

Este año mi reto personal está relacionado con el agradecimiento por la comida que tengo que comer. Creo que mucha gente olvida que un ser vivo tiene que morir para que tú comas carne. Por eso mi propósito es no olvidar ser agradecido con lo que tengo. Este año me estoy convirtiendo prácticamente en vegetariano porque la única carne que como es de los animales que yo mismo mato. Hasta ahora ha sido una buena experiencia. Estoy comiendo alimentos mucho más saludables y he aprendido mucho sobre el crecimiento y explotación ganadera de animales de una forma sostenible.

 

Empecé a pensar en esto el año pasado. Estábamos comiendo un cerdo a la brasa en casa y mucha gente me dijo que, aunque les encantaba comer cerdo, no querían pensar en que ese animal antes estaba vivo. Me pareció algo irresponsable. No me importa lo que la gente pueda comer, pero pienso que deben hacerlo de manera responsable y estar agradecidos por lo que comen en vez de ignorar de dónde proceden sus alimentos.

 
Imagen de Markie37 reproducida bajo licencia Creative Commons.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


“La única carne que como es la de animales que yo mismo mato”. Mark Zuckerberg dijo esto en un post para los 847 amigos que tiene en su página privada de Facebook. “Acabo de matar a un cerdo y una cabra”, especificó el fundador de la red social más popular del mundo.
Primero fue el post, el pasado 4 de mayo, y después llegó la literatura en prensa. Los medios empezaron a hablar de su dieta “mata-lo-que-comes”, de su osadía por llamarse a sí mismo “prácticamente vegetariano”, de sus excentricidades… Pero para él no es más que un ejercicio de gratitud.
Esta nueva moda en su vida se debe, según explicó Zuckerberg a Fortune, a su reto personal marcado para 2011. En 2009 era vestir una corbata cada día y en 2010, aprender mandarín.
La idea surgió hincando el diente a un cerdo a la brasa y la ayuda para llevarlo a cabo fue de un chef de Palo Alto (California) llamado Jesse Cool, según Fortune. El dueño del restaurante Flea Street Café presentó a Zuckerberg algunos granjeros que le dieron consejos para matar su primer pollo, su primer cerdo y su primera cabra.
El CEO de Facebook aplicó las enseñanzas y acabó con la vida de un cerdo y una cabra, según especificó en un post en su página privada. Los cadáveres fueron a una carnicería de Santa Cruz para trocearlos y, desde entonces, forman parte de la alimentación de Zuckerberg y su novia Priscilla.
Pocos días después mató a un pollo y lo incluyeron en el menú (en el plato, el corazón y el hígado, también, según Fortune). Las pruebas fueron posteadas en una foto que colgó en su página en Facebook junto a una lista de los platos que cocinaron con cada una de las partes del animal.

 

El post:

Cada año me marco un reto personal anual. Es una buena forma de explorar cosas distintas, que nunca haría, y desafiarme a mí mismo. Hacia finales del año pasado estuve reflexionando sobre lo agradecido que estaba porque estábamos construyendo tantas cosas buenas y todo ha estado yendo muy bien hasta ahora. Y entonces decidí escoger un reto relacionado con la gratitud que siento por lo que tengo.

 

Estuve pensando durante un tiempo cómo podía implementar esto y, finalmente, decidí que obligarme a involucrarme en agradecer a los animales cuyas vidas he sacrificado para comerlos era la mejor forma de recordarme a diario que debía sentirme agradecido.

 

Así, cada día, cuando no puedo comer carne, recuerdo por qué no puedo y soy consciente de lo afortunado que soy. Cuando puedo comer carne, es una ocasión especial. Este reto tiene también el beneficio de cuidar mi salud y, además, estoy aprendiendo mucho sobre un estilo de vida sostenible.

 

El email de Zuckerberg a Fortune:

Para empezar, déjame darte un contexto de lo que estoy haciendo. Cada año, en mi memoria reciente, he asumido un reto personal (algo para aprender sobre el mundo, aumentar mis intereses y enseñarme grandes disciplinas). He pasado casi todo mi tiempo construyendo Facebook. Por eso, estos retos personales son cosas que normalmente no haría si no las tomara como el propósito de ese año.

 

El año pasado, por ejemplo, mi reto personal fuer aprender chino. Bloqueé una hora diaria todos los días para estudiar y, hasta ahora, ha sido una experiencia increíble. Siempre me ha parecido muy desafiante aprender un idioma. Esta vez quería dar un salto e intentar aprender uno realmente difícil. Ha sido una experiencia humillante. Con el lenguaje, no hay forma de ‘averiguar’ cosas como podrías hacer con otros problemas. Necesitas practicar y practicar. La experiencia de aprender Mandarín me ha llevado a viajar a China, aprender sobre su cultura y su historia, y conocer a gente muy interesante.

 

Este año mi reto personal está relacionado con el agradecimiento por la comida que tengo que comer. Creo que mucha gente olvida que un ser vivo tiene que morir para que tú comas carne. Por eso mi propósito es no olvidar ser agradecido con lo que tengo. Este año me estoy convirtiendo prácticamente en vegetariano porque la única carne que como es de los animales que yo mismo mato. Hasta ahora ha sido una buena experiencia. Estoy comiendo alimentos mucho más saludables y he aprendido mucho sobre el crecimiento y explotación ganadera de animales de una forma sostenible.

 

Empecé a pensar en esto el año pasado. Estábamos comiendo un cerdo a la brasa en casa y mucha gente me dijo que, aunque les encantaba comer cerdo, no querían pensar en que ese animal antes estaba vivo. Me pareció algo irresponsable. No me importa lo que la gente pueda comer, pero pienso que deben hacerlo de manera responsable y estar agradecidos por lo que comen en vez de ignorar de dónde proceden sus alimentos.

 
Imagen de Markie37 reproducida bajo licencia Creative Commons.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El cuento del social media
Salva el Ártico en Pinterest
La obsesión con la felicidad y cómo te puede amargar la existencia
Los 140 caracteres más suculentos de la red
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies