fbpx
9 de enero 2017    /   CINE/TV
por
 

La Inglaterra kitsch de Martin Parr, en las cortinillas de la BBC

9 de enero 2017    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Después de una década, la BBC ha decidido cambiar sus cortinillas promocionales que preceden a los programas. El encargo ha recaído en Martin Parr, fotógrafo especializado en mostrar la cara más kitsch de Inglaterra y que recientemente mostró su oposición al Brexit.

Durante 10 años, las cortinillas de la BBC han dado vueltas en círculo. No es una metáfora. El círculo era el motivo que inspiraba a todas ellas. Hipopótamos nadando (en círculo), cometas volando (en círculo), niños que corren (ídem) intentando atrapar pétalos, una noria dando vueltas, unos ciclistas recorriendo un velódromo de pista circular o un paisaje nocturno presidido por una enorme luna llena.

Las piezas fueron realizadas por diversos realizadores que procedían del mundo de la publicidad o el documental. Para fechas señaladas como Navidad, los Mundiales o el lanzamiento de las nuevas temporadas de algunos programas, se crearon piezas protagonizadas por Wallace&Gromit o Dr. Who.

La llegada de 2017 ha traído consigo el estreno de las nuevas cortinillas, que han sido encargadas a Martin Parr. En ellas, el fotógrafo de la Agencia Magnum pretende «retratar la moderna Gran Bretaña en toda su diversidad». Para ello, ha rodado diferentes escenas cotidianas. Un grupo de nadadores de Clevedon a la orilla de mar, una clase de zumba o un equipo de jugadores de rugby en silla de ruedas.

Las piezas están estrechamente relacionadas con la obra de Parr. Durante años ha retratado a ingleses anónimos en sus momentos de ocio, en el interior de sus casas o en sus lugares de vacaciones. Todo ello de una forma natural, sin maquillaje o aditivo.

De hecho, desde la BBC se ha explicado que las cortinillas pretenden mostrar «diferentes grupos de gente de Gran Bretaña que comparten pasiones e intereses». Una apuesta por la diversidad que llega en uno de los momentos políticos más complicados del país: el Brexit. Un hecho que invitaría a pensar que la elección de Parr no es del todo casual.

Al conocerse los resultados del referéndum, Martin Parr reconoció estar muy deprimido. Cuando le preguntaron cuál fue el peor acontecimiento de 2016, declaró que «el Brexit». Según él, el referéndum fue un reflejo de las diferencias de clase en Gran Bretaña. «Los productores se mostraron a favor de Europa, pero sin demasiada convicción. Las ciudades ricas como Londres o Bristol también votaron permanecer en la UE. Sin embargo, las comunidades rurales y la clase obrera eligieron el Leave», declaró a la revista francesa Telerama.

Son esas clases que no se identifican con Europa las que Parr ha reflejado en trabajos como Home and abroad, British food, Benidorm, Think of England o The last resort.

Fotografías que son una cura de humildad para los ciudadanos del Imperio Británico. En ellas aparecen en situaciones sonrojantes, mostrando su lado más kitsch o comportándose de un modo que sonrojaría a la reina madre.


Tal vez por eso, nadie mejor que Parr para mostrar que Reino Unido es la suma de muchas culturas. Un mensaje no compartido por toda la ciudadanía pero que, a partir de ahora, aparecerá en la cadena pública. Todos los días, al principio de cada programa.

Después de una década, la BBC ha decidido cambiar sus cortinillas promocionales que preceden a los programas. El encargo ha recaído en Martin Parr, fotógrafo especializado en mostrar la cara más kitsch de Inglaterra y que recientemente mostró su oposición al Brexit.

Durante 10 años, las cortinillas de la BBC han dado vueltas en círculo. No es una metáfora. El círculo era el motivo que inspiraba a todas ellas. Hipopótamos nadando (en círculo), cometas volando (en círculo), niños que corren (ídem) intentando atrapar pétalos, una noria dando vueltas, unos ciclistas recorriendo un velódromo de pista circular o un paisaje nocturno presidido por una enorme luna llena.

Las piezas fueron realizadas por diversos realizadores que procedían del mundo de la publicidad o el documental. Para fechas señaladas como Navidad, los Mundiales o el lanzamiento de las nuevas temporadas de algunos programas, se crearon piezas protagonizadas por Wallace&Gromit o Dr. Who.

La llegada de 2017 ha traído consigo el estreno de las nuevas cortinillas, que han sido encargadas a Martin Parr. En ellas, el fotógrafo de la Agencia Magnum pretende «retratar la moderna Gran Bretaña en toda su diversidad». Para ello, ha rodado diferentes escenas cotidianas. Un grupo de nadadores de Clevedon a la orilla de mar, una clase de zumba o un equipo de jugadores de rugby en silla de ruedas.

Las piezas están estrechamente relacionadas con la obra de Parr. Durante años ha retratado a ingleses anónimos en sus momentos de ocio, en el interior de sus casas o en sus lugares de vacaciones. Todo ello de una forma natural, sin maquillaje o aditivo.

De hecho, desde la BBC se ha explicado que las cortinillas pretenden mostrar «diferentes grupos de gente de Gran Bretaña que comparten pasiones e intereses». Una apuesta por la diversidad que llega en uno de los momentos políticos más complicados del país: el Brexit. Un hecho que invitaría a pensar que la elección de Parr no es del todo casual.

Al conocerse los resultados del referéndum, Martin Parr reconoció estar muy deprimido. Cuando le preguntaron cuál fue el peor acontecimiento de 2016, declaró que «el Brexit». Según él, el referéndum fue un reflejo de las diferencias de clase en Gran Bretaña. «Los productores se mostraron a favor de Europa, pero sin demasiada convicción. Las ciudades ricas como Londres o Bristol también votaron permanecer en la UE. Sin embargo, las comunidades rurales y la clase obrera eligieron el Leave», declaró a la revista francesa Telerama.

Son esas clases que no se identifican con Europa las que Parr ha reflejado en trabajos como Home and abroad, British food, Benidorm, Think of England o The last resort.

Fotografías que son una cura de humildad para los ciudadanos del Imperio Británico. En ellas aparecen en situaciones sonrojantes, mostrando su lado más kitsch o comportándose de un modo que sonrojaría a la reina madre.


Tal vez por eso, nadie mejor que Parr para mostrar que Reino Unido es la suma de muchas culturas. Un mensaje no compartido por toda la ciudadanía pero que, a partir de ahora, aparecerá en la cadena pública. Todos los días, al principio de cada programa.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La sala de inspiración de Paul Smith
Rencor y estupidez en 'Happy Valley'
Cómo escribir historias de amor
El cine de subsuelo del Festival de Cannes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies