fbpx
13 de mayo 2013    /   CINE/TV
por
 

El hombre de la máscara, héroe romántico de 'Boardwalk Empire'

13 de mayo 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Mi mujer está enamorada de Richard Harrow (el personaje de ficción, el hombre con media máscara en Boardwalk Empire). No me extraña, el Sr. Harrow «es un hombre del que si yo fuera mujer, me enamoraría». (Pienso lo mismo que el capitán Renault pensó del dueño de Rick’s Café Américain).

Bajo el aspecto extravagante y repulsivo de Richard Harrow hay un héroe romántico.

Boardwalk Empire habla de personas que existieron y del daño que hicieron o recibieron. Personas no muy diferentes de las actuales. Pero es posible que Richard Harrow sea el personaje que más cautiva a la audiencia; un personaje que no existió. Quizá por eso. Frente a la codicia, la violencia gratuita y la corrupción, el Sr. Harrow se presenta como un héroe de novela romántica.

Richard Harrow, un héroe romántico

HARROW, STRONG SILENT TYPE

El Sr. Harrow es un strong silent type (un tío fuerte que habla poco). Un tipo que con su presencia y su silencio arrebata la escena. Su lenguaje es breve y directo. No miente. Es un arquetipo cinematográfico representado en cine por John Wayne o Gary Cooper. Sobre este último Tony Soprano comenta a la Dra. Melfi, su psiquiatra:

«Gary Cooper. El tipo fuerte y silencioso. Eso era un americano. Él no estaba en contacto con sus sentimientos. Él sólo hizo lo que tenía que hacer». 

(Esta frase tiene lugar en el episodio de la cuarta temporada de Los Soprano titulado con acierto Strong silent type).

El Sr. Harrow es el hombre que hace lo que tiene que hacer. No se mueve por codicia, ni poder, ni lujuria, a diferencia de otros hombres en Boardwalk Empire. Incluso sus acciones más violentas están movidas por su lealtad a Jimmy Darmody o el amor a Ángela y el pequeño de esta.

EL HÉROE VULNERABLE

Sin embargo, Tony Soprano se equivoca. Aunque Gary Cooper no expresaba su vulnerabilidad y no hacía aspavientos, sus labios lo traicionaban. Un leve gesto de Cooper nos revela que está confuso o tiene miedo.

El rostro desfigurado del Sr. Harrow no le permite revelar qué siente o qué piensa, pero conocemos los sueños de Harrow, las cartas y las fotografías a su hermana, los recuerdos de la malograda Ángela (la esposa de Darmody) y su comportamiento paternal con el pequeño Tommy (el hijo de Ángela).

EL SILENCIO

El silencio de Harrow no es una pose, no es la estrategia de un asesino. Por un lado, el silencio se debe a su temor a pronunciar palabras. Sabe que muchas personas lo consideran un bicho raro en cuanto habla. Por otro lado, Harrow apenas conoce el mundo y las mujeres. Aunque ha matado durante la guerra y después de ella, su conocimiento de la vida es equivalente al de un niño que ha pasado la mayor parte de su vida en el campo.

EL HÉROE ROMÁNTICO

La paradoja es que el silencio originado por vergüenza y miedo convierten a Richard Harrow en un héroe romántico.

Los héroes románticos no hablan de sí mismos, no se lamentan, no son engreídos, no tratan asuntos prosaicos, no comentan los programas de televisión en las redes sociales. Cuando un héroe romántico habla se convierte en un personaje de comedia romántica, un tipo que si no tiene gracia puede resultar pedante, agobiante o estúpido al público en general, y al femenino en particular. El silencio del héroe romántico provoca que los espectadores solo presten atención a las cualidades positivas del personaje. (¿De qué habla Robert Redford cuando lava el pelo a Meryl Streep en Memorias de Africa?)

Richard Harrow escucha, es consciente de las reacciones que despierta, y prefiere pasar desapercibido. Esto lo convierte en un estupendo conversador para otras personas. Julia, la hija del veterano de guerra, encuentra en Harrow un hombre atento, un confidente, un caballero. Julia es una mujer que sufre. Harrow entiende de sufrimiento, pero no habla de sí mismo, escucha. Es un strong silent type. Las últimas secuencias de la tercera temporada de Boardwalk Empire demuestran que Richard Harrow es un tipo que hace lo que tiene que hacer.

Mi mujer está enamorada de Richard Harrow (el personaje de ficción, el hombre con media máscara en Boardwalk Empire). No me extraña, el Sr. Harrow «es un hombre del que si yo fuera mujer, me enamoraría». (Pienso lo mismo que el capitán Renault pensó del dueño de Rick’s Café Américain).

Bajo el aspecto extravagante y repulsivo de Richard Harrow hay un héroe romántico.

Boardwalk Empire habla de personas que existieron y del daño que hicieron o recibieron. Personas no muy diferentes de las actuales. Pero es posible que Richard Harrow sea el personaje que más cautiva a la audiencia; un personaje que no existió. Quizá por eso. Frente a la codicia, la violencia gratuita y la corrupción, el Sr. Harrow se presenta como un héroe de novela romántica.

Richard Harrow, un héroe romántico

HARROW, STRONG SILENT TYPE

El Sr. Harrow es un strong silent type (un tío fuerte que habla poco). Un tipo que con su presencia y su silencio arrebata la escena. Su lenguaje es breve y directo. No miente. Es un arquetipo cinematográfico representado en cine por John Wayne o Gary Cooper. Sobre este último Tony Soprano comenta a la Dra. Melfi, su psiquiatra:

«Gary Cooper. El tipo fuerte y silencioso. Eso era un americano. Él no estaba en contacto con sus sentimientos. Él sólo hizo lo que tenía que hacer». 

(Esta frase tiene lugar en el episodio de la cuarta temporada de Los Soprano titulado con acierto Strong silent type).

El Sr. Harrow es el hombre que hace lo que tiene que hacer. No se mueve por codicia, ni poder, ni lujuria, a diferencia de otros hombres en Boardwalk Empire. Incluso sus acciones más violentas están movidas por su lealtad a Jimmy Darmody o el amor a Ángela y el pequeño de esta.

EL HÉROE VULNERABLE

Sin embargo, Tony Soprano se equivoca. Aunque Gary Cooper no expresaba su vulnerabilidad y no hacía aspavientos, sus labios lo traicionaban. Un leve gesto de Cooper nos revela que está confuso o tiene miedo.

El rostro desfigurado del Sr. Harrow no le permite revelar qué siente o qué piensa, pero conocemos los sueños de Harrow, las cartas y las fotografías a su hermana, los recuerdos de la malograda Ángela (la esposa de Darmody) y su comportamiento paternal con el pequeño Tommy (el hijo de Ángela).

EL SILENCIO

El silencio de Harrow no es una pose, no es la estrategia de un asesino. Por un lado, el silencio se debe a su temor a pronunciar palabras. Sabe que muchas personas lo consideran un bicho raro en cuanto habla. Por otro lado, Harrow apenas conoce el mundo y las mujeres. Aunque ha matado durante la guerra y después de ella, su conocimiento de la vida es equivalente al de un niño que ha pasado la mayor parte de su vida en el campo.

EL HÉROE ROMÁNTICO

La paradoja es que el silencio originado por vergüenza y miedo convierten a Richard Harrow en un héroe romántico.

Los héroes románticos no hablan de sí mismos, no se lamentan, no son engreídos, no tratan asuntos prosaicos, no comentan los programas de televisión en las redes sociales. Cuando un héroe romántico habla se convierte en un personaje de comedia romántica, un tipo que si no tiene gracia puede resultar pedante, agobiante o estúpido al público en general, y al femenino en particular. El silencio del héroe romántico provoca que los espectadores solo presten atención a las cualidades positivas del personaje. (¿De qué habla Robert Redford cuando lava el pelo a Meryl Streep en Memorias de Africa?)

Richard Harrow escucha, es consciente de las reacciones que despierta, y prefiere pasar desapercibido. Esto lo convierte en un estupendo conversador para otras personas. Julia, la hija del veterano de guerra, encuentra en Harrow un hombre atento, un confidente, un caballero. Julia es una mujer que sufre. Harrow entiende de sufrimiento, pero no habla de sí mismo, escucha. Es un strong silent type. Las últimas secuencias de la tercera temporada de Boardwalk Empire demuestran que Richard Harrow es un tipo que hace lo que tiene que hacer.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una promo española de Lost se convierte en internacional por un mensaje en Twitter
Mad Men: dioses del Olimpo
‘La casa de las miniaturas’: la bella, las bestias y el fanatismo religioso
La fuga de los maniquíes de Levi´s
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *