15 de abril 2013    /   DIGITAL
por
 

Mayka Navarro y el periodismo a través de Instagram

15 de abril 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

7c43750d73c871a30fe4973f950e1bad4143ba90-1352667576
Mayka Navarro siempre ha vivido de contar historias. Le ocurrió como a muchos otros: llegó un momento en el que apareció algo que renovó su pasión por hacerlo y le abrió nuevas vías de expresión. Con Instagram, además de escribir en El Periódico, dispara y describe lo que le rodea a través de la pantalla de su iPhone.
Salvo excepciones, la clave de la historia está en la historia en sí misma. Existen muchas maneras de contarla de manera potente y eficiente. Solo hay que saber en qué factores hay que insistir para sacar el máximo provecho a cada herramienta. Mayka Navarro, periodista, ya escribía. Descubrió la fotografía hace mucho pero confiesa que «cuando cayó en mis manos el primer móvil con una cámara decente empecé a pasármelo bien. Sin embargo, hasta que no descubrí Instagram no empecé a buscarle los cinco pies al gato».
Reconoce las normas que atesora cada formato comunicativo, los rigores de cada plataforma y el lenguaje que exige cada noticia. Escribe, hace televisión y radio, pero la app fotográfica «tiene un formato que a mí me permite aunar imagen y texto para determinadas historias o incluso para noticias. Me gusta esa herramienta de comunicación y me sirve».
Para la periodista, la manifestación del talento no se hace diferente en este caso. «El buen fotógrafo, el que tiene ojo, el que transmite con su móvil o con una réflex de última generación, brilla entre la multitud», declara. No cree que la proliferación de dispositivos y usuarios deba de ser temida por nadie y piensa que la fotografía móvil cuenta con el plus lúdico que la hace atractiva para millones de personas. «No hace mucho, el fotógrafo Joan Tomás contaba que empezó a hacer fotos porque se divertía. Si, encima, tu trabajo gusta porque transmite, pues mucho mejor. Pero a nadie le debería asustar esa glotonería fotográfica que les ha entrado a los que han descubierto el maravilloso mundo de capturar escenas de vida».
La visión del presente está cambiando. No queda nada ni nadie oculto. Eso, que puede sembrar dudas cuando introducimos la intimidad de las personas en la misma ecuación, es sin embargo una buena noticia para el periodismo bien entendido, el que quiere luz y taquígrafos sobre las cosas relevantes de la vida. «Todos los ciudadanos con un teléfono con cámara en las manos se han convertido en potenciales periodistas, entusiasmados con que su imagen aparezca en los medios. Nadie se libra de no ser pillado in fraganti. Esa labor de capturar la memoria gráfica que durante años han hecho los grandes fotógrafos, se acompaña ahora de la voracidad capturadora de los millones de amateurs de la imagen», señala la catalana.
Además de Instagram, Navarro disfruta con Hipstamatic. «Mis mejores series las he hecho con esta aplicación. Afganistán o los camerinos del Café Olé de Ibiza en una sesión de burlesque. Un toquecito de Snapseed y poco más», cuenta. La periodista estará en D-IVE, el festival de fotografía móvil del que Yorokobu es media partner, contando su experiencia con cámaras y apps.

¿Queréis venir por la patilla al festival de foto móvil D-IVE? Yorokobu os ofrece la posibilidad de ahorraros la entrada ya que regala 5 entradas individuales. Early Birds da acceso a todas las actividades en el Disseny Hub Barcelona el sábado 20 de abril. Es decir, talleres, conferencias, mesas redondas, photowalks, speakers’ corner, espacio expositivo y mucho más. También podrás acceder a los photowalks en diferentes partes de la ciudad que se celebran el domingo 21.
Todo lo que tenéis que hacer es una foto con vuestro dispositivo móvil y la app que queráis y publicarla en Twitter con el hashtag #DIVEYKB. De todas las propuestas, la redacción de Yorokobu elegirá a las 5 fotos que le parezcan más… pues eso, más Yorokobu. Sus autores se llevan una entrada cada uno. El plazo para enviar las fotos a Twitter comienza ahora mismo y termina en jueves a las 12 del mediodía.
¡A disparar!
031004542384429cfc01da7b563348c675df2155-1363569205
94097e3d76c53cd015c5e71d7cd33c59fb41925d-1363568963
059ae7ac6aae845b0b335282ea1195303d5f80e8-1360019765
789f03564be54a89693f03cce3b3c07042e7aeaa-1358897513
f7c43fdaab9a9702a34ac37775c5707bb47b214d-1357260808

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

7c43750d73c871a30fe4973f950e1bad4143ba90-1352667576
Mayka Navarro siempre ha vivido de contar historias. Le ocurrió como a muchos otros: llegó un momento en el que apareció algo que renovó su pasión por hacerlo y le abrió nuevas vías de expresión. Con Instagram, además de escribir en El Periódico, dispara y describe lo que le rodea a través de la pantalla de su iPhone.
Salvo excepciones, la clave de la historia está en la historia en sí misma. Existen muchas maneras de contarla de manera potente y eficiente. Solo hay que saber en qué factores hay que insistir para sacar el máximo provecho a cada herramienta. Mayka Navarro, periodista, ya escribía. Descubrió la fotografía hace mucho pero confiesa que «cuando cayó en mis manos el primer móvil con una cámara decente empecé a pasármelo bien. Sin embargo, hasta que no descubrí Instagram no empecé a buscarle los cinco pies al gato».
Reconoce las normas que atesora cada formato comunicativo, los rigores de cada plataforma y el lenguaje que exige cada noticia. Escribe, hace televisión y radio, pero la app fotográfica «tiene un formato que a mí me permite aunar imagen y texto para determinadas historias o incluso para noticias. Me gusta esa herramienta de comunicación y me sirve».
Para la periodista, la manifestación del talento no se hace diferente en este caso. «El buen fotógrafo, el que tiene ojo, el que transmite con su móvil o con una réflex de última generación, brilla entre la multitud», declara. No cree que la proliferación de dispositivos y usuarios deba de ser temida por nadie y piensa que la fotografía móvil cuenta con el plus lúdico que la hace atractiva para millones de personas. «No hace mucho, el fotógrafo Joan Tomás contaba que empezó a hacer fotos porque se divertía. Si, encima, tu trabajo gusta porque transmite, pues mucho mejor. Pero a nadie le debería asustar esa glotonería fotográfica que les ha entrado a los que han descubierto el maravilloso mundo de capturar escenas de vida».
La visión del presente está cambiando. No queda nada ni nadie oculto. Eso, que puede sembrar dudas cuando introducimos la intimidad de las personas en la misma ecuación, es sin embargo una buena noticia para el periodismo bien entendido, el que quiere luz y taquígrafos sobre las cosas relevantes de la vida. «Todos los ciudadanos con un teléfono con cámara en las manos se han convertido en potenciales periodistas, entusiasmados con que su imagen aparezca en los medios. Nadie se libra de no ser pillado in fraganti. Esa labor de capturar la memoria gráfica que durante años han hecho los grandes fotógrafos, se acompaña ahora de la voracidad capturadora de los millones de amateurs de la imagen», señala la catalana.
Además de Instagram, Navarro disfruta con Hipstamatic. «Mis mejores series las he hecho con esta aplicación. Afganistán o los camerinos del Café Olé de Ibiza en una sesión de burlesque. Un toquecito de Snapseed y poco más», cuenta. La periodista estará en D-IVE, el festival de fotografía móvil del que Yorokobu es media partner, contando su experiencia con cámaras y apps.

¿Queréis venir por la patilla al festival de foto móvil D-IVE? Yorokobu os ofrece la posibilidad de ahorraros la entrada ya que regala 5 entradas individuales. Early Birds da acceso a todas las actividades en el Disseny Hub Barcelona el sábado 20 de abril. Es decir, talleres, conferencias, mesas redondas, photowalks, speakers’ corner, espacio expositivo y mucho más. También podrás acceder a los photowalks en diferentes partes de la ciudad que se celebran el domingo 21.
Todo lo que tenéis que hacer es una foto con vuestro dispositivo móvil y la app que queráis y publicarla en Twitter con el hashtag #DIVEYKB. De todas las propuestas, la redacción de Yorokobu elegirá a las 5 fotos que le parezcan más… pues eso, más Yorokobu. Sus autores se llevan una entrada cada uno. El plazo para enviar las fotos a Twitter comienza ahora mismo y termina en jueves a las 12 del mediodía.
¡A disparar!
031004542384429cfc01da7b563348c675df2155-1363569205
94097e3d76c53cd015c5e71d7cd33c59fb41925d-1363568963
059ae7ac6aae845b0b335282ea1195303d5f80e8-1360019765
789f03564be54a89693f03cce3b3c07042e7aeaa-1358897513
f7c43fdaab9a9702a34ac37775c5707bb47b214d-1357260808

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El avatar en 3D que te enseña a tener la sonrisa perfecta
Nadie se quedará sin tacos con esta app
El explorador de mapas de Vetusta Morla
La gente es bastante hijaputa
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies