fbpx
16 de noviembre 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

MegaCrap: un cómic sin tabúes y sin fin

16 de noviembre 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Quién no ha jugado alguna vez a contar un relato encadenado? Alguien da el comienzo de una historia y otros muchos van siguiendo el hilo poniendo su aportación allí donde el anterior ha terminado.
Eso es lo que propone MegaCrap, un proyecto creado por los artistas Markus Löwe (@mvrkusloewe) y Rubén Rial (@cankente).
megacrap-logo-cmyk
MegaCrap es un cómic on line en cadena. Esa es su peculiaridad y lo que lo distingue de otras viñetas. Löwe y Rial ya eran seguidores de este tipo de publicaciones, pero internet les ofrecía además la facilidad de acceso y difusión de contenidos, así como la posibilidad de contactar con artistas de todo el mundo. «Así que decidimos utilizar estas ventajas para adaptar esta gran idea que es el cómic en cadena a nuestra era», explica Markus. «Por ejemplo, el hecho de que MegaCrap tenga que ser un cómic mudo es para que no existan barreras idiomáticas y puedan participar autores de cualquier país».
megacrap-Fernando-Pérez
La libertad a la hora de crear es absoluta y no hay temas tabú. Tampoco hay un protagonista definido en esta historia ni los dos creadores del proyecto ejercen ningún control creativo sobre las viñetas que les envían. Solo ponen una condición: que las viñetas (siempre 3) tengan un mínimo de relación con lo que hizo el artista anterior.
El cómic y la ilustración son campos en los que Rubén y Marcus saben moverse. Löwe nació en Nüremberg pero vive en Marbella y lo mismo hace música bajo el seudónimo de Zack que dibuja. Suyo es el cómic Mojón y mosca Mike (2011-2013), publicado en Inzona, El bombín cuadrado y Revista Wego. Rial, por su parte, vive en Galicia aunque nació en Basilea. Lleva 4 años publicando viñetas y cómics en su web y colaborando puntualmente con El Estafador, Diagonal Periódico o KLOF Fanzine, entre otros. Y ha publicado este año Drama, un cómic online, entre otros trabajos.


megacrap-Markus-Löwe
Rubén Rial1

Las tres primeras ilustraciones de MegaCrap fueron publicadas el 24 de febrero de 2014. «Al principio hicimos el cómic entre los dos para ir marcando el ritmo que queríamos en la página», detalla Löwe. MegaCrap no tiene una estructura argumental clásica de introducción-nudo-desenlace. A pesar de que todas las viñetas están relacionadas entre sí porque unas son causa de lo que ocurre en las otras, lo bueno de este cómic interminable es que puede empezar a leerse en cualquier punto sin perder el hilo. Y decimos interminable porque ni Rubén ni Markus quieren ponerle fin. «Aunque algún autor escribiese FIN en su último recuadro, habría alguien que a partir de ahí sacase una idea para poder continuarlo. Básicamente, es interminable».
megacrap-Pau-Valls
Pronto empezaron a llegar las colaboraciones. Aunque algunos ilustradores fueron invitados a participar directamente por ellos. A esa invitación respondieron Alexis Nolla y Puño, entre otros. «Internet nos permite poder contactar con cualquier autor que nos mole alrededor del mundo. Así que solemos invitar a artistas que nos gustan independientemente de que sean reconocidos o no», afirma Markus. «A nosotros lo que nos importa es que colabore gente que esté loca y que esto acabe siendo un cómic peligroso. Puño y Alexis están locos, por eso aceptaron».
megacrap-Alexis-Nolla
megacrap-PUÑO

Nolla y Puño lo confirman. «Me parece un proyecto divertido, que permite que los dibujantes que participan hagan lo que quieran con total libertad», responde Alexis Nolla a Yorokobu. «Lo del cómic encadenado es un viejo recurso, pero siempre es entretenido. Como idea, es estupenda», opina Puño.
megacrap-Luis-Yang
megacrap-MR

El lado gamberro de la historia tampoco parece incomodarles. «Los proyectos faznineros en general suelen sacar a flote nuestro peor lado por culpa de los proyectos con clientes reales, que te acaban convirtiendo en un oso amoroso del Opus Dei», afirma Puño. A Nolla también le divierte el tono algo irreverente que va tomando la historia. «Creo que la gracia de un proyecto como este es la pluralidad de ideas y estilos».
Habrá quien vea a MegaCrap como una lanzadera para descubrir nuevos ilustradores o para reafirmar a los que ya están consolidados. En lo que ambos dibujantes están de acuerdo es en que quienes participan en el proyecto lo hacen por pura diversión. En palabras de Puño, «lo haces porque puedes y quieres, y te apetece jugar con amigos y desconocidos, no hay más».
megacrap-Onanismos-Mentales
Los planes de futuro que Markus Löwe y Rubén Rial tienen para MegaCrap pasan por empezar a publicarla en papel en los próximos meses. También tienen previsto hacer exhibiciones el año que viene en España y fuera del país. «Nuestro gran reto es exponer en Seúl, ya que tenemos la suerte de tener contacto con varios dibujantes coreanos que ya han colaborado en MegaCrap: @kiminyup @doowop79 y algunos más interesados en colaborar en el futuro».

megacrap1
megacrap2

Si Michael Ende no hubiera ya registrado el título de La historia interminable, bien podría llevarlo este cómic irreverente sin final. «No tiene fecha de caducidad, es un proyecto al que nos comprometemos de por vida», afirma con énfasis y mucha ironía Markus Löwe.«Queremos morir con MegaCrap. Tenemos pensado ponerlo en nuestro testamento para que cojan la dirección nuestros sucesores».
megacrap-Rubén-Rial
 

¿Quién no ha jugado alguna vez a contar un relato encadenado? Alguien da el comienzo de una historia y otros muchos van siguiendo el hilo poniendo su aportación allí donde el anterior ha terminado.
Eso es lo que propone MegaCrap, un proyecto creado por los artistas Markus Löwe (@mvrkusloewe) y Rubén Rial (@cankente).
megacrap-logo-cmyk
MegaCrap es un cómic on line en cadena. Esa es su peculiaridad y lo que lo distingue de otras viñetas. Löwe y Rial ya eran seguidores de este tipo de publicaciones, pero internet les ofrecía además la facilidad de acceso y difusión de contenidos, así como la posibilidad de contactar con artistas de todo el mundo. «Así que decidimos utilizar estas ventajas para adaptar esta gran idea que es el cómic en cadena a nuestra era», explica Markus. «Por ejemplo, el hecho de que MegaCrap tenga que ser un cómic mudo es para que no existan barreras idiomáticas y puedan participar autores de cualquier país».
megacrap-Fernando-Pérez
La libertad a la hora de crear es absoluta y no hay temas tabú. Tampoco hay un protagonista definido en esta historia ni los dos creadores del proyecto ejercen ningún control creativo sobre las viñetas que les envían. Solo ponen una condición: que las viñetas (siempre 3) tengan un mínimo de relación con lo que hizo el artista anterior.
El cómic y la ilustración son campos en los que Rubén y Marcus saben moverse. Löwe nació en Nüremberg pero vive en Marbella y lo mismo hace música bajo el seudónimo de Zack que dibuja. Suyo es el cómic Mojón y mosca Mike (2011-2013), publicado en Inzona, El bombín cuadrado y Revista Wego. Rial, por su parte, vive en Galicia aunque nació en Basilea. Lleva 4 años publicando viñetas y cómics en su web y colaborando puntualmente con El Estafador, Diagonal Periódico o KLOF Fanzine, entre otros. Y ha publicado este año Drama, un cómic online, entre otros trabajos.


megacrap-Markus-Löwe
Rubén Rial1

Las tres primeras ilustraciones de MegaCrap fueron publicadas el 24 de febrero de 2014. «Al principio hicimos el cómic entre los dos para ir marcando el ritmo que queríamos en la página», detalla Löwe. MegaCrap no tiene una estructura argumental clásica de introducción-nudo-desenlace. A pesar de que todas las viñetas están relacionadas entre sí porque unas son causa de lo que ocurre en las otras, lo bueno de este cómic interminable es que puede empezar a leerse en cualquier punto sin perder el hilo. Y decimos interminable porque ni Rubén ni Markus quieren ponerle fin. «Aunque algún autor escribiese FIN en su último recuadro, habría alguien que a partir de ahí sacase una idea para poder continuarlo. Básicamente, es interminable».
megacrap-Pau-Valls
Pronto empezaron a llegar las colaboraciones. Aunque algunos ilustradores fueron invitados a participar directamente por ellos. A esa invitación respondieron Alexis Nolla y Puño, entre otros. «Internet nos permite poder contactar con cualquier autor que nos mole alrededor del mundo. Así que solemos invitar a artistas que nos gustan independientemente de que sean reconocidos o no», afirma Markus. «A nosotros lo que nos importa es que colabore gente que esté loca y que esto acabe siendo un cómic peligroso. Puño y Alexis están locos, por eso aceptaron».
megacrap-Alexis-Nolla
megacrap-PUÑO

Nolla y Puño lo confirman. «Me parece un proyecto divertido, que permite que los dibujantes que participan hagan lo que quieran con total libertad», responde Alexis Nolla a Yorokobu. «Lo del cómic encadenado es un viejo recurso, pero siempre es entretenido. Como idea, es estupenda», opina Puño.
megacrap-Luis-Yang
megacrap-MR

El lado gamberro de la historia tampoco parece incomodarles. «Los proyectos faznineros en general suelen sacar a flote nuestro peor lado por culpa de los proyectos con clientes reales, que te acaban convirtiendo en un oso amoroso del Opus Dei», afirma Puño. A Nolla también le divierte el tono algo irreverente que va tomando la historia. «Creo que la gracia de un proyecto como este es la pluralidad de ideas y estilos».
Habrá quien vea a MegaCrap como una lanzadera para descubrir nuevos ilustradores o para reafirmar a los que ya están consolidados. En lo que ambos dibujantes están de acuerdo es en que quienes participan en el proyecto lo hacen por pura diversión. En palabras de Puño, «lo haces porque puedes y quieres, y te apetece jugar con amigos y desconocidos, no hay más».
megacrap-Onanismos-Mentales
Los planes de futuro que Markus Löwe y Rubén Rial tienen para MegaCrap pasan por empezar a publicarla en papel en los próximos meses. También tienen previsto hacer exhibiciones el año que viene en España y fuera del país. «Nuestro gran reto es exponer en Seúl, ya que tenemos la suerte de tener contacto con varios dibujantes coreanos que ya han colaborado en MegaCrap: @kiminyup @doowop79 y algunos más interesados en colaborar en el futuro».

megacrap1
megacrap2

Si Michael Ende no hubiera ya registrado el título de La historia interminable, bien podría llevarlo este cómic irreverente sin final. «No tiene fecha de caducidad, es un proyecto al que nos comprometemos de por vida», afirma con énfasis y mucha ironía Markus Löwe.«Queremos morir con MegaCrap. Tenemos pensado ponerlo en nuestro testamento para que cojan la dirección nuestros sucesores».
megacrap-Rubén-Rial
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El diario de dibujos de Iván Solbes
Los 6 posts más vistos de la semana
Si Betty Boop levantara la cabeza…
Llevamos siete años dejando en blanco la portada de febrero
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *