fbpx
8 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Mi holograma se va de manifa

8 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, la princesa Leia enviaba un mensaje de ayuda a Obi-Wan Kenobi mediante un holograma ‘emitido’ por R2-D2. Las revoluciones de ahora no luchan contra ningún Imperio Galáctico pero podrían emplear herramientas similares a las utilizadas por la hermana de Luke Skywalker.

La que Tiago Barros propone, por ejemplo. El arquitecto la denomina Digital Revolution y habla de ella como un nuevo paradigma en materia revolucionaria. “Se trata de una interfaz virtual con la que cualquier persona puede unirse a una causa específica con independencia de su ubicación física”.

De haber existido el pasado año Digital Revolution, la plaza Tahrir de El Cairo podría haber estado más abarrotada aún. Los manifestantes egipcios habría estado acompañados por  hologramas en 3D de personas de todos los rincones del planeta que apoyaban su causa.

Tiago considera que con este sistema, capaz también de reproducir las voces de los asistentes virtuales, las revoluciones del futuro alcanzarían magnitudes ‘más reales’ que las actuales al congregar a todas las personas que las apoyan a lo largo y ancho de todo el mundo.

Los manifestantes ‘at home’ podrían aprovechar para monitorizar las manifestaciones en tiempo real, seguir las noticias, estadísticas y logros conseguidos o escribir manifiestos mientras su holograma asiste a la marcha in situ.

Revoluciones mucho más seguras para los manifestantes, pero también más eco-friendly, según Barros, al evitar los desplazamientos hasta el lugar donde se está produciendo la marcha, los residuos que genera toda reunión multitudinaria o la emisión de panfletos.

¿Veremos, en breve, manifestaciones de este tipo?

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, la princesa Leia enviaba un mensaje de ayuda a Obi-Wan Kenobi mediante un holograma ‘emitido’ por R2-D2. Las revoluciones de ahora no luchan contra ningún Imperio Galáctico pero podrían emplear herramientas similares a las utilizadas por la hermana de Luke Skywalker.

La que Tiago Barros propone, por ejemplo. El arquitecto la denomina Digital Revolution y habla de ella como un nuevo paradigma en materia revolucionaria. “Se trata de una interfaz virtual con la que cualquier persona puede unirse a una causa específica con independencia de su ubicación física”.

De haber existido el pasado año Digital Revolution, la plaza Tahrir de El Cairo podría haber estado más abarrotada aún. Los manifestantes egipcios habría estado acompañados por  hologramas en 3D de personas de todos los rincones del planeta que apoyaban su causa.

Tiago considera que con este sistema, capaz también de reproducir las voces de los asistentes virtuales, las revoluciones del futuro alcanzarían magnitudes ‘más reales’ que las actuales al congregar a todas las personas que las apoyan a lo largo y ancho de todo el mundo.

Los manifestantes ‘at home’ podrían aprovechar para monitorizar las manifestaciones en tiempo real, seguir las noticias, estadísticas y logros conseguidos o escribir manifiestos mientras su holograma asiste a la marcha in situ.

Revoluciones mucho más seguras para los manifestantes, pero también más eco-friendly, según Barros, al evitar los desplazamientos hasta el lugar donde se está produciendo la marcha, los residuos que genera toda reunión multitudinaria o la emisión de panfletos.

¿Veremos, en breve, manifestaciones de este tipo?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un diseño al día: el proyecto futurista de Stuart Lippincott
El humor absurdo y negro de ‘Jake likes onions’
¿Eres un artista o eres un cliché?
Efímero: la programada levedad de unas camisetas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies