26 de diciembre 2013    /   DIGITAL
por
 

Mi perro me reclama por Facebook

26 de diciembre 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

A Daniel Michán, un mexicano experto en Social Media, amante de los animales y devoto de la familia cánida, le preocupaba un dato sobre la vida de estos cuadrúpedos con los que suele convivir y, además, le llamaba la atención un hecho sobre el funcionamiento de las redes sociales con las que suele trabajar. ‘El dato’, obtenido de los estudios realizados por algunas protectoras, dice que “solo el 5% de los perros sin identificar que se extravían logran volver a casa”. ‘El hecho’ es que hoy en día cualquiera es capaz de encontrar a quien sea a través de las redes sociales.

¿Podría estar ahí la solución definitiva a la problemática de los canes perdidos?

“Yo siempre he convivido con animales, y lo cierto es que, para estar en los tiempos que estamos, me parecía increíble lo poco avanzadas que están las web en español para gente que quiera consultar algo sobre ellos”, relata Michán. “Por eso decidí abrir VenFIDO, una página para encontrar todas esas cosas que yo mismo no encontraba en la red, y también un proyecto empresarial”.

En su web, en la que ha trabajado cuatro años y ha invertido de su bolsillo “más de 100.000 dólares”, decidió incluir toda la información útil que creía relevante: acerca de sus cuidados, de sus enfermedades, de las protectoras, de la legislación vigente en México para la Protección Animal, de cómo adoptar, de dónde hay buenos centros de aprendizaje, consejos sobre cómo elegir la raza…  Incluso -mientras estuvo aportando fondos a su ciberespacio una conocida marca de comida para animales- llegó a disponer de un veterinario en línea que respondía las preguntas de los interesados por chat.

Aún así, no consideraba que la funcionalidad de su sitio hubiera tocado techo. La nueva idea que pretende incorporar Michán (para la cual pide financiación en la plataforma crowdfounding de Fondeadora) es un novedoso sistema para minimizar los extravíos de tusos. Un técnica que pasa por hacer partícipes a las bestias en las redes sociales.

“Los métodos que existen actualmente para identificar perros no son eficaces”, se queja. “Poner un chip al animal cuesta unos 1.300 pesos (75 euros), y el problema es que solo lo pueden leer veterinarios y hay muchísimos aquí en México que ni siquiera tienen la máquina para hacerlo. Ponerle a tu perro una chapa con tus datos personales es algo que mucha gente no quiere hacer por precaución. Es decir, que al final no son muy útiles los sistemas tradicionales. Y si el perro es recogido por una perrera y en 72 horas no viene nadie a reclamarlo, lo sacrifican y ya sí que no hay nada que hacer”.

Su propuesta es una placa para el animal provista de un código QR, la dirección web de su espacio y un teléfono de su plataforma (“para quienes no tengan lector de QR”). “Quien encuentre al perro, con pasar su celular por delante de la placa, obtendrá toda la información del animal: su nombre, su raza, sus vacunaciones… El dueño puede proporcionar en esa ficha sus datos de contacto o elegir que hagamos el contacto con él a través de VenFIDO”, explica. “El propietario, por su parte, lo que puede hacer en estos casos es reportear el extravío a través de una red social y automáticamente se boletinea haciendo llegar el aviso y la ficha del animal a 230.000 conexiones de redes sociales y a una base de datos que incorpora a la mayoría de los veterinarios y protectoras en México”.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 18.19.43

“Hacía falta una solución rápida y económica”, reivindica el emprendedor. La compra de su placa (cuya información se puede modificar en cualquier momento gratuitamente a diferencia de los otros sistemas) tiene un coste muy inferior al del chip (250 pesos/ 14 euros), y según Michán, mejora con creces los métodos actuales ya que “cualquiera va a poder saber de dónde ha salido el perro que encontró y devolverlo”.

“Yo que soy un amante de los animales sé la angustia que genera perder a tu perro”, argumenta el germen de su proyecto. “Y sé que me tranquilizaría algo saber que si pierdo uno cualquiera podría localizarme tan solo con pasar su celular por delante de su placa. Lo que he creado es solo lo que yo estaba buscando como dueño de perros y no existía en la red”.

Print

Print

Print

Print

imagenes ven fido

Print

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

A Daniel Michán, un mexicano experto en Social Media, amante de los animales y devoto de la familia cánida, le preocupaba un dato sobre la vida de estos cuadrúpedos con los que suele convivir y, además, le llamaba la atención un hecho sobre el funcionamiento de las redes sociales con las que suele trabajar. ‘El dato’, obtenido de los estudios realizados por algunas protectoras, dice que “solo el 5% de los perros sin identificar que se extravían logran volver a casa”. ‘El hecho’ es que hoy en día cualquiera es capaz de encontrar a quien sea a través de las redes sociales.

¿Podría estar ahí la solución definitiva a la problemática de los canes perdidos?

“Yo siempre he convivido con animales, y lo cierto es que, para estar en los tiempos que estamos, me parecía increíble lo poco avanzadas que están las web en español para gente que quiera consultar algo sobre ellos”, relata Michán. “Por eso decidí abrir VenFIDO, una página para encontrar todas esas cosas que yo mismo no encontraba en la red, y también un proyecto empresarial”.

En su web, en la que ha trabajado cuatro años y ha invertido de su bolsillo “más de 100.000 dólares”, decidió incluir toda la información útil que creía relevante: acerca de sus cuidados, de sus enfermedades, de las protectoras, de la legislación vigente en México para la Protección Animal, de cómo adoptar, de dónde hay buenos centros de aprendizaje, consejos sobre cómo elegir la raza…  Incluso -mientras estuvo aportando fondos a su ciberespacio una conocida marca de comida para animales- llegó a disponer de un veterinario en línea que respondía las preguntas de los interesados por chat.

Aún así, no consideraba que la funcionalidad de su sitio hubiera tocado techo. La nueva idea que pretende incorporar Michán (para la cual pide financiación en la plataforma crowdfounding de Fondeadora) es un novedoso sistema para minimizar los extravíos de tusos. Un técnica que pasa por hacer partícipes a las bestias en las redes sociales.

“Los métodos que existen actualmente para identificar perros no son eficaces”, se queja. “Poner un chip al animal cuesta unos 1.300 pesos (75 euros), y el problema es que solo lo pueden leer veterinarios y hay muchísimos aquí en México que ni siquiera tienen la máquina para hacerlo. Ponerle a tu perro una chapa con tus datos personales es algo que mucha gente no quiere hacer por precaución. Es decir, que al final no son muy útiles los sistemas tradicionales. Y si el perro es recogido por una perrera y en 72 horas no viene nadie a reclamarlo, lo sacrifican y ya sí que no hay nada que hacer”.

Su propuesta es una placa para el animal provista de un código QR, la dirección web de su espacio y un teléfono de su plataforma (“para quienes no tengan lector de QR”). “Quien encuentre al perro, con pasar su celular por delante de la placa, obtendrá toda la información del animal: su nombre, su raza, sus vacunaciones… El dueño puede proporcionar en esa ficha sus datos de contacto o elegir que hagamos el contacto con él a través de VenFIDO”, explica. “El propietario, por su parte, lo que puede hacer en estos casos es reportear el extravío a través de una red social y automáticamente se boletinea haciendo llegar el aviso y la ficha del animal a 230.000 conexiones de redes sociales y a una base de datos que incorpora a la mayoría de los veterinarios y protectoras en México”.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 18.19.43

“Hacía falta una solución rápida y económica”, reivindica el emprendedor. La compra de su placa (cuya información se puede modificar en cualquier momento gratuitamente a diferencia de los otros sistemas) tiene un coste muy inferior al del chip (250 pesos/ 14 euros), y según Michán, mejora con creces los métodos actuales ya que “cualquiera va a poder saber de dónde ha salido el perro que encontró y devolverlo”.

“Yo que soy un amante de los animales sé la angustia que genera perder a tu perro”, argumenta el germen de su proyecto. “Y sé que me tranquilizaría algo saber que si pierdo uno cualquiera podría localizarme tan solo con pasar su celular por delante de su placa. Lo que he creado es solo lo que yo estaba buscando como dueño de perros y no existía en la red”.

Print

Print

Print

Print

imagenes ven fido

Print

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Alberti no tiene quien lo estudie
Las lenguas que hablarán nuestros hijos, si queremos
Erle Robot, el robot de bajo coste que llega volando
Una multinacional tecnológica vigila desde el espacio los viñedos de La Rioja
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies