fbpx
4 de junio 2013    /   CINE/TV
por
 

El miedo al cambio es un monstruo de piedra

4 de junio 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Parpadeo es un capítulo de Doctor Who que habla del miedo que tenemos a cambiar de vida, de lugar, de  amistades, de trabajo. Un miedo que ha sido traducido como un monstruo de piedra.

La historia es sencilla: ángeles de piedra —ángeles llorosos para el doctor Who— atrapan a personas y las envían a otras épocas. Así, una joven acaba en 1920 y un detective de la policía, en 1969. Estas personas se ven obligadas a cambiar de vida porque no tienen posibilidades de volver al presente. La joven se convierte en esposa de granjero, mientras que el policía se hace editor de vídeo.
Angel lloroso en acción
Para doctor Who, ser arrancado del presente para comenzar otro presente es una manera de morir. (Ciertamente, no debe ser agradable aparecer en el Pleistoceno o en medio de la guerra entre griegos y cartagineses). Lo que doctor Who calla es cuánto miedo tiene una persona a cambiar de vida. Recuerda…

El miedo está tan enquistado en nosotros que nos impide acciones simples.


… A lo largo de la semana, ¿cuántas veces dices o piensas que te gustaría romper con todo y comenzar de nuevo? ¿Y cuántas veces más lo dirás hasta el fin de tus días? El miedo está tan enquistado en nosotros que nos impide acciones simples, como abandonar un grupo de WhatsApp de antiguos compañeros de clase por temor a los comentarios; obliga a conducir por el mismo recorrido, «el caminito de los niños buenos»; impide que una persona escape de su mote, de «tú siempre has sido así», de eso que llaman «imagen de marca». ¡La rutina es un guión cómodo!

Nos aterra dejar nuestro presente para comenzar otro, aunque nos convenga

Quizá por eso percibimos como traumático el acto de cortar el hilo de tiempo que nos une a este presente para comenzar otro presente. Como si fuéramos expulsados del vientre materno, donde estábamos tan cómodos, tan calentitos, sin facturas. Solo que aquel desahucio fue impuesto por la naturaleza. Pero al poco, la mayoría contamos con brazos para protegernos, sostenernos, alimentos, mismos… Así que no es lo mismo, no, decidir irse, dejarlo todo atrás para plantarse en China o Dinamarca y comenzar una vida sin más equipaje que uno mismo.
El deseo es cerrar los ojos y soñar por un momento con otra vida. Por eso doctor Who te pide que no cierres los ojos ni parpadees, porque estos ángeles pueden atraparte para enviarte a otra época, a otra vida.

El miedo al cambio es un monstruo de piedra

Steven Moffat (conocido como co-creador del Sherlock Cumberbatch) ha sabido cómo traducir el miedo: los ángeles representan la dualidad del deseo al cambio y el miedo o la incertidumbre que acarrea. Los ángeles son considerados en las distintas religiones como criaturas bondadosas, guías. Pero los ángeles también son demonios, y los demonios muchas veces son miedos.
El episodio es también una lección de creatividad de Moffat, que ha escondido el miedo al cambio a través de un cuento gótico contemporáneo. La habilidad para dar nuevas formas a los miedos es una de las habilidades de los creadores. (Ahí está como Matthew Weiner materializa el miedo que Don Draper tiene a sí mismo en una maleta vieja o cómo Hollywood transforman la impotencia de millones de personas ante una crisis en millones de zombies.

Parpadeo es un capítulo de Doctor Who que habla del miedo que tenemos a cambiar de vida, de lugar, de  amistades, de trabajo. Un miedo que ha sido traducido como un monstruo de piedra.

La historia es sencilla: ángeles de piedra —ángeles llorosos para el doctor Who— atrapan a personas y las envían a otras épocas. Así, una joven acaba en 1920 y un detective de la policía, en 1969. Estas personas se ven obligadas a cambiar de vida porque no tienen posibilidades de volver al presente. La joven se convierte en esposa de granjero, mientras que el policía se hace editor de vídeo.
Angel lloroso en acción
Para doctor Who, ser arrancado del presente para comenzar otro presente es una manera de morir. (Ciertamente, no debe ser agradable aparecer en el Pleistoceno o en medio de la guerra entre griegos y cartagineses). Lo que doctor Who calla es cuánto miedo tiene una persona a cambiar de vida. Recuerda…

El miedo está tan enquistado en nosotros que nos impide acciones simples.


… A lo largo de la semana, ¿cuántas veces dices o piensas que te gustaría romper con todo y comenzar de nuevo? ¿Y cuántas veces más lo dirás hasta el fin de tus días? El miedo está tan enquistado en nosotros que nos impide acciones simples, como abandonar un grupo de WhatsApp de antiguos compañeros de clase por temor a los comentarios; obliga a conducir por el mismo recorrido, «el caminito de los niños buenos»; impide que una persona escape de su mote, de «tú siempre has sido así», de eso que llaman «imagen de marca». ¡La rutina es un guión cómodo!

Nos aterra dejar nuestro presente para comenzar otro, aunque nos convenga

Quizá por eso percibimos como traumático el acto de cortar el hilo de tiempo que nos une a este presente para comenzar otro presente. Como si fuéramos expulsados del vientre materno, donde estábamos tan cómodos, tan calentitos, sin facturas. Solo que aquel desahucio fue impuesto por la naturaleza. Pero al poco, la mayoría contamos con brazos para protegernos, sostenernos, alimentos, mismos… Así que no es lo mismo, no, decidir irse, dejarlo todo atrás para plantarse en China o Dinamarca y comenzar una vida sin más equipaje que uno mismo.
El deseo es cerrar los ojos y soñar por un momento con otra vida. Por eso doctor Who te pide que no cierres los ojos ni parpadees, porque estos ángeles pueden atraparte para enviarte a otra época, a otra vida.

El miedo al cambio es un monstruo de piedra

Steven Moffat (conocido como co-creador del Sherlock Cumberbatch) ha sabido cómo traducir el miedo: los ángeles representan la dualidad del deseo al cambio y el miedo o la incertidumbre que acarrea. Los ángeles son considerados en las distintas religiones como criaturas bondadosas, guías. Pero los ángeles también son demonios, y los demonios muchas veces son miedos.
El episodio es también una lección de creatividad de Moffat, que ha escondido el miedo al cambio a través de un cuento gótico contemporáneo. La habilidad para dar nuevas formas a los miedos es una de las habilidades de los creadores. (Ahí está como Matthew Weiner materializa el miedo que Don Draper tiene a sí mismo en una maleta vieja o cómo Hollywood transforman la impotencia de millones de personas ante una crisis en millones de zombies.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Canal+ enseña a hacer películas con infografías
Atracos con corbata, atracos con pistolas
Cuando morir se te hace eterno
Cinco historias escondidas detrás de ‘Star Wars’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *