2 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Mikel Casal, el dibujante del trazo económico

2 de octubre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Podría parecer por el titular de este artículo, que este ilustrador sólo dibuja en las páginas salmón de economía, y a pesar de haber ilustrado temas de ese ámbito, Mikel Casal se mueve en todos los terrenos.

Casal se considera autodidacta “más por necesidad que por intencionalidad. De todas formas, creo que, a todos nos toca en algún momento buscar nuestro lenguaje y eso solo se consigue de una forma autodidacta” argumenta. Gran parte de su trabajo son caricaturas de personajes conocidos y cree que esta vertiente de su obra se la debe a clásicos de este género como Paolo Garreto o Miguel Covarrubias, artistas que como él, buscan la simplificación del trazo.

Mikel Casal es un tipo con suerte ya que trata de empezar a trabajar después de un baño tempranero en el mar. Este donostiarra tiene el surf como terapia y la paz del mar le ayuda en su día a día. “Al depender de trabajos externos no tengo un horario ni sistemas de trabajo estables”, comenta. Cuando ya sabe lo que tiene que hacer, comienza con bocetos manuales, “muy chapuceros y rápidos” según él, que forman la primera idea de lo que hará. Luego escanea texturas y los bocetos, y los configura todos en su Mac como si se tratase de un collage digital.

Le encantan los libros ilustrados, el olor de la tinta y de las buenas encuadernaciones, así que espera editar más de uno en el futuro, hacer alguno infantil o una recopilación de todos sus trabajos. Siempre, con el más por menos como filosofía de dibujo.

Podría parecer por el titular de este artículo, que este ilustrador sólo dibuja en las páginas salmón de economía, y a pesar de haber ilustrado temas de ese ámbito, Mikel Casal se mueve en todos los terrenos.

Casal se considera autodidacta “más por necesidad que por intencionalidad. De todas formas, creo que, a todos nos toca en algún momento buscar nuestro lenguaje y eso solo se consigue de una forma autodidacta” argumenta. Gran parte de su trabajo son caricaturas de personajes conocidos y cree que esta vertiente de su obra se la debe a clásicos de este género como Paolo Garreto o Miguel Covarrubias, artistas que como él, buscan la simplificación del trazo.

Mikel Casal es un tipo con suerte ya que trata de empezar a trabajar después de un baño tempranero en el mar. Este donostiarra tiene el surf como terapia y la paz del mar le ayuda en su día a día. “Al depender de trabajos externos no tengo un horario ni sistemas de trabajo estables”, comenta. Cuando ya sabe lo que tiene que hacer, comienza con bocetos manuales, “muy chapuceros y rápidos” según él, que forman la primera idea de lo que hará. Luego escanea texturas y los bocetos, y los configura todos en su Mac como si se tratase de un collage digital.

Le encantan los libros ilustrados, el olor de la tinta y de las buenas encuadernaciones, así que espera editar más de uno en el futuro, hacer alguno infantil o una recopilación de todos sus trabajos. Siempre, con el más por menos como filosofía de dibujo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La «larga cola» de reproducción que propone Acqustic
'No podemos parar de inventar números'
Kits para aspirantes a artesano
Una historia real de lo que está ocurriendo en este instante en los aviones de Vueling
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad