fbpx
19 de octubre 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

La numerografía «barroco-kitsch-decimonónica» de Miquel Vila

19 de octubre 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En un libro de los años 70 lleno de tipografías decimonónicas, Miquel Vila descubrió que un tal Midolle había creado un abecedario dedicado a personajes ilustres (le dio la M a Mozart, la G a Goethe…). Pero no había un solo número entre esas letras y Vila decidió completar la serie con esta numerografía.

«Estos alfabetos nunca contenian los numerales por algun motivo que desconozco. Quizá no les interesaba diseñarlos porque solo los trabajaban por estética y no valía la pena invertir tiempo en ellos» piensa el diseñador. «Así que me pareció intresante rendir un pequeño homenaje a estos diseñadores y seguir su obra para que no se pierda en el tiempo. Esto es lo que he hecho: recuperar un alfabeto antiguo perdido e intentar acabar lo que dejaron a medias o no quisieron acabar».

En cada número hay un apellido o una palabra. ¿Por qué?

El alfabeto original que tomé otorgaba a cada letra un personaje ilustre de aquella época. Como no podía otorgar un personaje ilustre a un número, pensé en dedicarlos a gente importante en mi vida o en este proyecto en concreto. Así que fui preguntando a mis amigos y a personas de mi familia cuáles eran sus números preferidos, se los fui otorgando y puse su apellido en cada uno. También hay un detalle para Midolle: a él le dedico el número 0, el número que da comienzo a todo.

Aunque, por supuesto, respetando las excentricidades que Midolle hizo: cuando un apellido no le cabía porque era demasiado largo, lo ponía en minúsculas y así ganaba espacio. Me pareció una solución muy chapucera, pero que le da su encanto.

¿Qué representan estas texturas?

Son texturas que intentaban seguir lo que hacía Midolle hasta que me cansé y decidí darle un toque más multicultural. Entonces empecé a mirar diferentes culturas, distintas religiones y sus respectivas arquitecturas (japonesa, musulmana). Se nota especialmente la influencia asiática en el pattern superior del 8 y del 3.

¿Por qué le has dado este amarillo?

Al principio no iba a utilizar este color. Estuve probando varias combinaciones de colores pero no funcionaban porque no permitían ver los detalles de la ilustración. Así que opté por el amarillo porque era el que más contrastaba y permitía ver bien los detalles. Además, el color amarillo, con varias tonalidades y sombras, le daba un rollo barroco kitsch que parecía que iba con las ilustraciones (aunque bromeaba con algunos amigos de que podría ser también un homenaje en clave a los presos políticos catalanes).

¿Tiene nombre esta tipografía?

No puedo darle nombre porque parecería que me estoy apropiado de su trabajo. Je, je.

En un libro de los años 70 lleno de tipografías decimonónicas, Miquel Vila descubrió que un tal Midolle había creado un abecedario dedicado a personajes ilustres (le dio la M a Mozart, la G a Goethe…). Pero no había un solo número entre esas letras y Vila decidió completar la serie con esta numerografía.

«Estos alfabetos nunca contenian los numerales por algun motivo que desconozco. Quizá no les interesaba diseñarlos porque solo los trabajaban por estética y no valía la pena invertir tiempo en ellos» piensa el diseñador. «Así que me pareció intresante rendir un pequeño homenaje a estos diseñadores y seguir su obra para que no se pierda en el tiempo. Esto es lo que he hecho: recuperar un alfabeto antiguo perdido e intentar acabar lo que dejaron a medias o no quisieron acabar».

En cada número hay un apellido o una palabra. ¿Por qué?

El alfabeto original que tomé otorgaba a cada letra un personaje ilustre de aquella época. Como no podía otorgar un personaje ilustre a un número, pensé en dedicarlos a gente importante en mi vida o en este proyecto en concreto. Así que fui preguntando a mis amigos y a personas de mi familia cuáles eran sus números preferidos, se los fui otorgando y puse su apellido en cada uno. También hay un detalle para Midolle: a él le dedico el número 0, el número que da comienzo a todo.

Aunque, por supuesto, respetando las excentricidades que Midolle hizo: cuando un apellido no le cabía porque era demasiado largo, lo ponía en minúsculas y así ganaba espacio. Me pareció una solución muy chapucera, pero que le da su encanto.

¿Qué representan estas texturas?

Son texturas que intentaban seguir lo que hacía Midolle hasta que me cansé y decidí darle un toque más multicultural. Entonces empecé a mirar diferentes culturas, distintas religiones y sus respectivas arquitecturas (japonesa, musulmana). Se nota especialmente la influencia asiática en el pattern superior del 8 y del 3.

¿Por qué le has dado este amarillo?

Al principio no iba a utilizar este color. Estuve probando varias combinaciones de colores pero no funcionaban porque no permitían ver los detalles de la ilustración. Así que opté por el amarillo porque era el que más contrastaba y permitía ver bien los detalles. Además, el color amarillo, con varias tonalidades y sombras, le daba un rollo barroco kitsch que parecía que iba con las ilustraciones (aunque bromeaba con algunos amigos de que podría ser también un homenaje en clave a los presos políticos catalanes).

¿Tiene nombre esta tipografía?

No puedo darle nombre porque parecería que me estoy apropiado de su trabajo. Je, je.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una propuesta anti institucional para los vinos de Cataluña
El escarabajo veloz
Los 5 posts más vistos de la semana
Los 6 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *