fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
17 de abril 2013    /   BRANDED CONTENT
 

Miranda Makaroff y la incapacidad para la quietud

17 de abril 2013    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

makaroff
Es posible que la genética predisponga. En el caso de Miranda Makaroff, cuenta con padres que han estado desde siempre en plena batalla creativa. Lo que está claro es que lo que tiene seguro efecto en la productividad es la acción. Hace años que la Makaroff no para quieta. Diseña, ilustra, escribe, actúa y pincha. Se dice que a veces duerme, pero echando cuentas con las horas que tiene el día, parece que lo suyo es más de tener la mente en marcha que de detenerse.
Salir a la calle a hacer deporte es, en esencia, muy similar para todas las personas. Es uno mismo quien establece el nivel al que se va a colocar y, a partir de ahí, la lucha, el reto, es personal y de superación de los propios límites. Con Live With Fire, Reebok quiso aliarse con la cotidianeidad. Se trata de aplicar el mismo espíritu de superación, el mismo esfuerzo a cada acción del día.
Makaroff es una de las caras de Live With Fire, la nueva campaña de Reebok con la que la marca pretende transferir esa filosofía del deporte a todas las parcelas de la vida. «Necesito emplear toda mi energía en aquello que estoy haciendo. Lo hago todo con una tremenda pasión», asegura. Work hard, party hard, que dicen por ahí. Por eso ha unido sus destinos a los de la marca deportiva.
Según esos principios, según esas reglas, la ilustradora aprovecha cada segundo de sus días. Confiesa que no podría estar sin probar a hacer cosas muy diferentes. Es una enemiga de la uniformidad y la monotonía. A su edad (nació en 1984), la energía le rebosa y ella ha decidido hacer de su jornada un constante reto creativo.
Es hija de los años ochenta y los noventa. Fue entonces cuando sus padres se convirtieron en referencia cultural y es por eso por lo que el revival que ahora vive es de índole casi genético. Las zapatillas Reebok que suele elegir son una relectura de las clásicas de esas décadas. Es la traslación del «como en casa, en ningún sitio» proyectado en sus propios pies.
A partir de aquí, es decir, con zapatillas nuevas que guiñan un ojo a lo clásico, y una actitud totalmente renovadora, comienza la explosión creativa cotidiana de la Makaroff. A partir de aquí, ilustración, diseño de moda, bloguerismo compulsivo y la materialización de lo que ya contaba Cindy Lauper: «Girls just wanna have fun».
Reebok__0010_Miranda_imageblock

makaroff
Es posible que la genética predisponga. En el caso de Miranda Makaroff, cuenta con padres que han estado desde siempre en plena batalla creativa. Lo que está claro es que lo que tiene seguro efecto en la productividad es la acción. Hace años que la Makaroff no para quieta. Diseña, ilustra, escribe, actúa y pincha. Se dice que a veces duerme, pero echando cuentas con las horas que tiene el día, parece que lo suyo es más de tener la mente en marcha que de detenerse.
Salir a la calle a hacer deporte es, en esencia, muy similar para todas las personas. Es uno mismo quien establece el nivel al que se va a colocar y, a partir de ahí, la lucha, el reto, es personal y de superación de los propios límites. Con Live With Fire, Reebok quiso aliarse con la cotidianeidad. Se trata de aplicar el mismo espíritu de superación, el mismo esfuerzo a cada acción del día.
Makaroff es una de las caras de Live With Fire, la nueva campaña de Reebok con la que la marca pretende transferir esa filosofía del deporte a todas las parcelas de la vida. «Necesito emplear toda mi energía en aquello que estoy haciendo. Lo hago todo con una tremenda pasión», asegura. Work hard, party hard, que dicen por ahí. Por eso ha unido sus destinos a los de la marca deportiva.
Según esos principios, según esas reglas, la ilustradora aprovecha cada segundo de sus días. Confiesa que no podría estar sin probar a hacer cosas muy diferentes. Es una enemiga de la uniformidad y la monotonía. A su edad (nació en 1984), la energía le rebosa y ella ha decidido hacer de su jornada un constante reto creativo.
Es hija de los años ochenta y los noventa. Fue entonces cuando sus padres se convirtieron en referencia cultural y es por eso por lo que el revival que ahora vive es de índole casi genético. Las zapatillas Reebok que suele elegir son una relectura de las clásicas de esas décadas. Es la traslación del «como en casa, en ningún sitio» proyectado en sus propios pies.
A partir de aquí, es decir, con zapatillas nuevas que guiñan un ojo a lo clásico, y una actitud totalmente renovadora, comienza la explosión creativa cotidiana de la Makaroff. A partir de aquí, ilustración, diseño de moda, bloguerismo compulsivo y la materialización de lo que ya contaba Cindy Lauper: «Girls just wanna have fun».
Reebok__0010_Miranda_imageblock

Compártelo twitter facebook whatsapp
Hay un camello cerca de usted (II)
#YoConfieso, una canción escrita con tweets
'Ser sangre': descomponiendo el álbum familiar
Serendipity Polaroid
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • No entiendo este artículo. Gente que no para y que lucha contra la monotonía, que exprime sus días y no para de innovar creativamente y en muchos otros ámbitos hay mucha. Eso sí, les falta lo que encabeza el artículo: unos padres ya metidos en el mundillo.

    • El artículo no está mal pero no olvides dececpión que es un post patrocinado!!! ES un anuncio que permite que este medio pueda sacar a toda esa gente maravillosa e innovadora..

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *