21 de febrero 2013    /   IDEAS
por
 

Mirar anuncios, la fórmula para apadrinar niños que propone Grinbuzz.com

21 de febrero 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

huellaNi un euro al día ni una cuota mensual o anual. La fórmula para apadrinar niños que propone Grinbuzz.com no pasa por destinar dinero de forma periódica. Lo único que piden es tiempo. Unos 20 a 30 segundos diarios. Es lo que dura de media un spot de uno de sus anunciantes.

Porque cada vez que alguna de las personas registradas en su web (padrinos y madrinas, como los llaman en Grinbuzz) mira uno de estos anuncios, está expresando su voluntad de que la mayor parte del dinero ingresado por esa publicidad se destine a apadrinar a un niño. En concreto, el 80%.
Para apadrinar a un niño durante un mes, es necesario alcanzar un determinado número de ‘huellas’. “Cuando hablamos de campaña nos referimos a cada publicación que se realiza en la web para solicitar un apadrinamiento. Para cada campaña establecemos una cantidad de huellas necesarias para realizarla y el número de huellas que aporta cada visionado de un anuncio”.
Con cada visionado, el usuario contribuye a proporcionar huellas a una campaña. Cuando se alcanza el número de huellas en cuestión, Grinbuzz.com realiza el pago de la cuota mensual a la ONG encargada del proyecto. “Hemos elegido a la Fundación Vicente Ferrer, World Vision y Global Humanitaria porque queremos ayudar especialmente a los niños y niñas que están desfavorecidos. Esto no nos impide que en el futuro podamos colaborar también con otras ONGs, apoyando diversas causas”, explican en su web.

Grinbuzz garantiza que las cuotas de apadrinamiento de cada niño se realizan mes a mes hasta que este alcanza su mayoría de edad. Como explica su fundador, Marcelo Rodríguez, “cada vez que empieza un mes natural, todas las campañas son destinadas a cubrir las cuotas del mes siguiente de los niños y niñas que ya estamos apadrinando. Por ejemplo, cuando empiece marzo, lo primero que haremos será cubrir las cuotas de abril de los once niños que ya apadrinamos. Una vez terminado con esto, si nos quedan días de marzo por delante, entonces apadrinamos niños nuevos hasta que termine el mes. Y en abril, vuelta empezar”.
Dice Marcelo que la idea de crear Grinbuzz.com se le ocurrió cuando era niño. “Como a los nueve años, me pregunté cómo sería mi vida si al nacer me hubieran cambiado de familia por equivocación. Me contesté esa pregunta infinidad de veces, imaginándome vidas diferentes, historias diferentes. Y hubo algunas que no me gustaron tanto. Por eso, 28 años después, he dejado mi profesión para hacer que al menos un niño o niña no viva esas historias que no me gustaban para mí. Y lo bueno de haberlo hecho, es que ya estamos dándole la vuela a 11 historias, que por suerte tendrán mejores finales”.
Lo de vincular el apadrinamiento de niños con la publicidad se le ocurrió más tarde aunque reconoce que le resultó bastante sencillo encontrarla la relación entre ambos mundos: “Las empresas invierten mucho esfuerzo y dinero para llegar a los consumidores. Y los consumidores, se sienten impactados por infinidad de publicidad a diario y tratan de esquivarla. Lo que pretende Grinbuzz.com es hacer el trabajo más fácil para ambas partes: a una le damos un ámbito para que pueda promocionarse y a los consumidores les damos la posibilidad de ver publicidad voluntariamente. Ambas partes vinculadas para resolver algo que no nos gusta a nadie, como es la mortalidad y explotación infantil en todos los ámbitos”.
 
Gracias por la pista, Majé López!
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

huellaNi un euro al día ni una cuota mensual o anual. La fórmula para apadrinar niños que propone Grinbuzz.com no pasa por destinar dinero de forma periódica. Lo único que piden es tiempo. Unos 20 a 30 segundos diarios. Es lo que dura de media un spot de uno de sus anunciantes.

Porque cada vez que alguna de las personas registradas en su web (padrinos y madrinas, como los llaman en Grinbuzz) mira uno de estos anuncios, está expresando su voluntad de que la mayor parte del dinero ingresado por esa publicidad se destine a apadrinar a un niño. En concreto, el 80%.
Para apadrinar a un niño durante un mes, es necesario alcanzar un determinado número de ‘huellas’. “Cuando hablamos de campaña nos referimos a cada publicación que se realiza en la web para solicitar un apadrinamiento. Para cada campaña establecemos una cantidad de huellas necesarias para realizarla y el número de huellas que aporta cada visionado de un anuncio”.
Con cada visionado, el usuario contribuye a proporcionar huellas a una campaña. Cuando se alcanza el número de huellas en cuestión, Grinbuzz.com realiza el pago de la cuota mensual a la ONG encargada del proyecto. “Hemos elegido a la Fundación Vicente Ferrer, World Vision y Global Humanitaria porque queremos ayudar especialmente a los niños y niñas que están desfavorecidos. Esto no nos impide que en el futuro podamos colaborar también con otras ONGs, apoyando diversas causas”, explican en su web.

Grinbuzz garantiza que las cuotas de apadrinamiento de cada niño se realizan mes a mes hasta que este alcanza su mayoría de edad. Como explica su fundador, Marcelo Rodríguez, “cada vez que empieza un mes natural, todas las campañas son destinadas a cubrir las cuotas del mes siguiente de los niños y niñas que ya estamos apadrinando. Por ejemplo, cuando empiece marzo, lo primero que haremos será cubrir las cuotas de abril de los once niños que ya apadrinamos. Una vez terminado con esto, si nos quedan días de marzo por delante, entonces apadrinamos niños nuevos hasta que termine el mes. Y en abril, vuelta empezar”.
Dice Marcelo que la idea de crear Grinbuzz.com se le ocurrió cuando era niño. “Como a los nueve años, me pregunté cómo sería mi vida si al nacer me hubieran cambiado de familia por equivocación. Me contesté esa pregunta infinidad de veces, imaginándome vidas diferentes, historias diferentes. Y hubo algunas que no me gustaron tanto. Por eso, 28 años después, he dejado mi profesión para hacer que al menos un niño o niña no viva esas historias que no me gustaban para mí. Y lo bueno de haberlo hecho, es que ya estamos dándole la vuela a 11 historias, que por suerte tendrán mejores finales”.
Lo de vincular el apadrinamiento de niños con la publicidad se le ocurrió más tarde aunque reconoce que le resultó bastante sencillo encontrarla la relación entre ambos mundos: “Las empresas invierten mucho esfuerzo y dinero para llegar a los consumidores. Y los consumidores, se sienten impactados por infinidad de publicidad a diario y tratan de esquivarla. Lo que pretende Grinbuzz.com es hacer el trabajo más fácil para ambas partes: a una le damos un ámbito para que pueda promocionarse y a los consumidores les damos la posibilidad de ver publicidad voluntariamente. Ambas partes vinculadas para resolver algo que no nos gusta a nadie, como es la mortalidad y explotación infantil en todos los ámbitos”.
 
Gracias por la pista, Majé López!
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El optimismo es bueno para tu salud; el exceso de optimismo, no lo es
El hombre que conspiró en nombre de la paz
¿Y si tu curriculum no fuera tan importante como crees?
Lo que los medios ocultan (y lo hacen por tu bien)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad