Publicado: 31 de julio 2023 10:31  /   CREATIVIDAD
por
 Fotos: Free Form Style

Moda adaptativa para romper barreras

Prendas que hacen que el acto de vestirse se vuelva más sencillo. Prendas que se adaptan a las necesidades de quienes tienen limitaciones físicas o perceptivas y sensoriales. En jerga, 'adaptive fashion', es decir moda adaptativa.

Publicado: 31 de julio 2023 10:31  /   CREATIVIDAD     por          Fotos: Free Form Style
Compártelo twitter facebook whatsapp
Moda adaptativa

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 15 % de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad. No se trata de un nicho pequeño, sino de la minoría más grande del mundo, además de una categoría en la que cualquiera de nosotros puede encontrarse en algún momento; al fin y al cabo, nunca se sabe lo que puede pasar en la vida. Esa discapacidad hace que gestos tan simples como ajustar las trabillas de un cinturón o abotonarse una camisa se conviertan en tareas realmente complicadas.

Moda adaptativa que rompe barreras

Las personas que están en silla de ruedas necesitan tejidos elásticos para poder moverse con mayor facilidad a lo largo de la jornada; las personas con miembros amputados necesitan cremalleras y aberturas, tanto en pantalones como en camisas y sudaderas, para poder cambiar en cualquier momento la longitud de mangas y perneras a tres niveles (quienes llevan prótesis pueden necesitar quitárselas a lo largo del día y, de esta manera, resulta más fácil hacerlo sin tener que pedir ayuda a otra persona).

En una sociedad que está cambiando, que quiere ser más inclusiva, más abierta a la complejidad y menos estricta en cuanto a tallas o modelos de belleza a los que aspirar, la moda adaptativa se vuelve imprescindible.

DIGNIFICAR TODO TIPO DE CUERPOS

Las marcas que ofrecen prendas adaptativas tienen nombres como IZ Adaptive, Abilitee, So Yes, Tommy Adaptive, y el mérito de sus creadores es abrir la puerta a la moda funcional y estéticamente agradable, pero aún queda mucho camino por recorrer. ¿Imaginas lo guay que sería un bolso de ostomía de LV o Chanel? La moda adaptativa es como la madriguera del conejo blanco de Alicia, donde lo que es no es y lo que es es.

Así, las pinzas para catéteres son de colores vivos, los cinturones para bombas de insulina parecen cinturones de verdad (Abilitee), las faldas están diseñadas para sentarse en sillas de ruedas, los pantalones tienen cinturas elásticas y las chaquetas, con cremalleras magnéticas, se pueden poner usando solo una mano (So Yes).

Moda adaptativa que rompe barreras

Los vaqueros boyfriend de corte relajado tienen cierres de velcro, prácticos y disimulados; los vestidos cruzados tienen cierres magnéticos, mientras que las camisetas no llevan etiquetas y están acabadas con costuras planas para mayor comodidad sensorial (Tommy Adaptive).

PONER EL DISEÑO AL SERVICIO DE LA DISCAPACIDAD TAMBIÉN PUEDE CREAR NUEVAS OPORTUNIDADES

Durante la Semana de la Moda de Nueva York de 2014, la diseñadora Carrie Hammer llevó por primera vez el tema de la discapacidad a las pasarelas de la Gran Manzana —el desfile, titulado Role Models Not Runway Models, incluyó a empresarias, directoras ejecutivas y a la primera modelo en silla de ruedas—, y en mayo de 2023, en la pasarela 080 Barcelona Fashion vimos desfilar a modelos con discapacidad gracias a la colaboración de la marca inclusiva Free Form Style con el diseñador Manuel Bolaño.

El sector se ha abierto a la diversidad, pero aún queda mucho por hacer; necesitamos superar la rareza y la exclusividad, y transformar la moda adaptativa en algo habitual y generalizado, que todos puedan utilizar, que sea algo cotidiano.
[pullquote]«Queremos hacer mucho ruido para que la industria se dé cuenta de que también hay otras modas que, aunque sean minoritarias, representan la minoría más grande».
Marina Vergés y Carolina Asensio, fundadoras de Free Form Style[/pullquote]

Moda adaptativa que rompe barreras

Moda adaptativa que rompe barreras

Porque un vestido no es un simple envoltorio. El acto de vestirse tiene implicaciones profundas y autodeterminantes para el individuo, incluidas las personas con discapacidad.

GUSTARSE Y NO SOLO VESTIRSE: SENTIRSE INCLUIDO PARA SENTIRSE BIEN  

Un vestido es un poderoso medio inclusivo, es capaz de satisfacer la necesidad innata de gustarse a uno mismo (que, entre otras cosas, es un derecho inalienable de toda persona), porque lo que nos ponemos es mucho más que un trozo de tela: es la manifestación de un deseo y un derecho —al fin y al cabo, la moda consiste en vestir el cuerpo que uno tiene, y todo cuerpo debe tener a su disposición las herramientas necesarias para contar su historia y realzarse—, y precisamente por eso ha nacido y tiene que difundirse la moda adaptativa.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 15 % de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad. No se trata de un nicho pequeño, sino de la minoría más grande del mundo, además de una categoría en la que cualquiera de nosotros puede encontrarse en algún momento; al fin y al cabo, nunca se sabe lo que puede pasar en la vida. Esa discapacidad hace que gestos tan simples como ajustar las trabillas de un cinturón o abotonarse una camisa se conviertan en tareas realmente complicadas.

Moda adaptativa que rompe barreras

Las personas que están en silla de ruedas necesitan tejidos elásticos para poder moverse con mayor facilidad a lo largo de la jornada; las personas con miembros amputados necesitan cremalleras y aberturas, tanto en pantalones como en camisas y sudaderas, para poder cambiar en cualquier momento la longitud de mangas y perneras a tres niveles (quienes llevan prótesis pueden necesitar quitárselas a lo largo del día y, de esta manera, resulta más fácil hacerlo sin tener que pedir ayuda a otra persona).

En una sociedad que está cambiando, que quiere ser más inclusiva, más abierta a la complejidad y menos estricta en cuanto a tallas o modelos de belleza a los que aspirar, la moda adaptativa se vuelve imprescindible.

DIGNIFICAR TODO TIPO DE CUERPOS

Las marcas que ofrecen prendas adaptativas tienen nombres como IZ Adaptive, Abilitee, So Yes, Tommy Adaptive, y el mérito de sus creadores es abrir la puerta a la moda funcional y estéticamente agradable, pero aún queda mucho camino por recorrer. ¿Imaginas lo guay que sería un bolso de ostomía de LV o Chanel? La moda adaptativa es como la madriguera del conejo blanco de Alicia, donde lo que es no es y lo que es es.

Así, las pinzas para catéteres son de colores vivos, los cinturones para bombas de insulina parecen cinturones de verdad (Abilitee), las faldas están diseñadas para sentarse en sillas de ruedas, los pantalones tienen cinturas elásticas y las chaquetas, con cremalleras magnéticas, se pueden poner usando solo una mano (So Yes).

Moda adaptativa que rompe barreras

Los vaqueros boyfriend de corte relajado tienen cierres de velcro, prácticos y disimulados; los vestidos cruzados tienen cierres magnéticos, mientras que las camisetas no llevan etiquetas y están acabadas con costuras planas para mayor comodidad sensorial (Tommy Adaptive).

PONER EL DISEÑO AL SERVICIO DE LA DISCAPACIDAD TAMBIÉN PUEDE CREAR NUEVAS OPORTUNIDADES

Durante la Semana de la Moda de Nueva York de 2014, la diseñadora Carrie Hammer llevó por primera vez el tema de la discapacidad a las pasarelas de la Gran Manzana —el desfile, titulado Role Models Not Runway Models, incluyó a empresarias, directoras ejecutivas y a la primera modelo en silla de ruedas—, y en mayo de 2023, en la pasarela 080 Barcelona Fashion vimos desfilar a modelos con discapacidad gracias a la colaboración de la marca inclusiva Free Form Style con el diseñador Manuel Bolaño.

El sector se ha abierto a la diversidad, pero aún queda mucho por hacer; necesitamos superar la rareza y la exclusividad, y transformar la moda adaptativa en algo habitual y generalizado, que todos puedan utilizar, que sea algo cotidiano.
[pullquote]«Queremos hacer mucho ruido para que la industria se dé cuenta de que también hay otras modas que, aunque sean minoritarias, representan la minoría más grande».
Marina Vergés y Carolina Asensio, fundadoras de Free Form Style[/pullquote]

Moda adaptativa que rompe barreras

Moda adaptativa que rompe barreras

Porque un vestido no es un simple envoltorio. El acto de vestirse tiene implicaciones profundas y autodeterminantes para el individuo, incluidas las personas con discapacidad.

GUSTARSE Y NO SOLO VESTIRSE: SENTIRSE INCLUIDO PARA SENTIRSE BIEN  

Un vestido es un poderoso medio inclusivo, es capaz de satisfacer la necesidad innata de gustarse a uno mismo (que, entre otras cosas, es un derecho inalienable de toda persona), porque lo que nos ponemos es mucho más que un trozo de tela: es la manifestación de un deseo y un derecho —al fin y al cabo, la moda consiste en vestir el cuerpo que uno tiene, y todo cuerpo debe tener a su disposición las herramientas necesarias para contar su historia y realzarse—, y precisamente por eso ha nacido y tiene que difundirse la moda adaptativa.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ferran Adrià: «La gran revolución del futuro va a ser reconocer que el comensal es también cocinero»
Un método creativo que aleja al director de arte de su zona de confort
Mauricio Gelves: lecciones para convertirse en un nómada digital
El año 2000 visto por los ojos del 1900
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp