fbpx
13 de junio 2012    /   CINE/TV
por
 

Para ti la peseta, y otros juegos de Modern Family

13 de junio 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Por qué nos gusta Modern Family? (Suponiendo que no odies la cámara inquieta). Nos gusta porque los personajes tienen los problemas de tu familia o la mía, con mejor iluminación y sonido, y mejores guiones.

LA FAMILIA EN EL DRAMA Y LA COMEDIA

Muchas series norteamericanas toman como núcleo dramático una familia. Por un lado están las familias que ven amenazada su integridad por uno de los miembros o por las circunstancias. Son argumentos para dramas poderosos como Los Soprano, Breaking Bad, Homeland

Por otro lado están las historias de construcción o reconstrucción o reajuste una familia. Estos son los estados favoritos de la sitcom desde los tiempos de Primos Lejanos o Frasier a las sofisticadas How I Met Your Mother o Modern Family.

EL REAJUSTE Y LOS ROCES

El reajuste se desarrolla mediante juegos del tipo “todo lo tengo que hacer yo”, “no cuentas las cosas como son”, “tengo derecho”… Juegos que todos conocemos porque somos víctimas, jueces y verdugos según las circunstancias.

NO SOY TU PADRE, PERO COMO SI LO FUERA

Cada personaje de Modern Family lucha por mantener un rol o aceptar el adquirido por su posición (ser padre, ser hijo, ser adoptado…) Cuando se adquiere una posición, aunque suponga una carga, puede ser más cómodo mantenerlo que renunciar.

Un ejemplo de rol aceptado, lo tenemos en Jay Pritchett, que se siente como padre de Manny (el hijo de su esposa). Cuando el padre natural del niño aparece, a Jay le duele ser ignorado por su hijastro.

Jay confiesa a la cámara su impotencia y malestar ante el «hombre que miraba fijamente a los caballos» y predice quién ganará la carrera.

QUIERO LOS PLATOS LIMPIOS, YA

En ocasiones el rol supone escenificar melodramas. El chantaje emocional crea juego. Establecer quién se encarga de ciertas tareas domésticas puede convertirse en un campo de batalla. ¿Ventaja? Al igual que en los rituales, los participantes saben qué deben hacer y qué deben decir.

La limpieza de los platos es una secuencia de Cameron y Mitchell que ejemplifica el melodrama de muchas familias. Cameron acumula los platos en el fregadero esperando que Mitchell, maniático de la limpieza, haga el trabajo. Pero Mitchell contiene su afán de limpieza. Cameron tiene que pasar al plan B: mostrar su espíritu dramático para ablandar el corazón de Mitchell.

Lo que Mitchell ignora es que el comportamiento adolescente de Cameron es una reacción al egoísmo de Mitchell en otras situaciones.

PARA TI LA PESETA

En el supermercado, Phil tontea con una jovencita, y empuja el carrito haciendo caer a Claire sobre un montón de latas, justo cuando intentaba colocarse un zapato. Cuando Phil cuenta la historia a los hijos, Claire parece tan culpable del accidente como estúpida. Claire rebate a su marido.

“Tienes razón” dice Phil con el tono de “para ti la peseta”. Los hijos se posicionan contra la madre. ¡Ella se siente tan impotente para hacer valer su versión! No es la primera vez que Claire siente que le dan la razón como a las locas.

Querer tener la razón es el motor que alimenta muchas de las tramas de Modern Family. Los adultos parecen adeptos al juego de “te lo dije”.

PERDONO, PERO NO OLVIDO

La decepción, el dolor, el rencor y cosas que nunca se dijeron, se manifiestan de muchas maneras. Incluso a través de la boca de un niño inocente.

En Modern Family se guardan fechas y momentos esperando para ser soltados en el momento oportuno.

¿POR QUÉ ELLA Y NO YO?

“Él o ella puede y yo no, ¡no es justo!” o “la quieres más a ella que a mi” es una realidad en muchas familias.

Incluso Gloria-Sofía Vergara tiene que luchar contra Stella, la perrita de Jay, que recibe de su dueño mayor atención que ella misma y que Manny.

LO HAGO PORQUE TE QUIERO, NO PORQUE ME GUSTE

Las revistas de ‘psicología’, de moda y del corazón venden que las parejas deben compartir actividades. Modern Family nos recuerda que compartir actividades puede resultar frustrante para las parejas. Como que Mitchell y Cameron sean incapaces de compartir una dieta o que Claire vea apoyada sus causas por sus hijos y su marido.

Estos son algunos de los juegos familiares de Jay y sus hijos y sus parejas. Nuestros juegos, juegos de toda la vida. Por eso, cuando vemos un capítulo de Modern Family sabemos que nos estamos riendo de nosotros mismos.

¿Por qué nos gusta Modern Family? (Suponiendo que no odies la cámara inquieta). Nos gusta porque los personajes tienen los problemas de tu familia o la mía, con mejor iluminación y sonido, y mejores guiones.

LA FAMILIA EN EL DRAMA Y LA COMEDIA

Muchas series norteamericanas toman como núcleo dramático una familia. Por un lado están las familias que ven amenazada su integridad por uno de los miembros o por las circunstancias. Son argumentos para dramas poderosos como Los Soprano, Breaking Bad, Homeland

Por otro lado están las historias de construcción o reconstrucción o reajuste una familia. Estos son los estados favoritos de la sitcom desde los tiempos de Primos Lejanos o Frasier a las sofisticadas How I Met Your Mother o Modern Family.

EL REAJUSTE Y LOS ROCES

El reajuste se desarrolla mediante juegos del tipo “todo lo tengo que hacer yo”, “no cuentas las cosas como son”, “tengo derecho”… Juegos que todos conocemos porque somos víctimas, jueces y verdugos según las circunstancias.

NO SOY TU PADRE, PERO COMO SI LO FUERA

Cada personaje de Modern Family lucha por mantener un rol o aceptar el adquirido por su posición (ser padre, ser hijo, ser adoptado…) Cuando se adquiere una posición, aunque suponga una carga, puede ser más cómodo mantenerlo que renunciar.

Un ejemplo de rol aceptado, lo tenemos en Jay Pritchett, que se siente como padre de Manny (el hijo de su esposa). Cuando el padre natural del niño aparece, a Jay le duele ser ignorado por su hijastro.

Jay confiesa a la cámara su impotencia y malestar ante el «hombre que miraba fijamente a los caballos» y predice quién ganará la carrera.

QUIERO LOS PLATOS LIMPIOS, YA

En ocasiones el rol supone escenificar melodramas. El chantaje emocional crea juego. Establecer quién se encarga de ciertas tareas domésticas puede convertirse en un campo de batalla. ¿Ventaja? Al igual que en los rituales, los participantes saben qué deben hacer y qué deben decir.

La limpieza de los platos es una secuencia de Cameron y Mitchell que ejemplifica el melodrama de muchas familias. Cameron acumula los platos en el fregadero esperando que Mitchell, maniático de la limpieza, haga el trabajo. Pero Mitchell contiene su afán de limpieza. Cameron tiene que pasar al plan B: mostrar su espíritu dramático para ablandar el corazón de Mitchell.

Lo que Mitchell ignora es que el comportamiento adolescente de Cameron es una reacción al egoísmo de Mitchell en otras situaciones.

PARA TI LA PESETA

En el supermercado, Phil tontea con una jovencita, y empuja el carrito haciendo caer a Claire sobre un montón de latas, justo cuando intentaba colocarse un zapato. Cuando Phil cuenta la historia a los hijos, Claire parece tan culpable del accidente como estúpida. Claire rebate a su marido.

“Tienes razón” dice Phil con el tono de “para ti la peseta”. Los hijos se posicionan contra la madre. ¡Ella se siente tan impotente para hacer valer su versión! No es la primera vez que Claire siente que le dan la razón como a las locas.

Querer tener la razón es el motor que alimenta muchas de las tramas de Modern Family. Los adultos parecen adeptos al juego de “te lo dije”.

PERDONO, PERO NO OLVIDO

La decepción, el dolor, el rencor y cosas que nunca se dijeron, se manifiestan de muchas maneras. Incluso a través de la boca de un niño inocente.

En Modern Family se guardan fechas y momentos esperando para ser soltados en el momento oportuno.

¿POR QUÉ ELLA Y NO YO?

“Él o ella puede y yo no, ¡no es justo!” o “la quieres más a ella que a mi” es una realidad en muchas familias.

Incluso Gloria-Sofía Vergara tiene que luchar contra Stella, la perrita de Jay, que recibe de su dueño mayor atención que ella misma y que Manny.

LO HAGO PORQUE TE QUIERO, NO PORQUE ME GUSTE

Las revistas de ‘psicología’, de moda y del corazón venden que las parejas deben compartir actividades. Modern Family nos recuerda que compartir actividades puede resultar frustrante para las parejas. Como que Mitchell y Cameron sean incapaces de compartir una dieta o que Claire vea apoyada sus causas por sus hijos y su marido.

Estos son algunos de los juegos familiares de Jay y sus hijos y sus parejas. Nuestros juegos, juegos de toda la vida. Por eso, cuando vemos un capítulo de Modern Family sabemos que nos estamos riendo de nosotros mismos.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo que ves en televisión no depende de ti (ni de la televisión)
La cruda vida de un payaso
Sheldon y el teorema de la risa enlatada
Storytel: un Netflix para leer con los oídos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • «Lo de lo hago porque te quiero no porque me guste» me parece el camino más rápido para romper una pareja. Muy bueno tu artículo y bien visto.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *