29 de abril 2011    /   BUSINESS
por
 

¿Monárquico? ¿Republicano? The Guardian ofrece estas dos versiones ante la boda real

29 de abril 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Llegó el día de la boda. William y Kate se casaron. El pasado viernes, en el Reino Unido, el nivel de lágrimas de emoción y las cotas de bilis estuvieron por las nubes. Unos lloraron de felicidad. Otros tuvieron que aguantar un insoportable dolor de hígado al verse sometidos a este empacho informativo de modelitos, peinaditos, principitos y amores de cuento… ¡O no!

Hay alguien que tuvo consideración con las distintas ideologías que dividieron al país ese día. The Guardian ofreció al lector, en la home de su web, la posibilidad de elegir entre una versión para monárquicos y una versión para republicanos.

 

Esta es la home que apareció el viernes en The Guardian.

 

Pero ¡atención! Mira la esquina superior derecha («Republicanos clic aquí»).

 

 

Al hacer clic pasa a una home donde no hay noticias sobre la boda real. ¿Para qué bombardear y hastiar a una persona que no le interesa el evento?

 

 

La propuesta es reversible. La versión republicana ofrece la opción de pasar, de nuevo, al periódico para monárquicos.

 

 

Humor británico, sentido común universal y un ejemplo admirable de periodismo digital. ¡Chapeau!

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.


Llegó el día de la boda. William y Kate se casaron. El pasado viernes, en el Reino Unido, el nivel de lágrimas de emoción y las cotas de bilis estuvieron por las nubes. Unos lloraron de felicidad. Otros tuvieron que aguantar un insoportable dolor de hígado al verse sometidos a este empacho informativo de modelitos, peinaditos, principitos y amores de cuento… ¡O no!

Hay alguien que tuvo consideración con las distintas ideologías que dividieron al país ese día. The Guardian ofreció al lector, en la home de su web, la posibilidad de elegir entre una versión para monárquicos y una versión para republicanos.

 

Esta es la home que apareció el viernes en The Guardian.

 

Pero ¡atención! Mira la esquina superior derecha («Republicanos clic aquí»).

 

 

Al hacer clic pasa a una home donde no hay noticias sobre la boda real. ¿Para qué bombardear y hastiar a una persona que no le interesa el evento?

 

 

La propuesta es reversible. La versión republicana ofrece la opción de pasar, de nuevo, al periódico para monárquicos.

 

 

Humor británico, sentido común universal y un ejemplo admirable de periodismo digital. ¡Chapeau!

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una novela de 'Elige tu propia aventura' para adultos
«Algo estaremos haciendo mal al enseñar ciencias para que las niñas no se animen a estudiarlas»
Turismo crea una plataforma colaborativa para promocionar España
China no es sólo la fábrica del mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Estupendo artículo. Bravo por The Guardian. Ciertos acontecimientos saturan tanto al lector que es una gran idea poder quitarlos de en medio.
    Es un poco vergonzosa la excesiva cobertura que se le ha dado aquí en España a la boda real inglesa. Seguro que ellos no hicieron nada parecido cuando fue la del Príncipe de Asturias.

  • ¿dónde está esa sensibilidad cada hora, cada día, cada semana con los no amantes del fútbol?
    -«…ay! (suspiro), los medios… quién sabe qué nos trairán?…»-

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies