16 de febrero 2017    /   CREATIVIDAD
por
 

Monstruo Espagueti: «Mi auténtica profesión es tocar los huevos»

16 de febrero 2017    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Vivir en el extrarradio de una gran ciudad tiene sus inconvenientes pero también sus cosas buenas. Anastasia Bengoechea incluye entre estas últimas el tiempo que invierte en transporte público para llegar desde su casa al centro de Barcelona. «Los viajes de autobús me dan para mucho». En ellos aprovecha para apuntar en una libreta todo lo que se le pasa por la cabeza.

Y sigue haciéndolo, aunque «mentalmente», cuando la invitan a un evento, conoce un lugar nuevo, se encuentra en diversas situaciones sociales… «Anoto cómo me siento y qué cosas, personas o actitudes me hacen sentir así».

De todo ese arsenal de apuntes y notas se nutren las viñetas de Monstruo Espagueti, su alter ego artístico. «Cuando me ponía a decir mis locuras, me decían que estaba poseída por el Monstruo Espagueti Volador». Esa constante comparación con el dios del Pastafarismo acabó por convencerla de que ese debía de ser su nombre de guerra.

1y2_cosasquepiensas 1y2_estaerestu

Muchas de esas viñetas, colgadas en sus perfiles de Facebook o Instagram, están recogidas ahora en papel en el libro ¡Estas fatal! que acaba de publicar Lunwerg Editores. «Como no podía ser de otro modo, este libro es un desastre. He hecho todo lo posible por dividirlo en capítulos, por crear una estructura, pero mi cabeza no funciona así. No se organizar nada. Funciono a chispazos, como los mecheros».

Sus dibujos de trazos sencillos y un tanto naíf contrastan con el humor ácido y mordaz de sus textos. Con ellos, la ilustradora se desquita. «Mi auténtica profesión es tocar los huevos. Quejarme de un modo que provoque la risa, ejerciendo así una doble tarea. El humor es la segunda mejor manera que conozco de liberarse del peso de nuestra existencia». Y se queda para sí cuál es la mejor de todas.

Para Monstruo Espagueti no existe tema tabú. Todos, tanto triviales como existenciales tienen cabida en sus historias. Hay quien la califica de filósofa moderna aunque ella se lo toma con cierta prudencia: «La filosofía existe y está muy viva y algunos filósofos han encontrado sus formas de divulgación en las redes, como es el caso de Zizek con los vídeos de Youtube», nos cuenta.

La dependencia actual de las redes sociales y los problemas derivados de la hiperconectividad están, de hecho, entre los temas más recurrentes en sus historias ilustradas. «Queremos estar informados de lo que ocurre, pero vivimos en un mundo que ama la ligereza y con leer una frase en Twitter nos basta. Por eso el formato viñeta, que es inmediato, visual y corto, funciona muy bien hoy en día».

3y4_adulto poema_brazo

Dice que sus dibujos son autobiográficos y por eso los personajes que los protagonizan son femeninos. Aunque eso no quiere decir que estén dirigidos únicamente a mujeres: «Intento plasmar mis preocupaciones y frustraciones y nunca tengo en cuenta a quien va dirigido, simplemente dibujo lo que me apetece. Creo que los mensajes pueden llegar a todos. Para mí la diferencia entre hombres y mujeres es un cuento. Aparte de las evidentes diferencias biológicas, cada vez me maravillo más de el amplio abanico de sensibilidades y características particulares que tenemos los humanos».

Se congratula de que cada vez aparezcan más mujeres viñetistas, aunque tal vez no sean aún suficientes: «Cada vez las mujeres vamos formando parte de muchos sectores de la sociedad, aunque en el mundo del humor gráfico también queda mucho por hacer y sigue siendo un terreno dominado por los hombres».

7y8_exnovios poema_wifi poema_queso

3y4_tumbas poema_pijama

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Vivir en el extrarradio de una gran ciudad tiene sus inconvenientes pero también sus cosas buenas. Anastasia Bengoechea incluye entre estas últimas el tiempo que invierte en transporte público para llegar desde su casa al centro de Barcelona. «Los viajes de autobús me dan para mucho». En ellos aprovecha para apuntar en una libreta todo lo que se le pasa por la cabeza.

Y sigue haciéndolo, aunque «mentalmente», cuando la invitan a un evento, conoce un lugar nuevo, se encuentra en diversas situaciones sociales… «Anoto cómo me siento y qué cosas, personas o actitudes me hacen sentir así».

De todo ese arsenal de apuntes y notas se nutren las viñetas de Monstruo Espagueti, su alter ego artístico. «Cuando me ponía a decir mis locuras, me decían que estaba poseída por el Monstruo Espagueti Volador». Esa constante comparación con el dios del Pastafarismo acabó por convencerla de que ese debía de ser su nombre de guerra.

1y2_cosasquepiensas 1y2_estaerestu

Muchas de esas viñetas, colgadas en sus perfiles de Facebook o Instagram, están recogidas ahora en papel en el libro ¡Estas fatal! que acaba de publicar Lunwerg Editores. «Como no podía ser de otro modo, este libro es un desastre. He hecho todo lo posible por dividirlo en capítulos, por crear una estructura, pero mi cabeza no funciona así. No se organizar nada. Funciono a chispazos, como los mecheros».

Sus dibujos de trazos sencillos y un tanto naíf contrastan con el humor ácido y mordaz de sus textos. Con ellos, la ilustradora se desquita. «Mi auténtica profesión es tocar los huevos. Quejarme de un modo que provoque la risa, ejerciendo así una doble tarea. El humor es la segunda mejor manera que conozco de liberarse del peso de nuestra existencia». Y se queda para sí cuál es la mejor de todas.

Para Monstruo Espagueti no existe tema tabú. Todos, tanto triviales como existenciales tienen cabida en sus historias. Hay quien la califica de filósofa moderna aunque ella se lo toma con cierta prudencia: «La filosofía existe y está muy viva y algunos filósofos han encontrado sus formas de divulgación en las redes, como es el caso de Zizek con los vídeos de Youtube», nos cuenta.

La dependencia actual de las redes sociales y los problemas derivados de la hiperconectividad están, de hecho, entre los temas más recurrentes en sus historias ilustradas. «Queremos estar informados de lo que ocurre, pero vivimos en un mundo que ama la ligereza y con leer una frase en Twitter nos basta. Por eso el formato viñeta, que es inmediato, visual y corto, funciona muy bien hoy en día».

3y4_adulto poema_brazo

Dice que sus dibujos son autobiográficos y por eso los personajes que los protagonizan son femeninos. Aunque eso no quiere decir que estén dirigidos únicamente a mujeres: «Intento plasmar mis preocupaciones y frustraciones y nunca tengo en cuenta a quien va dirigido, simplemente dibujo lo que me apetece. Creo que los mensajes pueden llegar a todos. Para mí la diferencia entre hombres y mujeres es un cuento. Aparte de las evidentes diferencias biológicas, cada vez me maravillo más de el amplio abanico de sensibilidades y características particulares que tenemos los humanos».

Se congratula de que cada vez aparezcan más mujeres viñetistas, aunque tal vez no sean aún suficientes: «Cada vez las mujeres vamos formando parte de muchos sectores de la sociedad, aunque en el mundo del humor gráfico también queda mucho por hacer y sigue siendo un terreno dominado por los hombres».

7y8_exnovios poema_wifi poema_queso

3y4_tumbas poema_pijama

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un cuento de navidad con crisis
Esculturas que parecen echar a volar
Puma reinventa el packaging de zapatos
Para hacer el encierro más leve, ¿quieres una revista Yorokobu?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies